FacebookTwitterYoutubeInstagramGoogle_plus

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

La salud no debe pre-ocuparnos...

pero hay que saber gestionarla. Tu cuerpo se resiente si lo alimentas mal, si no lo estimulas, si no le facilitas el descanso necesario y la motivación para vivir en positivo. Respétalo y practica el autocuidado.

¿Sabemos alimentarnos?

La ciencia ya conoce las cantidades y proporciones de la dieta humana ideal, pero nuestras comidas siguen provocando obesidad, inanición, diabetes, hipertensión, ansiedad, depresión, cáncer, etc. ¿Quieres revisar tus criterios?

Descansar no es perder el tiempo, es una buena forma de aprovecharlo para .....

restablecer el equilibrio físico/psíquico alterado. La actividad y el descanso marcan el ritmo vital de la salud. El cansancio precisa tregua y el deterioro restauración. Dyética te puede proporcionar técnicas sencillas y sorprendentes.

Sanos y fuertes

El organismo vigoroso supera mejor que el débil los entornos inestables, pero la vitalidad precisa nutrición, estímulos y una fuerte motivación para afrontar los retos del día a día. ¿Quieres diseñar tu plan de actividad?

Stop a la DIABETES

La mayoría de los diabéticos tipo 2 pueden curarse, si aprenden a comer con equilibrio, a relajarse, a mantenerse activos y a motivarse positivamente. La Escuela de Salud Dyética te explica cómo normalizar tu glucemia.

Stop a la HIPERTENSIÓN

Los HIPERTENSOS, en su mayoría, pueden normalizar sus cifras, si aprenden a comer, a relajarse, a mantenerse activos y a motivarse positivamente. La Escuela de Salud Dyética te proporciona las claves.

Stop a la OBESIDAD

Los OBESOS pueden controlar su peso a voluntad, si aprenden a comer, a relajarse, a mantenerse activos y a motivarse positivamente. La Escuela de Salud Dyética te facilita soluciones definitivas.

Stop a la DEPENDENCIA

¿Quieres ser libre e independiente? GESTIONA TU SALUD, como el principal negocio de tu vida. Dyética te ayudará a conseguirlo, enseñándote a comer, a relajarte, a mantenerte activo y a motivarte positivamente.

Mejora tu Salud en solo 10 días

Sigue con fidelidad nuestras pautas en Alimentación, Descanso, Actividad y Motivación durante 10 días consecutivos y te sorprenderán los beneficios en Salud. Nota: Si estas medicándote, deberás vigilar/adaptar tus dosis.

Hazte socio de DYÉTICA para …

-Disfrutar de tu Salud por medios naturales.
-Prevenir y curar las enfermedades crónicas.
-Alimentaros correctamente tú y tus allegados.
-Aprender a relajarte, descansar y rehabilitarte.
-Mantener una actividad física y mental saludable.
-Motivarte frente al estrés, ansiedad y depresión.
-Ahorrar en medicaciones y otros tratamientos.

Descubre
nuestros servicios
COMPENSA2
PERFIL DIETÉTICO  
MENÚ 24 HORAS
EQUILIBRADOR
EQUILIBRADOR_PLUS
RECETARIO GENERAL
DIETAS PERSONALIZADAS
Chequea
tus características físicas con los servicios de ANTROPOMETRÍA y NECESIDADES CALÓRICAS, en función de: tu edad, talla, complexión y actividad física. Consulta nuestra tabla de VALORES NUTRICIONALES.
Infórmate
de las NOVEDADES CIENTÍFICAS, sobre los TEMAS DE SALUD más candentes, que son actualizados periódicamente por el equipo médico de Dyética en la sección SALUD AL DÍA.
¿Asociarme?
Esta Escuela de Salud solo se financia con nuestras aportaciones. Tú también puedes ser socio y disfrutar de todos los servicios. Si te interesa,PULSA AQUÍ
Dyética informa
  • EL DESCANSO DESDE LA BIOLOGIA

    Todos los animales que pueblan la tierra necesitan descansar y por ello reducen su actividad cuando lo necesitan. Durmiendo se estimulan las defensas y el crecimiento, se regulan la temperatura y la presión arterial, disminuye el estrés y la tensión nerviosa, se mejoran la memoria y el aprendizaje, se potencia el equilibrio hormonal y se favorece la renovación celular. Otros afirman que el propósito del descanso es como mínimo triple: ahorrar energía, restaurar el organismo y liberarlo de los productos de desecho, que se han ido generando durante la vigilia.  El sistema nervioso de los animales superiores se ha hecho cada vez más complejo y más trascendental para el funcionamiento global del organismo, por ello exige mayor tiempo de dedicación y un mantenimiento más esmerado, con pausas y restauraciones periódicas. Las células que durante el periodo de vigilia han estado más activas han sufrido un indudable deterioro y han acumulado a su alrededor productos de desecho, derivados de los neurotransmisores y de las hormonas intervinientes en los procesos nerviosos, deben someterse a un plan de limpieza y restauración, que les permita reanudar con éxito los retos posteriores. Sigue...

  • RITMOS DEL SUEÑO SEGÚN LA EDAD

    Algunos estudios han demostrado que el patrón del sueño en los adolescentes es diferente al de niños y adultos, constatando que durante la adolescencia el ritmo circadiano o reloj biológico interno sufre un reajuste temporal y se retrasa la hora de dormir y la de levantarse. Este cambio en el ritmo circadiano puede estar relacionado con el retraso en la producción de melatonina  de los adolescentes, en comparación la de los niños y adultos, que puede dificultarles para poder seguir el modelo habitual y conciliar el sueño por las noches.  Otra explicación a su comportamiento anómalo podría estar relacionado con la mayor presión social que les estimula a rendir en los estudios y en el trabajo, frente a la que tenían en la etapa infantil, además del incremento de otras ocupaciones de tipo lúdico o deportivo que les exigen mayor dedicación de su tiempo libre. En consecuencia para los adolescentes, que normalmente sólo duermen seis o siete horas cada noche, el hecho de perder alguna hora más de sueño puede a medio plazo generar un déficit importante. A lo largo de la vida el patrón inicial del sueño sufre variaciones, siendo mucho más profundo y más extenso entre los 0 y los 3 años, reduciéndose poco a poco hasta la pubertad, se estabiliza durante la juventud y la vida del adulto, hasta hacerse más ligero y superficial a partir de los 65 años. Sigue...

  • EL DILEMA DE “DORMIR O VIVIR”

    Para muchas personas el tiempo empleado en el descanso y en el sueño es un tiempo perdido, que no ha sido dedicado al desarrollo de las actividades más nobles del ser humano y esta limitación no la aceptan de buen grado, sino con autentica resignación. De ahí que traten de reducir al máximo los tiempos destinados al sueño y se sientan orgullosos de poder ir liberándose, aunque sea parcialmente, de esa limitación o rémora biológica, más propia de los primates que del todopoderoso “Homo Sapiens”.  Los expertos afirman que el dormir es imprescindible para: Depurar y borrar de nuestro cerebro todos los registros no necesarios, que se han ido acumulando a lo largo de la vigilia. Consolidar en la memoria los nuevos conocimientos adquiridos. Neutralizar los radicales libres, que hemos concentrado durante los procesos metabólicos. Degradar las proteínas amiloideas, que pueden ser inductoras del Alzheimer. Efectuar por todo el organismo y especialmente en las neuronas las reparaciones celulares más delicadas. Restablecer los equilibrios hormonales perdidos en la vorágine diurna. Recuperar y reordenar los sistemas inmunitarios para la defensa, frente a los microorganismos, que tratan sistemáticamente de invadirnos. Sigue...

  • LA MELATONINA Y EL SUEÑO

    La hormona melatonina Diccionario* poderoso antioxidante natural, es elaborada por la glándula pineal. Su producción se lleva a cabo solo en ambiente de oscuridad, pues cuando la luz ambiental es captada por los ojos, estos emiten la correspondiente información al núcleo supraquiasmático, ubicado en el cerebro y cesa la liberación de esta hormona, que está ligada naturalmente al descanso nocturno.   La glándula pineal precisa descanso y oscuridad, de forma que la producción de melatonina se interrumpe cada vez que se enciende la luz o se incrementa la luminosidad de la habitación, aunque sí es cierto que, al reducirse nuevamente la claridad, se restablece de nuevo su producción.  Conviene también recordar que la hormona melatonina no es un producto exclusivo y nocturno de la glándula pineal, sino que también se encuentra de forma natural, aunque en pequeñas cantidades, en productos tan asequibles como: las frutas como las cerezas, fresas, moras, plátanos, etc., los tubérculos como las cebollas, los cereales como el maíz, la avena y el arroz, los frutos secos como las nueces, las plantas aromáticas como el tomillo, el té verde y la menta, y hasta en el vino tinto. De esta información se puede desprender la conveniencia de utilizar alguno de estos productos en las cenas de los que quieran o necesiten incrementar su aporte de melatonina, cuya indicación práctica puede ser la restauración y coordinación de los ritmos biológicos de la vigilia /sueño, que han podido ser alterados por el conocido “jet-lag”, que se sufre después de los vuelos transoceánicos. Sigue...

  • Y… ¿SI DUERMO MENOS HORAS?

    Se constata que el 80% de los estudiantes universitarios dedican menos horas de las necesarias al descanso y esto trae consecuencias de índole práctica. La capacidad intelectual queda mermada, porque disminuye la atención, la concentración, la memoria y la habilidad para el aprendizaje. Nos volvemos más irritables e intolerantes y aumentan las posibilidades de sufrir accidentes de todo tipo.  El sueño es necesario para gozar de buena salud, aunque no se saben cuáles son los mecanismos profundos que lo regulan. Si la eficiencia del sistema inmunitario queda reducida por déficit de sueño, somos más propensos a sufrir infecciones y a desarrollar problemas metabólicos y cardiovasculares, que nos aceleran los procesos de envejecimiento y nos acortan la vida. Investigaciones sobre la privación de sueño en las personas demuestran que pueden mejorar la eficiencia del mismo, si incrementan proporcionalmente el tiempo de las fases 3 y 4 del sueño, en el que predominan las ondas “delta”, que se caracterizan por su ritmo lento, inferior a 3 ciclos por segundo. Esta solución pudiera servir como recuperación compensatoria ante la limitación del tiempo de descanso. Sigue...

  • ¿CUÁNTO TIEMPO PARA DORMIR?

    El número promedio de horas por día que duermen los mamíferos varía sensiblemente según las diferentes especies, siendo los gatos los que pasan un 70 % de su existencia durmiendo, mientras que caballos, vacas, cabras y ovejas no llegan al 2 %. Por el contrario los primates adultos, en condiciones normales, duermen un promedio de 8 a 9 horas diarias.   Es una constatación universal que, en el ser humano desde el nacimiento hasta su muerte, el tiempo dedicado al descanso ocupa una parte importante del periodo total de su existencia. Al principio el recién nacido necesita destinar al sueño un mínimo de 20 horas diarias, que poco a poco va reduciéndolas a favor de los tiempos de vigilia.  La persona adulta dedica de promedio unas 8 horas diarias al descanso y el anciano las va incrementando paulatinamente, siguiendo pautas muy personales, en función de sus estrategias vitales y de sus particulares circunstancias de salud. El tiempo para el descanso empleado generalmente por los humanos se circunscribe a la noche, aunque muchos emplean el horario diurno forzados por sus ritmos de trabajo y esta situación con frecuencia está relacionada con diversos trastornos del sueño. Se sabe que cualquier factor físico o psíquico, que implique algún tipo de excitación emocional, puede alterar la cantidad o la calidad del sueño en una persona. Entre ellos podemos destacar la dificultad para conciliar el sueño en vísperas de un acontecimiento que consideremos importante o tras la ingesta excesiva de estimulantes como la cafeína, la teína, etc.  Algunos medicamentos también pueden ejercer un rol desestabilizador bien por exceso o por defecto en la producción de somnolencia. Sigue...

  • ¿LA SIESTA UN INVENTO DE VAGOS?

    La palabra siesta, acuñada por la lengua española tiene su origen en la voz latina "hora sexta", que señala el periodo del día comprendido entre las 12 y las 15 horas, momento para hacer una pausa en las labores cotidianas, descansar y reponer fuerzas, durante  veinte o treinta minutos, aunque algunos la prolongan  hasta dos horas. Aunque acuñada en España la siesta es practicada por todos los que en el mundo conocido se la pueden permitir. Según una encuesta telefónica realizada entre 19.000 ciudadanos en cinco países europeos, los alemanes practicaban la siesta en un 22%, los italianos un 16%, los británicos un 15%, los españoles un 9% y los portugueses un 8%.  Este resultado no indica que a la mayoría (91% ) de los españoles no les guste echarse la siesta, sino más bien que sus jornadas laborales no se lo permiten, pero está clara la preferencia de la siesta sobre el deporte, los paseos o las compras y por ello se practica con mayor asiduidad los fines de semana y durante las vacaciones. La siesta se apoya en unas sólidas razones biológicas y responde: 1º a la somnolencia natural provocada por el descenso de la sangre desde el sistema nervioso central al digestivo tras la comida;  2º a la exigencia cronobiológica del organismo después de ocho horas de actividad, tras el inicio de la jornada y de manera independiente al haber comido o no;  3º a la defensa frente a las altas temperaturas en lugares cálidos tanto del sur de Europa como en otras zonas del globo, puesto que cuando hace calor, hasta los animales retornan a sus guaridas para descansar. Sigue...

  • LOS BENEFICIOS DE LA SIESTA

    La siesta es reparadora, aumenta el rendimiento laboral, descarga la ansiedad y desbloquea la mente, no conviene prolongarla demasiado porque podría alterar el ciclo normal del sueño. La siesta es recomendable para todos los seres humanos y si para los adultos los efectos de la siesta parecen ser beneficiosos, para los niños y ancianos es un requisito fundamental.   Varios autores defienden la siesta porque potencia la memoria y la concentración, mejora el umbral de conciencia y permite realizar nuevos procesos cerebrales en un estado más despierto y porque, gracias a este descanso, se reactiva el estado de alerta, mejora la concentración y se reducen los índices de errores y accidentes de trabajo, cometidos por exceso de sueño o cansancio.  Por eso, cada vez son más numerosas las empresas que incorporan en sus reglamentos internos los beneficios de la siesta, habilitando salas para que sus empleados puedan relajarse en cómodos sillones, al estilo de las salas de descanso o "nap lounges". Según los comunicados de la Dirección General de Tráfico: “El sueño provoca casi el mismo número de muertes que el alcohol”;  “A lo largo de todo el año 2000 se produjeron por esta causa más de 35.000 accidentes con víctimas”. También en el Reino Unido, la mayoría de los accidentes de tránsito ocurren entre las dos y las cinco de la tarde por ello recomiendan que cuando el sueño asalta a un conductor, este debiera estacionar su vehículo y tomar una siesta que le puede salvar la vida. Varios organismos científicos aseguran que los beneficios aportados por la siesta superan ampliamente los tributados por cualquier otra solución médica, destacando la reducción en el riesgo cardiovascular, la disminución del estrés, la mejoría en la capacidad de concentración y el incremento en el rendimiento intelectual. Sigue... 

  • LOS EXPERTOS OPINAN DE LA SIESTA

    En la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) se propone el ejercicio de la siesta, con una dedicación suficiente para mejorar la efectividad en el trabajo de los controladores aéreos. Defienden que un descanso ayudaría a mejorar en un 34% su rendimiento y reforzaría el estado de alerta en un 54%. Descansar un rato después de la comida es una ancestral costumbre y no hay duda de que el sueño es imprescindible para garantizar la calidad de vida y mantener el estado de salud. Por ello, además de dormir lo suficiente por la noche hay que escuchar las indicaciones del cuerpo cuando nos solicita nuevo descanso mediante sensaciones de somnolencia.  Durante mucho tiempo se ha creído que la sensación de somnolencia estaba relacionada únicamente con los efectos de la digestión, pero especialistas en alteraciones del sueño, como Victoria de la Fuente y el neurofisiólogo Eduard Estivill defienden que "No es por la comida, como suele pensarse, es que el cerebro pide un parón" y "La siesta es un período en el que el cerebro precisa de un breve descanso (entre las dos y las cuatro de la tarde), por eso tenemos sueño en este periodo de tiempo y la digestión produce un pequeño estado de sueño que se une a la siesta", y es por eso que para evitar los efectos del sueño tomamos bebidas estimulantes como el café o el té después de comer. El doctor Gonzalo Pin Arboleda, coordinador de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Valencia, dice: "el ser humano tiene como 2 ó 3 'ventanas' durante el día que le inducen al sueño. Por ello, dormir durante un pequeño periodo de tiempo ayuda al cuerpo a soportar mejor el día" y en otro lugar: "en los niños menores de 5 años la siesta es una práctica estrictamente necesaria para el desarrollo físico y neurológico. Está práctica en la tercera edad también es necesaria para que los ancianos aguanten mejor el día y tengan una mejor calidad de vida". Sigue...

  • ¿CUÁNTO TIEMPO PARA UNA SIESTA IDEAL?

    En la duración de la siesta los expertos no se ponen de acuerdo, pero recomiendan quedarnos en los primeros peldaños del sueño y no sobrepasar el tiempo de vigilia ya que un sueño más largo puede producir lo contrario de lo que buscamos con sensación de modorra y mal genio. La causa se atribuye a que profundizamos demasiado en el sueño, entramos en la fase REM, se nos hace más difícil el despertar y nos queda la sensación de no haber descansado. Por esta razón los especialistas recomiendan siestas mínimas de 10 minutos y no pasar de los 40 minutos diarios, en un sillón o sofá, pero no en la cama, recomendando tiempos superiores sólo para situaciones especiales de compensación o para personas con insomnio.  En la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) se propone para todos sus empleados el ejercicio de la siesta, considerándose que el tiempo más adecuado para su práctica es de unos 26 minutos. Está demostrado científicamente que una siesta alrededor de 30 minutos mejora la circulación sanguínea, disminuye la presión arterial, reduce el estrés y favorece la salud en general. Además, agiliza los mecanismos de aprendizaje, mejora la memoria y permite prolongar la jornada de trabajo con menor fatiga y mayor rendimiento, sin olvidar que la relajación muscular ayuda al aparato digestivo a realizar una digestión más eficaz. Sigue...

  • ¿CONDICIONES IDEALES PARA LA SIESTA?

    Una siesta no es una pérdida de tiempo, contribuye a mejorar el rendimiento laboral,  reduce los riesgos de accidentes, evita errores y aumenta la agudeza mental, no obstante deberemos evitar las siestas demasiado largas, porque se pueden alterar los ciclos de sueño y provocar insomnio, convirtiendo un placer recomendable en algo desafortunado.  En la planificación de nuestra actividad socio-laboral conviene tener presente la importancia de priorizar, siempre que sea posible, el equilibrio físico y psíquico del individuo por encima de otros objetivos sociales e incluso los familiares. El servicio y dedicación de la persona a la sociedad no debe realizarse a costa de la explotación y menoscabo de los individuos, por ello deberemos compaginar y armonizar los intereses de unos y otros con criterios de justicia y eficiencia. La duración ideal de la siesta debe oscilar entre los 10 y los 40 minutos diarios. Superar los cuarenta minutos reduce los efectos positivos de la siesta porque entramos en un sueño profundo del que nos cuesta despertar y puede alterarse la digestión. Es mejor utilizar el sofá o una butaca cómoda que la cama, así se evita el riesgo de una duración más prolongada desaconsejada por los expertos. Sigue...

  • LAS FASES DEL SUEÑO

    El sueño no sigue un patrón uniforme sino que se compone de varias fases diferenciadas, que se repiten cíclicamente unas 5 o 6 veces cada noche, alternándose cada hora y media, desde el sueño ligero al profundo y desde este al ligero. Una posible explicación a este fenómeno puede relacionarse con la necesidad vital de nuestros antepasados de estar permanentemente en guardia, frente a las posibles amenazas de un entorno hostil. El sueño conlleva una serie de peligros para la integridad de los animales al disminuir las alertas y es posible que las intermitencias en la profundidad del mismo hayan supuesto una solución, que concilia necesidad con seguridad, máxime cuando son varios los individuos que duermen y velan por la noche. El psicólogo norteamericano William Charles Dement, estudiando a personas durmientes, descubrió que durante una etapa de su sueño se producían movimientos oculares rápidos (Rapid Eye Movement), posteriormente llamada fase REM, que iban acompañados por un aumento de la respiración, de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial, llegando a alcanzar los niveles típicos de la vigilia. Sigue...

  • PROTOTIPOS DE LAS FASES DEL SUEÑO

    El registro de los parámetros electrofisiológicos, como la polisomnografía permite definir los estados de sueño y de vigilia, mediante el electroencefalograma (EEG), el electrooculograma (EOG) y el electromiograma (EMG) y así podemos registrar la movilidad ocular y los cambios en las ondas cerebrales que se producen durante el sueño.   Del estado de vigilia, caracterizado por ondas beta de 13 a 17 ciclos por segundo (c.p.s.) se va pasando a la relajación con ondas alfa entre 8 y 12 c.p.s., a continuación sigue la Fase 1 del sueño, seguida de la Fase II con ondas theta de 4 a 7 c.p.s. y va haciéndose más y más profundo en la Fase III, hasta un grado de máxima profundidad, que se conoce como Fase 4, donde predominan las ondas delta de 1 a 3 c.p.s. En esta fase la frecuencia cardíaca y respiratoria, el tono muscular y la presión arterial están intensamente disminuidos.  A continuación el sueño pierde profundidad y regresa casi al estado de vigilia – relajación, donde aparece una nueva fase conocida con el nombre de fase REM (Rapid Eye Movement), caracterizada por unos movimientos oculares rápidos y un marcado incremento de la actividad cerebral, que contrasta con la gran disminución del tono muscular en el resto del cuerpo. Durante la fase REM la actividad eléctrica en el cerebro es especialmente alta y se asemeja a la del estado de vigilia, igualmente ocurre con la frecuencia y la profundidad de las respiraciones que también están aumentadas, sin embargo el tono muscular está deprimido, siendo todavía inferior al detectado en las fases más profundas del sueño. Conforme avanza la noche y cada 90 minutos se van repitiendo los ciclos, pero  disminuyen los tiempos destinados a las Fases 3 y 4 y aumentan el de la Fase REM, durante la que realizamos los sueños, sin embargo el sonambulismo, el hablar dormido y los miedos nocturnos ocurren básicamente en las fases 3 y 4, donde predominan las ondas delta y la mayor profundidad del sueño. La fase REM sin embargo se mantiene bastante estable desde la infancia hasta el final de la vida y ocupa al menos el 20 - 25% del tiempo de descanso, a pesar de que pueda disminuir tanto la profundidad como la duración total del sueño. Conforme el sueño progresa se va produciendo una serie de limitaciones en la recepción de la información sensorial que ayudan a dormir. El bloqueo de los sentidos y la parálisis muscular impiden que representemos físicamente aquello que soñamos. Estas limitaciones se vuelven más intensas cuanto más profundo es el sueño, por ello el despertar durante esas fases y especialmente en la fase REM, donde se producen los sueños, provoca gran desorientación y confusión. Sigue...

  • ¿A QUÉ LLAMAMOS INSOMNIO?

    Bajo el concepto de insomnio se engloba la dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido, o cualquier otra alteración en el esquema normal del sueño, que nos lleve a la conclusión de que el sueño ha sido insuficiente o insatisfactorio. El insomnio es por lo tanto una impresión subjetiva de insatisfacción, relacionada con el sueño, que puede tener su origen en muy diversos trastornos emocionales, físicos y, o, medicamentosos.   La dificultad para conciliar el sueño afecta a una amplia parte de la población general, es más frecuente entre los jóvenes y los ancianos y en general suele estar relacionada con circunstancias emocionales, que se acompañan de nerviosismo, temor, ansiedad, depresión, o simplemente se da en personas que no concilian el sueño porque no han llegado a cansarse, debido a una intensa inactividad física y mental.  Se constata que, en general, las personas tienden a dormir menos a medida que envejecen y parece que también disminuye, hasta llegar a desaparecer el sueño de la fase 4, además de despertarse con más frecuencia durante la noche. La gente mayor suele comentar que no duerme lo suficiente y sobre todo que padece el insomnio de las primeras horas de la mañana, aunque con cierta frecuencia se constata que han dormido suficiente tiempo. Hay personas que inician el sueño normalmente, pero se despiertan varias veces antes de la hora habitual, les cuesta volver a dormirse, o lo hacen con cierto grado de tensión, derivando en un sueño inquieto y poco reparador. Las causas que pueden producir una inversión en el ritmo del sueño son múltiples y entre ellas resaltamos las provocadas por cambios en los turnos de trabajo, sobre todo si son nocturnos e irregulares, cambios frecuentes de horarios en las comidas, abuso de bebidas alcohólicas, desfase horario por viajes en avión (especialmente de este a oeste), efectos secundarios de algunos fármacos, demencia, esquizofrenia, enfermedad de Alzheimer y, muy especialmente por su elevada frecuencia, las preocupaciones importantes, la alta exigencia, el estrés, las crisis de ansiedad y las depresiones. Sigue...

  • ¿DIAGNOSTICAR EL INSOMNIO?

    Para llegar a un diagnostico de insomnio, se debe valorar cual es el esquema de sueño de la persona y la influencia de varios elementos con él relacionados, tales como el estrés psicológico, los medicamentos, el alcohol, las drogas, la actividad física, etc., teniendo también en cuenta que hay personas que necesitan menos tiempo que otras para la realización de su sueño. El tratamiento del insomnio ha de buscar previamente sus causas, el nivel de severidad y las complicaciones a él asociadas. Es discutible si el número total de horas de sueño necesarias se ve disminuido con la edad, si varia la profundidad del mismo o si únicamente se modifican los horarios de las personas mayores, que suelen preferir irse a dormir antes y levantarse más temprano.  Una sencilla manera de reducir el problema del insomnio consiste en restablecer un ambiente de tranquilidad y relajación, al menos una hora antes de acostarse, procurando generar una atmósfera, que facilite el sueño, mediante la reducción de la luz, de los ruidos ambientales y de las temperaturas extremas. Con frecuencia la causa del insomnio se debe al estrés crónico y es conveniente abordarlo directamente, en vez de tratar de camuflarlo a base de medicamentos para dormir. Es una costumbre muy saludable tomar conciencia de que el tiempo destinado al descanso es sagrado, personal e imprescindible para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, y tan importante como asegurarnos un alimento equilibrado y suficiente cada 3 o 4 horas. Para ello debemos ser organizados y rigurosos a la hora de planificar y cumplir con el suficiente tiempo de descanso, evitando que nuestros pensamientos sigan concentrados en los problemas vividos en las horas de vigilia y liberándolos de las preocupaciones del presente y del futuro. Los problemas reales no se van a solucionar porque nos roben el sueño, sino más bien todo lo contrario, y si hemos descansado adecuadamente estaremos en mejores condiciones para tomar las decisiones más convenientes. Cuando tras el insomnio subyace una depresión, deberá ser el médico, quien prescriba el tratamiento más adecuado, teniendo en cuenta que los antidepresivos pueden inducir el sueño debido a sus propiedades sedantes. El uso controlado e intermitente de ansiolíticos, sedantes e hipnóticos, bajo prescripción médica, puede ser útil para controlar los trastornos del sueño, mientras se corrige o se supera el problema de fondo, causante  del insomnio y de  la sensación de malestar. Sigue...

  • ¿A QUÉ LLAMAMOS HIPERSOMNIA?

    Llamamos hipersomnia al aumento de las horas destinadas al sueño, que superan en más del 25 por ciento el tiempo de sueño estimado como normal para una persona. Su prevalencia es mucho menor que la del insomnio y cualquier persona sana puede sufrir de una hipersomnia puntual durante algunas noches o días, por procesos infecciosos con manifestaciones clínicas o subclínicas y también a consecuencia de situaciones de agotamiento físico o psíquico, que generalmente han conllevado privaciones de sueño.  Si la hipersomnia se prolongara sin una justificación coherente, pudiéramos estar ante un síntoma de algún otro trastorno como ansiedad, depresión, abuso de hipnóticos, falta de oxígeno, exceso de anhídrido carbónico, etc., que a su vez pueden estar relacionados con otros problemas como la apnea del sueño, enfermedades respiratorias, trastornos cerebrales, narcolepsia, etc.. Si la hipersomnia no tiene una explicación fácil puede orientarnos hacia un trastorno psiquiátrico o un problema neurológico (como encefalitis, meningitis o un tumor en la cabeza) y serán susceptibles de una exploración neurológica más profunda por parte de los especialistas, mediante pruebas como la tomografía axial computadorizada (TAC) o una resonancia magnética (RM). Sigue...

  • ¿QUÉ ENTENDEMOS POR NARCOLEPSIA?

    La narcolepsia es una alteración del sueño, caracterizada por una necesidad imperiosa de dormir en forma de crisis recidivantes, durante las horas de vigilia, y pueden ir acompañadas de cataplejía, parálisis del sueño y alucinaciones. Se desconoce la causa directa de la narcolepsia, pero como este trastorno suele presentarse en personas con antecedentes familiares, se sugiere que existe una predisposición genética.   Los síntomas de la narcolepsia suelen aparecer durante la adolescencia o al comienzo de la edad adulta, sin una enfermedad desencadenante previa y se mantienen con mayor o menor intensidad durante toda la vida. La crisis de sueño puede aparecer en cualquier momento y esa necesidad de dormir resulta muy difícil de superarse, pudiendo resistirse solo de forma temporal.  Al día pueden producirse varias crisis con una duración igual a inferior a una hora, presentándose con mayor frecuencia en situaciones monótonas como la conducción por autopistas, conferencias, reuniones, espectáculos aburridos, etc. El despertar del sueño narcoléptico es semejante al del sueño normal y aunque el paciente puede encontrarse bien tras despertarse de una crisis puede necesitar dormirse al poco tiempo. La mayoría de las personas con narcolepsia sólo presentan algunos de los síntomas generales, pero un pequeño porcentaje puede manifestar un trastorno denominado cataplejía, que consiste en una parálisis momentánea sin pérdida de consciencia, como reacción frente a emociones fuertes por disgustos, temores, alegrías, sustos,  sorpresas, etc. El paciente puede presentar debilidad en las extremidades superiores o inferiores, dejando de sujetar lo que tenga entre las manos e incluso cayéndose al haber perdido el equilibrio. La parálisis del sueño también puede aparecer en algunas personas, que intentan moverse y no pueden hacerlo, por tener impedida su movilidad aún después de despertarse. Otros síntomas como intensas alucinaciones, ilusiones ópticas y auditivas, se han descrito fundamentalmente al inicio del sueño y con menor frecuencia, al despertar. Como no se han detectado cambios en el cerebro ni alteraciones en los análisis, el diagnóstico se apoya básicamente en los síntomas, aunque hay que tener en cuenta que los fenómenos de cataplejía, parálisis del sueño y alucinaciones se presentan en niños y también en adultos sanos que no tienen trastornos del sueño. En caso de duda el paciente deberá ser estudiado por especialistas del sueño, mediante el registro de su actividad eléctrica cerebral con un electroencefalograma. Sigue...

  • ¿A QUÉ LLAMAMOS APNEA DEL SUEÑO?

    Etimológicamente “apnea*” significa falta o privación de aire y se atribuye a un conjunto de problemas, que cursan con  alteraciones en el ritmo de la respiración. Esta se detiene repetidamente (hasta 500 o 600 veces) durante el sueño y es suficiente como para provocar un incremento del anhídrido carbónico en la sangre, con el consiguiente déficit en la oxigenación del cerebro.  El origen de la Apnea suele deberse habitualmente a fenómenos obstructivos a nivel de la garganta o en las vías respiratorias superiores, generalmente con un aumento del volumen en el cuello por acumulación de grasa o de otras estructuras, aunque también puede darse una apnea de origen central, como consecuencia de una alteración funcional en los centros cerebrales que controlan la respiración.  Con cierta frecuencia se pueden sumar ambos procesos, dado que la apnea obstructiva provoca bajas concentraciones de oxígeno en sangre y altas de anhídrido carbónico, puesto que, si actúan de forma prolongada, pueden reducir la sensibilidad cerebral, alterar su funcionalidad e igualmente se le atribuye responsabilidad directa en los ataques cardíacos nocturnos. Sigue...

  • ¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA APNEA?

    Como los síntomas aparecen durante el sueño, suelen ser los convivientes quienes detectan el problema, alarmados por los fuertes ronquidos, ahogos, despertares bruscos y sobre todo por las pausas respiratorias. En los casos más graves se dan crisis de apnea incluso de día, llegando a interferir en el rendimiento y hasta en la seguridad laboral. La apnea la sufren al menos un 4% de la población general, va en aumento en relación con el continuo incremento de la obesidad. Sus efectos negativos están justificados por la falta de sueño profundo de los pacientes, que tienden a quedarse dormidos en los momentos más delicados e improcedentes, como en el trabajo o durante la conducción de vehículos.  Otros síntomas relacionados son las cefaleas, el sueño, el cansancio diurno, el descenso en la actividad mental y hasta la insuficiencia cardiopulmonar por incapacidad de eliminar el anhídrido carbónico y oxigenar la sangre. La apnea del sueño se diagnostica habitualmente apoyándose en las descripciones realizadas por los convivientes, en concordancia con los síntomas del paciente, pero la confirmación del diagnóstico y la mejor evaluación de los casos se llevan a cabo en los laboratorios para el estudio del sueño, donde se diferenciará la apnea obstructiva del sueño de la apnea central. Sigue...

  • TRATAMIENTO DE LA APNEA

    En primer lugar se debe intentar reducir la o las causas que han dado origen al problema de la apnea, por ejemplo: cambiando la postura durante el sueño, haciéndolo de lado o boca abajo, reduciendo o dejando definitivamente el tabaco, prescindiendo de las bebidas alcohólicas y perdiendo los excesos de grasa, sobre todo los acumulados en el cuello. Si sospechamos que los tranquilizantes, los sedantes u otros fármacos para dormir pueden estar relacionados con alguno de los síntomas detectados, deberemos suspenderlos provisionalmente y observar las respuestas del organismo.  Si no fuera posible controlar la apnea del sueño con estos sencillos procedimientos, se utilizará algún dispositivo que aplique presiones positivas a las vías aéreas y las mantenga abiertas durante el descanso, suministrando una mezcla de oxígeno y aire a través de la nariz. Este aparato denominado CPAC (del inglés Continuous Positive Airway Pressure) insufla aire a presión e impide que se cierren las vías respiratorias. Algunas personas deciden someterse a intervenciones quirúrgicas en las que se les extirpa la úvula y se les refuerza el paladar blando mediante cicatrizaciones, con el fin de evitar el cierre de las vías aéreas. Si la intervención tiene éxito se reducen también los ronquidos, derivados de las vibraciones del paladar blando al paso del aire inspirado. Los odontólogos utilizan dispositivos bucales, capaces de reducir la apnea y los ronquidos en algunos individuos. Otras soluciones quirúrgicas se suelen emplear para ensanchar las vías aéreas superiores y excepcionalmente en las personas con apnea grave del sueño se pueden llegar a necesitar una traqueostomía, que asegura una comunicación directa y permanente de la tráquea a través del cuello. Sigue...

  • COMENTARIOS SOBRE PARASOMNIAS

    Durante el descanso pueden ocurrir sueños y actividades físicas, realizadas de manera inconsciente, que no se suelen recordar, siendo más frecuentes en los niños que en los adultos. Es muy habitual que al inicio del sueño, aparezca alguna sacudida breve e involuntaria por el cuerpo, generalmente en las piernas y en algunos adultos también se puede producir un rechinar de los dientes (bruxismo), que puede llegar a desgastarlos intensamente. Algunas personas pueden también desarrollar movimientos periódicos, sufrir pesadillas, tener parálisis del sueño y hasta breves alucinaciones, aunque los estados de sonambulismo, los golpes con la cabeza, los terrores nocturnos y las pesadillas son más frecuentes en los niños, no olvidar que las crisis epilépticas pueden manifestarse a cualquier edad.  Un trastorno bastante común llamado síndrome de las piernas inquietas, que suele presentarse poco antes de dormir, es bastante frecuente entre las personas mayores de 50 años, cuando están sometidas a situaciones de estrés. No está del todo clara la causa de este trastorno, pero suele resolverse a base de ejercicios de relajación o tomando algún tranquilizante menor antes de acostarse. Durante las fases del sueño REM se pueden producir las pesadillas, que son trastornos asociados con frecuencia a estados febriles, situaciones de cansancio excesivo o tras la ingesta de bebidas alcohólicas, afectan tanto a los niños como a los adultos y son sueños particularmente crudos y aterradores, seguidos de un despertar brusco. En cambio los terrores nocturnos, que también son episodios de temor con gritos y agitación y se pueden acompañar de sonambulismo, pero se dan fuera de la fase REM. El sonambulismo es más frecuente al final de la niñez y durante la adolescencia, induce a caminar durante el sueño sin darse cuenta de ello. Estas personas en estado de sonambulismo no sueñan y su actividad cerebral se parece más a la de un individuo despierto que a la del dormido. Los sonámbulos pueden tropezar con obstáculos, murmurar repetitivamente y en su mayoría no suelen recordar el episodio. No existe un tratamiento específico para el sonambulismo y se recomienda no despertar al sonámbulo bruscamente, pero puede ser útil dejar encendida una luz, despejar el camino retirando obstáculos u objetos con los que pueda dañarse y cerrar con llave ventanas y puertas de fácil acceso.  En síntesis tratamos de asegurar un Descanso suficiente que es imprescindible para conseguir AUTOGESTIONAR NUESTRA SALUD, considerada como un proceso dinámico, dependiente de la interacción equilibrada con los otros pilares básicos: La Alimentación (Ver), La Actividad (Ver) y La Motivación (Ver).  

  • CONTRA LA ATROFIA ACTIVIDAD

    La influencia de los estímulos en el desarrollo de las funciones y capacidades de los organismos vivos es una constatación universal y nuestro sistema orgánico no es una excepción a esta regla. Distinguimos entre actividad física y psíquica, no porque usen mecanismos diferentes, ni afecten a sistemas antagónicos, sino para profundizar mejor en cada una de ellas. El ejercicio físico moderado, desarrollado al aire libre es ideal para mantener en perfectas condiciones de salud a todo el organismo. Sabemos que actúa como un “antioxidante” y por lo tanto frena la oxidación celular, provocada por un exceso de “radicales libres”, capaces de destruir las mitocondrias e impedir la regeneración de las células.  El ejercicio físico provoca efectos beneficiosos en los sistemas osteomuscular, cardiovascular, respiratorio y metabólico, a los que debemos añadir las no menos importantes consecuencias favorables en el ámbito de la salud mental, como el aumento de la capacidad reparadora de las neuronas tras accidentes o enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y otras enfermedades mentales como la ansiedad (Ver), la depresión (Ver) y el estrés crónico. La sabiduría popular afirma que “el órgano que no se activa se atrofia”, “el que no llora no mama”, “el que no recoge desparrama”, “el que no construye destruye”, que “la función crea el órgano”,  que “la inactividad mata”, que “al que no come se lo comen”, que “al que no se organiza lo organizan”, que “el que no lucha sucumbe”, etc. Es obvio que la actividad es consubstancial con la vida, que el equilibrio nunca es estático sino dinámico, que el que no se renueva se muere, porque la degradación biológica es implacable y la regeneración depende de los estímulos recibidos. Sigue...

  • BENEFICIOS DE LA ACTIVIDAD

    El ejercicio físico es beneficioso a cualquier edad de inicio, la respuesta para la salud es positiva y depende del tiempo e intensidad empleados, dentro de límites racionales. Desde un punto de vista científico, no hay duda de que con la actividad física adecuada podemos frenar el deterioro orgánico, que habitualmente y de forma inexacta asociamos con el paso de los años. Una de las razones parece apoyarse en que el ejercicio físico actúa como un antioxidante de primer orden, que bloquea la acción de las enzimas encargadas de la oxidación celular, logrando reducir en las mitocondrias los niveles elevados de radicales libres.  También se sabe que el ejercicio físico es beneficioso para el sistema osteomuscular, para el cardiovascular y para el respiratorio, pero también para las funciones cognitivas y mentales del cerebro. Las razones de estos hallazgos se basan en que el ejercicio físico contribuye a la síntesis y liberación de los neurotransmisores, activa la formación de sinapsis nerviosas e incrementa la capacidad regenerativa del cerebro. Estudios paralelos demuestran que una actividad física bien diseñada es capaz de mejorar los estados de ansiedad, depresión y potenciar las capacidades psicológicas, que el organismo precisa para superar las situaciones de estrés crónico. Otro beneficio a tener en cuenta es que las personas que han realizado actividades físicas durante los años de la infancia, adolescencia y juventud, han adquirido una especie de “reserva natural” que les sirve a lo largo de toda la vida, como si sus efectos fueran acumulativos. Sigue...

  • ¿AERÓBICOS O ANAERÓBICOS?

    Aunque todo ejercicio se inicia con una etapa anaeróbica, conviene señalar las diferencias entre ambos tipos de ejercicio: El ejercicio aeróbico necesita de la respiración, que nos aporta el oxígeno preciso para quemar el combustible (grasa o hidratos de carbono), suele ser el tipo de ejercicio más habitual, de intensidad variable (andar, correr, nadar, ir en bici, etc.), sirve para quemar grasas y mejora los sistemas cardiovascular y osteomuscular.   El ejercicio anaeróbico no necesita oxígeno porque utiliza directamente energía, que no precisa ser oxidada por el oxígeno, como el ATP muscular, la fosfocreatina y la glucosa. Son ejercicios de duración corta o de alta intensidad (levantar pesas, sprint, carreras de velocidad, etc.), que desarrollan gran esfuerzo en poco tiempo. Estos ejercicios son idóneos para tonificar y fortalecer el sistema musculoesquelético.  Los mejores resultados en materia de salud se han obtenido con la combinación de los ejercicios físicos “anaeróbicos”, junto con los ejercicios “aeróbicos”, realizados al aire libre, que de alguna manera nos recuerdan nuestro pasado de primates y nos armonizan con el entorno, mejoran la circulación sanguínea, activan los factores de crecimiento, normalizan la tensión arterial, reducen los niveles del colesterol “malo”, (C-LDL), evitan los desequilibrios hormonales como la diabetes y neutralizan los riesgos de arteriosclerosis Diccionario*. Tradicionalmente llamamos ejercicio físico a cualquier actividad que consiga que el cuerpo trabaje algo más de lo habitual, incorporando actividades físicas que superen la rutina diaria de desplazarse, sentarse, pararse, tumbarse e incorporarse, aunque en realidad todos los movimientos, que realizamos ponen en marcha alguno de los grupos musculares, cuya actividad comporta beneficios que pueden concretarse en: -Mejora del estado físico y de la capacidad para llevar a cabo las actividades diarias.        -Prevención de enfermedades (osteoporosis, anquilosis, ansiedad y depresión)          -Evitación de la diabetes (Ver), la hipertensión arterial (Ver), cardiopatías, etc. -Control del peso (Ver) y de la obesidad (Ver)al reducir el exceso de grasa.  Sigue...

  • ¿CANTIDAD, INTENSIDAD, RITMO?

    Conviene definir la Cantidad, la Intensidad y el Ritmo, que vamos a aplicar a nuestra actividad físico-deportiva. El tiempo dedicado a la actividad física es directamente proporcional a la consecución de beneficios para la salud, de forma que cualquier aumento en la actividad (hasta ciertos límites) mejora situaciones previas de menor dinamismo. Seguimos perteneciendo genéticamente a la especie “Homo Sapiens”, que ha mantenido durante miles de años una actividad física prolongada e intensa, para conseguir la supervivencia frente a la hostilidad del medioambiente.  La cantidad mínima-suficiente de tiempo, recomendada para las actividades aeróbicas se concreta en 3 horas semanales, al inicio del programa, aumentándolo a 5 horas. También se invita a acompañarla de algún ejercicio anaeróbico para el fortalecimiento muscular, al menos, dos veces por semana. Estas horas semanales conviene repartirlas al menos entre tres y cinco veces por semana, para minimizar claramente el riesgo de lesiones. Conviene empezar los ejercicios físicos con actividades aeróbicas que sean de una intensidad media-moderada al inicio, e ir incrementándolas poco a poco. Un consejo práctico para valorar la intensidad de los ejercicios es que, mientras se realizan actividades moderadas como el caminar, se pueda hablar, pues  una actividad más vigorosa no se lo permitiría, al exigirle respirar con mayor frecuencia. Sigue...

  • ¿DEBO CONTROLAR MIS PULSACIONES?

    Las pulsaciones por minuto deben mantenerse dentro de unos márgenes ideales, es decir, entre el 60 y el 90% de la frecuencia cardíaca máxima de cada individuo. A esa frecuencia cardíaca la llamamos ideal y es independiente del tipo de actividad física que se realice. Para calculara, se utiliza la fórmula siguiente:              -La frecuencia cardíaca máxima = 220 Puls./minuto, menos la edad del sujeto.                 -La frecuencia cardíaca ideal = frecuencia cardíaca máxima por % de intensidad. Ejemplo: Para una persona de 60 años a un nivel de intensidad físico del 70%. Su frecuencia cardíaca máxima = 220 – 60 = 160 Puls. /minuto. Su frecuencia cardíaca ideal = 160  x  70% = 112 Puls. / minuto.   Es preferible desde el punto de vista de la salud, iniciar los programas de entrenamiento con ejercicios de intensidad moderada, es decir, que la actividad física se realice, manteniendo unas Puls. /m. entre el 60 y el 70% de la frecuencia cardíaca máxima del individuo. Así se puede garantizar una actividad física segura y sin riesgos, que puede desarrollarse por un período de tiempo prolongado.                  No está de más y puede llegar a ser plenamente necesaria, al menos en los programas deportivos, una evaluación previa por parte de un profesional competente, sobre la cantidad, intensidad y progresión de los ejercicios físicos a realizar con el fin de alcanzar los objetivos deseados a la vez que evitar los riesgos de las temidas lesiones, que pueden sobrevenir si se comienza la actividad física demasiado rápido, con excesiva intensidad o durante un tiempo exagerado. Sigue...

  • ¿ACTIVIDAD FÍSICA EN GIMNASIO?

    Cualquier persona que hoy en día acuda a un gimnasio de última generación puede llegar a sentirse abrumado por la amplísima oferta que estos centros le están brindando. Tienen programas ultramodernos, en máquinas sofisticadas con controles electrónicos, que al usuario inexperto le pueden parecer más unos instrumentos de un laboratorio industrial que los aparatos destinados a entrenar el cuerpo humano de forma natural.   Paralelamente existen otros centros donde se imparten programas de actividad física, basados en métodos más antiguos, que conllevan la garantía y el aval de una eficacia y una eficiencia demostradas tras largos años de ejecución.  Debemos tener en cuenta que para mantener aquellas habilidades que hoy estamos disfrutando es absolutamente necesario seguir practicándolas día a día, porque la no utilización las atrofia indefectiblemente, máxime en las personas mayores quienes un día descubren que ya no son capaces de sentarse en el suelo, que si lo hacen ya no pueden levantarse, que no tienen fuerza en las piernas para superar un ligero tropiezo y deciden ya no salir de casa solas o sin ayuda del bastón. Es obligación de cada individuo luchar por mantener su autonomía física y psíquica, evitando siempre que sea posible las situaciones crónicas de dependencia, para ello cada uno de los individuos debemos establecer un programa personal de estimulación, que nos haga más libres e independientes y disfrutarlo autónomamente durante la mayor parte de nuestra vida. Sigue...

  • ¿ACTIVIDAD FÍSICA CON TAI CHI?

    Desde hace miles de años, en la antigua China se han venido desarrollando una amplia serie de movimientos y ejercicios físicos, tradicionalmente diseñados y dirigidos a facilitar el desarrollo y el mantenimiento de la salud, con el fin de mejorar y alargar la supervivencia de la población. El “tai chi” que forma parte de esta tradición, es una disciplina oriental cada vez más practicada en todo el mundo.  Los movimientos del “tai chi” pueden ser realizados, sin emplear un esfuerzo corporal excesivo, ya que en ellos predomina la armonía y la lentitud. Por esta razón ya no es necesario imponer límites de edad, ni condiciones físicas especiales, e incluso, ni aplicar contraindicaciones médicas, aun en los casos de enfermos crónicos. El “tai chi” ha demostrado ser una gimnasia terapéutica y una efectiva manera de evitar enfermedades crónicas, aun en las personas mayores, si lo practican regularmente. Sigue...

  • LA FILOSOFÍA DELTAI CHI

    La antigua filosofía china explica las realidades de la vida como fruto de una lucha constante entre los grandes principios “el yin” y “el yan”, dos polaridades que mantienen todo en movimiento y que, a la vez, están contenidas en la misma entidad. “El yin” representa el principio pasivo, como la blandura, la suavidad, la oscuridad, la tolerancia, la paz, la feminidad, mientras que “el yan” simboliza el principio activo, la dureza, la claridad, la agresividad, la guerra, la masculinidad.   Los principios básicos del “tai chi” sólo pueden entenderse bien cuando se buscan sus raíces en la cultura milenaria de China. En ella encontramos tres principios diferentes que se han ido desarrollando con el paso del tiempo: 1.- La filosofía taoísta y las técnicas asociadas a ella para la respiración y la meditación. 2.- La educación de la salud, que ahonda en la prevención de las enfermedades. 3.- Las diferentes escuelas de las artes marciales secretas. El término “tai chi” admite diferentes traducciones. Por un lado significa “la gran viga que soporta el tejado de la casa”, y en sentido metafórico representa la conexión entre el cielo y la tierra. Los antiguos chinos se imaginaban el cielo como una cúpula soportada por un pilar central, el “tai chi”, que se anclaba en las profundidades de la tierra y esta es la forma en la que debe mantenerse el ser humano, enraizado en la tierra y erguido hacia el cielo, estableciendo un puente entre ambos polos. El taoísmo no es una religión en el sentido estricto, sino que puede entenderse como una especie de filosofía de vida. Laotse, que al igual que Confucio y Budha vivió en el siglo Vº antes de Cristo, es considerado el creador del taoísmo, pero mientras Confucio desarrolló un estricto sistema de jerarquía social y moral, Laotse formuló en los 81 versos, que han llegado hasta nuestros días (el Tao te king) una enseñanza orientada hacia la reflexión interior, donde prima la armonía con la naturaleza y la renuncia a la violencia. Sigue...

  • ¿ACTIVIDAD FÍSICA CON PILATES?

    El método Pilates, con cerca de 80 años de existencia es conocido mundialmente con el nombre de su fundador, Joseph Humbertus Pilates. Denominó “contrology” a su proyecto deportivo-técnico, que contenía fragmentos de métodos de entrenamiento, tanto orientales como occidentales. El método Pilates trata de mejorar la armonía entre la mente y el cuerpo, pues de otra forma no se podría alcanzar una óptima condición física en base solo a trabajos corporales por muy duros y exhaustivos que fueran. Que la mente y el cuerpo trabajen en paralelo y perfectamente integrados en el mismo objetivo de salud.  Según sus biógrafos, el Sr. Pilates de niño tuvo una salud bastante delicada y padeció varias enfermedades como asma, fiebres reumáticas y raquitismo, experiencia que le impulsó a fortalecer su cuerpo, a base de practicar deportes como gimnasia, danza, esgrima, esquí, atletismo, boxeo y lucha grecorromana. La primera condición básica para la búsqueda de cualquier otra iniciativa es alcanzar un buen estado de salud, porque el cuidado esmerado y el profundo respeto hacia el propio cuerpo es un requisito indispensable, por ello incluía en su programa de ejercicios las actividades al aire libre y el cuidado de la piel. Dado que las condiciones físicas de cada individuo son tan particulares y diferentes como las necesidades en materia de salud de las mismas personas, el método Pilates contempla la aplicación personalizada de su programa de ejercicios. Así que hombres y mujeres, jóvenes y viejos, sanos y enfermos, personas en definitiva de condiciones físicas y motivaciones personales diferentes se ven animadas a practicar estos sencillos y efectivos ejercicios, tanto en casa como en cualquier otro lugar. Sigue...

  • PRINCIPIOS DEL MÉTODO PILATES

    Con los ejercicios la musculatura se elonga y se vuelve a relajar, hasta lograr mantener las medidas correspondientes a la postura ideal y a la alineación corporal correcta, que debe ser equidistante del centro de gravedad. A la vez que se consigue corregir las malas posturas, fruto de posiciones incorrectas, inconscientemente adoptadas a lo largo de la vida, también se obtiene una mejoría en la conciencia física del propio cuerpo.    El método exige concentración, autocontrol y precisión, que comporta un gran parecido con otros programas de “control mental”. La mente debe controlar la ejecución correcta de todos los ejercicios, no hay que mantener una tensión continua y los movimientos deben realizarse con la mayor dosis de relajación posible.  La respiración muy profunda debe fluir de manera natural y todos los sentidos deben ser conscientes y acompañar a los movimientos del organismo, proporcionándole una sensación de armonía plena. Todos los ejercicios del método Pilates se pueden realizar sin necesidad de costosos aparatos ni accesorios especiales, a cualquier hora del día y en cualquier lugar, actuando sobre una alfombra o tapiz que proporcione suficiente apoyo y protección a la columna vertebral y teniendo en cuenta que, si la superficie es demasiado blanda, se puede perder la estabilidad y el equilibrio. Se debe iniciar el programa con ejercicios de calentamiento para que la musculatura adquiera su tono previamente a desarrollar el programa principal y se estabilice el cuerpo desde dentro hacia fuera, para ello son recomendables la respiración torácica, la inclinación lateral, inclinación hacia delante y el cien, finalizando siempre con ejercicios de relajación. Sigue...

  • BENEFICIOS DEL MÉTODO PILATES

    Un beneficio directo del método es la evitación de las posturas incorrectas, al mejorar el control e incrementar la sensibilidad mental respecto al detalles de los movimientos. Así, podemos prevenir y corregir los vicios posturales, obteniendo una mayor capacidad de relajación y resistencia frente a los trabajos que nos exigen grandes esfuerzos físicos y, o mentales.   Al descargar de tensiones la columna cervical y fortalecer la musculatura adyacente se eliminan los dolores de cabeza de origen postural, situación que ayuda a eliminar el estrés y dotar al organismo de una mayor tranquilidad.  Si mejoramos la intensidad y la fluidez de la respiración, estamos proporcionando a todo el cuerpo más cantidad de oxígeno, mejorando la circulación y el aporte de nutrientes a todas las células del organismo. El sistema osteomuscular está mejor alimentado y responde más eficientemente en el trabajo, estimulándose el flujo energético por todo el cuerpo y reduciéndose el peligro de lesiones. El sistema linfático trabaja mejor y se eliminan con mayor eficiencia las toxinas del organismo y también el sistema inmunitario mejora sus defensas. Al potenciar la musculatura del centro gravitatorio del cuerpo, se trabajan los músculos del abdomen, muslos y nalgas que actúan juntos de manera armónica y cambian la postura y la estética corporal. Los tejidos se vuelven más firmes, la musculatura se torna más elástica y se consigue dar a los movimientos mayor elegancia y naturalidad. Si conseguimos fortalecer la zona central entre el tórax y la pelvis, junto a la musculatura que la rodea, los potentes músculos del abdomen y los de la espalda van a dar protección a los órganos internos, a la vez que estabilizan la espalda. Sigue...

  • BASES DEL CALENTAMIENTO/ ENFRIAMIENTO

    El calentamiento tiene la finalidad de aumentar la temperatura muscular para que al iniciar cualquier actividad podamos rendir al máximo y prevenir posibles lesiones, El calentamiento puede ser general o específico, el general prepara al organismo para realizar una actividad física normal con ejercicios de baja especificidad e intensidad preparatoria normal.   El calentamiento específico está dirigido a poner a punto el organismo para la práctica de actividades concretas y se ocupa particularmente de la preparación puntual de alguna o algunas partes del cuerpo.  Entre los calentamientos específicos podemos incluir los dedicados a los distintos deportes, que constan de un conjunto de ejercicios, ordenados gradualmente y dirigidos a todos los músculos y articulaciones implicados. En muchos deportes el calentamiento se realiza con los mismos instrumentos que se van a emplear en la ejecución de la actividad principal. El objetivo fundamental del enfriamiento es relajar el tono muscular después de la sobrecarga que nos ha supuesto el entrenamiento. Conseguimos con ello una completa relajación muscular y evitar que nos resintamos del esfuerzo al día siguiente. Sigue...

  • BENEFICIOS DEL CALENTAMIENTO

    Todos los calentamientos tienen una importante función preventiva, al tratar de minimizar cualquier tipo de lesión que pueda sobrevenir durante el desarrollo del ejercicio, pero llamamos calentamiento preventivo al que se lleva a cabo en los procesos de recuperación de alguna lesión y suele acompañarse de masajes y baños de calor/frío.    Entre los beneficios generales del Calentamiento destacamos:  -Aumento de la temperatura de la musculatura implicada por encima de los 38,5º.            -Aumento del aporte de oxígeno y disminución del dióxido de carbono en la sangre. -Aumento del ritmo cardíaco y de la actividad pulmonar, mejorando su capacidad. -Aumento del rendimiento y la velocidad de la contracción muscular. -Mejora de los reflejos y de la transmisión de los impulsos nerviosos. -Aumento de las capacidades de todos los órganos sensitivos. -Mejora del metabolismo general, ordenando las distintas fuentes de energía. -Aumento de la atención, concentración y procesamiento de la información. -Aumento de la capacidad orgánica general, de músculos y de articulaciones. -Aumento de la fuerza y la destreza física, con disminución de la tensión muscular. -Aumento de la viscosidad sinovial para facilitar el deslizamiento articular y muscular. -Aumento de la elasticidad muscular y evitación de distensiones y desgarros. -Mejora del aprendizaje ante las nuevas circunstancias y técnicas a emplear. Sigue...

  • ¿POR QUÉ LOS ESTIRAMIENTOS?

    El estiramiento o alargamiento del músculo, más allá de la medida que tiene en su posición de reposo, se consigue mediante la práctica de ejercicios suaves y mantenidos, dirigidos a preparar los músculos para un mayor esfuerzo y para aumentar la amplitud del movimiento articular. Sirven para preparar al organismo frente al esfuerzo del entrenamiento y lo predisponen, una vez concluido éste, a un descanso y una mejor recuperación muscular. Su falta provoca sobrecargas, contracturas y lesiones en general.  Los estiramientos son importantes y deben realizarse de forma regular para mantener la flexibilidad y la movilidad, tanto en el ámbito de la salud, como en los entrenamientos deportivos. Es preferible actuar antes del ejercicio para evitar las contracturas musculares y como mantenimiento para frenar la pérdida de movilidad y favorecer la elasticidad. Los estiramientos hay que hacerlos pausadamente y de manera progresiva. Hay que estirar para que el músculo se relaje, notando cómo nos tira pero sin llegar a tener sensación de dolor. Los ejercicios deben durar entre 10 y 20 segundos. No hay que estirar con rebotes ni tirones, queriendo con ello conseguir una mayor flexibilidad, ya que puede dar lugar a lesiones, si se hace muy violentamente. Hay que procurar que la respiración sea lenta. Se inspira cuando se estira el músculo y se expira mientras lo mantenemos en tensión. El orden del estiramiento debe ser de la cabeza a los pies, siguiendo una pauta. Con ello conseguimos que ninguna de las partes del cuerpo se nos olvide. Entre los beneficios que los estiramientos nos proporcionan señalamos los siguientes:                                          -Aumento de la flexibilidad de músculos, tendones, fascias, ligamentos y articulaciones. -Aumento de la elasticidad y de los márgenes en la movilidad articular.                           -Reducción de la tensión muscular y de las lesiones deportivas más comunes.                 -Mejora de la coordinación entre los músculos agonistas y los antagonistas.                    -Prevención del endurecimiento muscular, después de la realización de ejercicios.           -Evitación de agujetas y calambres posteriores al ejercicio. Sigue...

  • NOCIONES SOBRE EL DESARROLLO MENTAL

    El ser humano nace con una cantidad de neuronas próxima a los 100.000 millones y cuando las utiliza, desarrolla las conexiones neuronales, que necesita. Estas conexiones se llaman “sinapsis”, que se crean de forma masiva, durante los periodos de lactancia, infancia y niñez, y posteriormente siguen un proceso evolutivo constante durante toda la vida del individuo, llegando a los 100 billones de conexiones.  Las sinapsis neuronales se van creando sobre la marcha, cuando se estimula el uso de las neuronas frente a las necesidades de supervivencia, permanecen un tiempo mínimo suficiente para que puedan ser reutilizadas, recreándose y reforzándose de nuevo, cada vez que se vuelven a activar, pero en caso de no utilización no se restablecen y van desapareciendo poco a poco sin dejar rastro. Es importante tomar conciencia de que el desarrollo de las sinapsis neuronales y en consecuencia el progreso de la memoria y la capacidad mental, van a estar dependiendo básicamente de la estimulación, que reciba nuestro cerebro durante los primeros años de la vida y también es muy esperanzador saber que el proceso recreativo de las sinapsis y por ende del aprendizaje, se debe llevar a cabo durante toda la vida. Si los estímulos fallan, se anulan las capacidades tanto intelectuales como físicas y así constatamos que “lo que no se usa se pierde y lo que no se activa se atrofia”. Sigue...

  • VALOR DE LAS SINAPSIS NEURONALES

    Las neuronas, salvo excepciones y a diferencia del resto de las células del organismo, no mueren ni se reproducen y por lo tanto no son reemplazables de forma generalizada. Algunas neuronas sí pueden morir y renacer durante toda la vida del ser humano, si son adecuadamente estimuladas. Tanto los estímulos que potencian su creación, como los procesos que provocan su mortandad están en relación directa con el estrés y la producción normal o excesiva de corticoides por parte de las glándulas suprarrenales.  Los cambios que se despliegan en el volumen cerebral y en las capacidades mentales, son debidos a la continua creación-recreación de las sinapsis o conexiones neuronales, encargadas de transmitir la información entre las neuronas.  Nuestra naturaleza de animales activos, capaces de buscarse la vida en condiciones prehistóricas, sigue vigente y no puede ser desactivada por desuso, sin un alto coste biológico para el conjunto del organismo. Basta con observar a las personas de edad, que mantienen en perfectas condiciones sus capacidades físicas y mentales, para reconocer que de manera más o menos consciente conservan una alimentación correcta, próxima a la fórmula ideal (Ver) y una actividad vital envidiable, sin alejarse de los problemas ni de las soluciones, que se plantean en su entorno. Participan en los quehaceres cotidianos y saben poner su punto de serenidad y de cordura en todo lo que tocan. Por ello aunque en nuestro mundo tan sofisticado ya no sea preciso contar con la fuerza física para poder obtener los recursos necesarios para la supervivencia, no debemos olvidar quienes somos, de dónde venimos y cómo hemos de comportarnos para vivir en armonía con nuestra biología, que no ha evolucionado en los últimos 100.000 años y permanece prácticamente anclada en el Paleolítico. Sigue...

  • ¿PODEMOS EVITAR EL DETERIORO MENTAL?

    Es obvio que envejecemos, que nuestra capacidad de regeneración ni es tan amplia ni tan intensa como en los años jóvenes, que durante el paso del tiempo se van marcando las huellas del deterioro, que las cicatrices y las arrugas revelan un pasado menos saludable de lo deseado, donde los desequilibrios hormonales han hecho de las suyas, limitando muchas de las funciones biológicas, que nos permitieron una recuperación casi completa hasta los 20 – 30 años. También sabemos que con los años aumentan los radicales libres Diccionario* y disminuyen las capacidades para poder neutralizarlos, lo que redunda en un mayor deterioro de las funciones biológicas y nos obliga a una mayor exigencia para tratar de superarlos.  Hay autores que defienden la existencia en todos los seres vivos de una especie de “reserva cognitiva”, acumulada durante los años de mayor crecimiento y desarrollo neuronal, que puede ayudar a mantenernos en mejores condiciones y durante más años, cuando los procesos degenerativos no nos faciliten tanto la recuperación. Parece ser que su funcionamiento sería similar a la reconocida “reserva física” que garantiza un mejor funcionamiento cardiovascular y osteomuscular. En realidad, si las redes neuronales con sus sinapsis están fortalecidas por un continuado entrenamiento, es lógico esperar que su deterioro sea mucho más ligero, cuando la capacidad regenerativa disminuya frente al efecto negativo de los radicales libres. Si realizamos ejercicios físicos aeróbicos, además de los beneficios directos en los órganos estimulados, también aumentamos el número de neuronas del “hipocampo”, cuya estructura garantiza los procesos del aprendizaje y de la memoria. Estos beneficios se explican porque la estimulación física aeróbica favorece el incremento de los factores de crecimiento a nivel general y por lo tanto mejora la proliferación de los vasos sanguíneos, que riegan el cerebro con mayor profusión de nutrientes y menor riesgo de desarrollar procesos de “arteriosclerosis”. Las razones últimas de estos resultados hay que encontrarlas en el propio diseño genético del ser humano, que está preparado para llevar una vida realmente activa y no tan sedentaria como la nuestra, puesto que de los 1.400 gramos del cerebro del hombre actual, al menos en 400 gramos compartimos las mismas estructuras que nuestros parientes los chimpancés, que están destinadas a mover toda la musculatura disponible para poder saltar, correr, trepar, jugar, huir, luchar, etc. Sigue...

  • ESTILOS DE VIDA SALUDABLE

    Los estilos de vida que adoptamos influyen directamente en nuestra Salud, porque forman parte de los Pilares de la Salud. Estos deben contemplar al ser humano en su dimensión integral e incidir en las aportaciones alimentarias, en las actividades que desarrollemos, en el descanso y recuperación que intercalemos y de forma especial en el entusiasmo y la motivación con la que desarrollemos nuestro programa de vida.   El estado de bienestar o de Salud es un proceso dinámico e inestable, dependiente de la conjunción e interacción equilibrada de los cuatro pilares básicos, sobre los que se apoya: La Alimentación, la Actividad, el Descanso y la Motivación. La Alimentación (Ver) debe garantizar la energía requerida por el organismo humano a partir de los nutrientes esenciales, en cantidades y proporciones idóneas, para crecer y renovarse, durante las diferentes etapas de la vida. El ser humano es un animal omnívoro necesitado de macronutrientes Diccionario* ymicronutrientes Diccionario* en la cantidad, frecuencia y proporción ajustadas para desarrollar su vida con plenitud. De ahí la necesidad de planificar las comidas y aprender a confeccionarlas adecuadamente. La Actividad entendida comoestimulación física y psíquica es imprescindible para que un organismo vivo pueda favorecer su desarrollo, mantenimiento, renovación y rehabilitación funcional. Se da la paradoja de que la actividad física, que no precisamos llevar a cabo para la subsistencia, deberemos realizarla por “obligación” para mantener nuestro organismo en condiciones de funcionamiento. Los desplazamientos para buscar y acarrear la comida serán sustituidos por paseos, footing y carreras de todo tipo. Los esfuerzos y las estrategias mentales para localizar, acechar y conseguir finalmente las piezas de caza y pesca, deberán ser sustituidos por otras habilidades como solventar algún problema de trabajo, dominar un nuevo idioma o poder hacer música. En realidad es nuestra necesidad el permanecer siempre activos física y mentalmente, si no queremos perder facultades para vivir en plenitud.  El Descanso (Ver) del ser vivo es un elemento indispensable para compensar y recuperar el equilibrio óptimo inicial, para el normal desenvolvimiento y estabilización de todas las fuerzas antagónicas, que intervienen en el proceso de la vida. Es fácil comprender que popularmente se le reconozca y se le atribuya al sueño, su autentico papel de elemento reparador. De la misma forma podemos entender la aparición de depresión en las personas que, por alguna de las múltiples circunstancias adversas de la vida, han descuidado la cantidad o calidad de su sueño. Es conveniente dormir unas 8 horas diarias y entre 10 a 45 minutos de siesta, siendo conscientes de que sin el suficiente descanso es imposible la recuperación tanto física como psíquica y esto nos obliga a administrar nuestros tiempos de tregua con el mayor esmero y eficiencia*La Motivación (Ver) o apoyo mental es la fuerza natural de los seres evolucionados, que se hace necesaria para lograr el Bienestar. Esta herramienta adquiere una importancia vital en los tiempos actuales y podemos considerarla como un elemento básico, que aúna el Instinto y la Razón necesarios para la Supervivencia. El apoyo mental, motivación o mentalización se interpreta como una decisión firme e inquebrantable del propio individuo, que le anima de forma constante e incondicional a superar las circunstancias adversas, que limitan su supervivencia o impiden la adaptación y la superación de las condiciones cambiantes del entorno. Este reto es difícil de asumir, sin la suficiente motivación, tal es el caso de muchas personas, incluso de mediana edad, que en su fuero interno ya han renunciado y tirado definitivamente la toalla, ante la multitud de simples desafíos del día a día. Cuando una persona no está motivada para vivir, no puede sacar fuerzas para soportar los inconvenientes que la propia vida le acarrea y se coloca en las condiciones perfectas para escribir la última etapa de su historia personal. La perdida de la autoestima y el no encontrar razones por las que merezca la pena vivir son el preámbulo de las situaciones depresivas, que nos conducen al deterioro cognitivo y con él a la autodestrucción global. El ser humano es un ser social, que debe estar en activo todos los días de su vida, colaborando con todas las energías posibles en el mejoramiento de su propia personalidad y en el de su comunidad familiar-social, por ello sería deseable que nadie pasara sus días vegetando sin ninguna misión que realizar, ni aislado en ningún gueto, por muy cómodo que pudiera llegar a ser. La persona mayor debería estar a disposición de la sociedad en la que se ha desenvuelto, sin contrapartidas, sin esperar nada a cambio y con un sentido de agradecimiento al entorno comunitario, porque le ha permitido hasta ese momento el nacer, crecer y vivir. Sería deseable tratar de compartir y devolver a la sociedad, es decir, a sus legítimos dueños todo lo que se haya podido aprender durante el periplo vivido y es seguro que todas las personas precisamos para mantener nuestra autoestima que la sociedad más próxima cuente con nosotros, que nos valore y respete, de lo contrario se va imponiendo progresivamente el tan temido “apagón emocional”, que acaba con las ilusiones de los seres más experimentados, víctimas de su deterioro físico y mental por ausencia o insuficiencia de unos adecuados estímulos que aseguren el mantenimiento de su actividad.

  • ¿QUÉ ENTENDEMOS POR MOTIVACIÓN?

    Cuando hablamos de motivación, nos referimos a la necesidad del Autoapoyo Mental que precisamos para llevar a cabo cualquier acción consciente, a pesar de las circunstancias personales y sociales que nos condicionan. Para luchar por la vida debemos tener ganas para ello, o mejor dicho alguna razón que nos compense las dificultades inherentes al programa que pretendemos realizar. Sin ese impulso no somos capaces de mover un dedo en la dirección correcta y nos abandonamos a nuestra suerte.  Todos hemos conocido casos en los que la falta de interés real por vivir ha conducido a una muerte prematura a personas, sin aparentes deterioros físicos, que justificaran un fracaso orgánico total. Impresionan las muertes teóricamente inexplicables de cónyuges sanos, que tras el deceso de su pareja a la que estaban muy ligados, no encontraban razones para seguir luchando por su existencia, perdían las ganas de vivir y se abandonaban a su suerte esperando la hora final, porque “ya no tenían nada que hacer en este mundo”. La vida de cada individuo es un camino por hacer, abierto a un horizonte que forjamos día a día en cada paso que damos. Siempre se puede mejorar, siempre podemos superarnos, y esto solo se consigue con la íntima colaboración de una mente positiva constantemente activa y vigilante. Lo que desees conseguir llévalo siempre en tus pensamientos y se consecuente. Sigue...

  • EL UMBRAL DE LAS ACCIONES

    En condiciones normales de racionalidad, el pensamiento precede a la acción y ejerce una función programadora de lo que vamos a ejecutar posteriormente y, en general, va a influir en las realidades cotidianas que estamos viviendo en nuestra rutina diaria. Es imprescindible analizar nuestra forma de pensar y, con gran frecuencia, también es necesario transformar los pensamientos negativos en positivos, porque de ello va a depender el cómo afrontamos los retos de nuestra vida.  Cada persona tiene una forma de ver la realidad y de enfrentarse al mundo, en función de lo aprendido en el ámbito personal, familiar y social. A la hora de activar nuestros pensamientos y emociones, nos influyen desde la herencia genética, hasta la propia capacidad, la educación, las actitudes, el entorno social, etc. Todos los elementos intervienen y modelan nuestros pensamientos, no obstante sabemos que podemos llegar a ser libres y tomar nuestras propias decisiones, si conseguimos transformar y autoprogramar nuestra mente. Todas las experiencias que nos ayuden a aprender algo nuevo y reflexionar sobre ello, nos permiten conocernos mejor a nosotros mismos, a la vez que nos hace más estables ante cualquier fracaso. Sigue...

  • LA PROGRAMACIÓN MENTAL

    La mentalización permite que podamos hacer cosas que en otras condiciones serían realmente difíciles, pero para ser eficaces debemos ejercitarnos en la autoprogramación. Debemos empezar enseñando a la mente la relajación y la eliminación sistemática de los pensamientos negativos. Hay que convencerse de que las reacciones de confusión y miedo pueden cambiarse, mediante acciones mentales opuestas que las neutralizan, y que es posible sustituir los pensamientos negativos por otros positivos, utilizando la relajación como instrumento para ordenar la mente.  El pensamiento se comporta como un auténtico “programador” de las acciones que llevamos a cabo. Todos en alguna ocasión nos hemos visto sorprendidos ejecutando de forma más o menos mecánica, lo que previamente habíamos pensado hacer, sin que necesitáramos tomar una nueva decisión consciente. Es cierto que “actuamos según pensamos”, porque nuestras acciones son un fiel reflejo de nuestros pensamientos más profundos y al final podemos concluir que la vida es una consecuencia directa de los planteamientos, pensamientos y sentimientos que están predominando en nosotros. No hay duda de que la mente es la gran programadora de nuestra vida y que el pensamiento precede a la acción, porque de forma casi automática, con o sin conciencia de los motivos reales que nos impulsan, ejecutamos lo que hemos planificado o lo que en el último momento ha pasado por nuestra mente. En conclusión, hemos de tomar conciencia de que las ideas dirigen nuestros actos y que al final somos esclavos de los pensamientos elaborados previa e inmediatamente a las acciones, que ponemos en marcha. De ahí se desprende la importancia que representa el control de la mente, para ponerla al servicio de nuestra actividad diaria y disponerla a favor y en beneficio de nuestra propia vida. Sigue...

  • FRENOS A LA AUTOPROGRAMACIÓN

    Los pensamientos positivos nos mueven a acciones constructivas, por el contrario los pensamientos negativos nos pueden impedir la rehabilitación y la recuperación tanto personal como social. Algunas personas, bien por exceso de imaginación o bien por estar sometidas a demasiados estímulos superficiales, no han adquirido desde la niñez el hábito de analizar y reflexionar sobre sus acciones, sobre los objetivos de su vida y la planificación correspondiente.   Es preciso dedicar un tiempo suficiente para ordenar los pensamientos previos a la toma de decisiones y adquirir el hábito de controlar la mente, para no ser víctima de pensamientos caóticos, no saber lo que se quiere y depender de la última ocurrencia o impresión sobrevenida.  Quienes no han adquirido un buen conocimiento de su propia identidad, no tienen el hábito de reflexionar sobre sus propios actos y, si no se han parado a ordenarlos y planificarlos, son fácilmente manejables por cualquier elemento que les rodee, sean personas, cosas, noticias, propagandas, comentarios, recuerdos recientes o de la niñez. Si no disponen de criterio propio, están a merced de lo último que les viene a su mente y acaban poniéndolo en marcha, sin pensar en las consecuencias derivadas de sus actos. Este tipo de personalidades son susceptibles de ser manipuladas por los medios audiovisuales, por las modas, por los dirigentes políticos y por cualquiera que les presente un programa determinado, que no sea difícil de llevar a cabo y sobre todo que no les haga enfrentarse a la corriente socio-cultural de la que forman parte. Sigue...

  • CONÓCETE A TI MISMO

     El autoconocimiento es un concepto antiguo, ya en el frontis del templo de Delfos aparece la inscripción latina: “Noscete ipsum”=”Conócete a ti mismo”. Así deberemos situarnos en nuestro contexto y conocer las condiciones reales desde nuestro punto de partida: quiénes somos, cómo nos comportamos, en qué medios nos apoyamos, etc., es decir, conocernos a nosotros mismos y a las circunstancias, que nos rodean.  Es fácil ver en los demás defectos que sólo son un reflejo de los nuestros y tenemos tendencia a buscar fuera de nosotros la solución a los problemas que nos abruman. El autoconocimiento honesto e inteligente se fundamenta en la autoobservación y en el estado de alerta sobre nuestro comportamiento personal y social, ante las circunstancias, que nos toque vivir y así iremos comprendiendo mejor las reacciones que se producen en nuestro interior. El autoconocimiento se debe desarrollar en tres fases sucesivas, en primer lugar la observación sobre uno mismo, en segundo lugar el análisis de lo observado y en tercer lugar el cambio de actitud sobre nuestro comportamiento. Sigue...

  • OBSERVARSE PARA CONOCERSE

    La observación siempre debe ser positiva, no tratar de buscar solamente lo negativo, sino mirar de forma ecuánime en nuestro interior y ver tanto la parte positiva como la negativa, en nuestra forma de pensar y en nuestra manera de actuar. Estudiemos de forma provechosa las posibles actitudes negativas, evitando la censura o la reprobación y apoyando la transformación de lo negativo en positivo. De la misma forma hemos de reconocer las actitudes y las capacidades positivas para suplir y compensar lo negativo que hayamos encontrado en nuestra observación.  La visión negativa de uno mismo, que obvia o infravalora los valores, puede afectar a muchas facetas de la vida, como las relaciones personales, el trabajo, la familia, etc., e inducir a la angustia, la irritabilidad y al abatimiento. El autoconocimiento precisa de un constante proceso interno de observación y análisis, que nos ayude a tomar conciencia de nosotros mismos, explorando los pensamientos, los sentimientos y fundamentalmente las acciones y las experiencias pasadas, con el único fin de que nos sirvan para actuar en el presente, planificando mejor el futuro. Cuando un individuo percibe con sinceridad sus propios sentimientos, mejora las condiciones para poder alcanzar un estado emocional más equilibrado, haciéndose poco a poco más libre, más independiente, más eficaz y más positivo. Sigue...

  • ANALIZAR LA REALIDAD PERSONAL

    Debemos realizar un análisis de lo que acontece en nuestro interior y en el exterior, poniendo énfasis no solo en los defectos, que observamos (en nosotros y en los demás), sino también en las cosas buenas que tenemos. Cuando veamos defectos en los demás, una práctica y muy aconsejable norma de conducta, es analizar si estos fallos son semejantes a los nuestros y también actuar de igual forma al descubrir sus virtudes, analizando si no son parecidas a las nuestras o en su ausencia cómo podríamos alcanzarlas.  Las emociones responden a los estados de ánimo y pueden reflejar alegría, miedo, tristeza, ira, sorpresa, repugnancia, etc. Estas expresiones son comunes a todas las personas, incluso a muchos animales y por esta razón, en las emociones básicas, la mayoría de las reacciones faciales son comunes a todas las culturas. Buena parte de los trastornos emocionales tienen una de sus causas en no saber expresar los sentimientos y para paliar esta situación hay que comenzar a expresar lo que sentimos e iremos comprobando que, cuando logramos poner en palabras lo que sentimos, estamos dando un gigantesco paso hacia el manejo de nuestras emociones y de nuestra vida. Un consejo: “Para comprender mejor cualquier cuestión lo más eficaz es tratar de expresarla. Así que, ante cualquier duda, lo mejor es poner palabras habladas o escritas a lo que queremos conseguir”. Sigue...

  • LOS CAMBIOS DE ACTITUD

    Ver la vida de forma positiva, es el gran reto actual de la humanidad, donde la mayoría de las noticias que recibimos se basan en los desastres naturales o en los provocados por el hombre. Ante cualquier situación cotidiana debemos mejorar nuestra actitud, conscientes de que esto es lo que está determinando nuestra forma práctica de comportarnos, porque la clave del éxito está en cómo desarrollamos los pormenores de la vida diaria. Los errores y las dificultades no deben cambiar la actitud positiva que hemos ido construyendo a base de esfuerzo y entusiasmo, conscientes de que una baja autoestima simplemente es un error de cálculo, que obstaculiza nuestro camino.  A veces la incertidumbre de cuál será el resultado final, nos puede estar generando una actitud ansiosa con sensaciones de angustia y estrés, que por higiene mental, debemos tratar de suprimir. Sin obsesionarnos pensando en lo que puede salir mal, miremos hacia el futuro, como si fuese una nueva oportunidad en la que la vida puede cambiar a mejor. Por el contrario si organizamos el día con tiempo suficiente y mantenemos una actitud positiva hacia esa nueva oportunidad que comienza para nosotros, no nos levantaremos con estrés y podremos hacer frente a cualquier situación. En esta dinámica, iremos adquiriendo progresivamente una actitud positiva ante la vida, al levantarnos, al acostarnos y en todo momento y circunstancia. Frente a las situaciones negativas de origen externo debemos ser capaces de adquirir un cierto grado de perspectiva o de alejamiento del problema, previamente al análisis y a la toma de decisiones.  Las determinaciones posteriores en pura lógica deberán orientarse en una de las dos opciones inteligentes: a)pasar de ellas, ignorarlas y apartarlas de nuestras vidas, b) sortearlas, torearlas y obviarlas sin involucrarnos en ellas. La vida está hecha de pequeñas decisiones y, en realidad, todas ellas son importantes. No hay decisión insignificante, cada sendero lleva a otro y este a otro diferente, que pueden aproximarnos o alejarnos del objetivo primordial y, a la vez, las decisiones adoptadas positiva y conscientemente nos consolidan como administradores de nuestros recursos y en definitiva de nuestra propia vida. Cuanto mejor sea el autoconocimiento mayor será la eficiencia Diccionario* de nuestras decisiones y el éxito de las gestiones. Sigue...

  • ¿ME FALTA VOLUNTAD?

    Llamamos “libre albedrío” o voluntad a la facultad que tenemos de poder elegir libremente entre distintas alternativas, pero conviene distinguir entre la voluntad, como una elección consciente entre opciones diferentes, y la actuación por instinto, impulso, acto reflejo, hábito, rutina, automatismo, etc. Gracias a la voluntad podemos constatar que somos los artífices de nuestra vida y que a ésta le podemos dar un verdadero sentido, mucho más profundo y universal de lo que la rutina convencional nos ofrece.  La voluntad se desarrolla con el entusiasmo, mejor que con el sacrificio, pues si lo que queremos hacer nos motiva, la voluntad surge sin esfuerzo, mostrándose plenamente activa, firme y constante en cualquier circunstancia. Así lo que para unos puede suponer un gran esfuerzo y sacrificio, para otros, si cuentan con la ilusión y el entusiasmo pertinentes, no hay ninguna sensación de sufrimiento, porque se está llevando a cabo algo anhelado y deseable. Debemos liberarnos de los hábitos negativos y de los temores que insensibilizan y detienen la creatividad de nuestra mente y la consecuente respuesta positiva de nuestras actuaciones. Sigue...

  • ¿ME FALTA MOTIVACIÓN?

    La voluntad se puede debilitar si falla la motivación y esto puede ocurrir por causas tan simples como no tener bien definidos y claros los objetivos, no mantener viva la valoración positiva de los mismos o no sentirse capaz de superar los obstáculos, que nos presenta el entorno medioambiental o socio-familiar. Otras veces no nos sentimos capaces de resistir las presiones internas o externas frente a nuestro proyecto o no sabemos decidir entre las diferentes alternativas, en general no nos sentimos preparados para superar las dudas y los inconvenientes que surgen tras la toma de decisiones. La mejor solución frente al desaliento es mantener una voluntad firme con un alto grado de motivación, que es el gran estímulo para perseverar en los objetivos, pero, si la voluntad no se reafirma continuamente, con el tiempo la motivación cederá y llegará el desanimo. De ahí que la voluntad y la motivación deban caminar juntas hacia la meta, tomando conciencia de que es necesario encontrar un objetivo, que nos motive y nos ayude a esforzarnos de manera continua y consciente. Sigue...

  • LA SATISFACIÓN Y LA MOTIVACIÓN

    Antes de llegar a la meta final hay que superar muchas etapas previas y encontrar en cada una de ellas la satisfacción, que genera la consecución de cada objetivo logrado por pequeño que sea. La voluntad no se adquiere de forma espontánea sino que es fruto de un trabajo progresivo, que nos lleva a insistir una y otra vez, a pesar de haber fallado anteriormente y ésta es la auténtica clave para lograr la victoria final. La voluntad depende de nosotros mismos y podemos desarrollarla siguiendo unos pasos sencillos y lógicos tales como: - Descubrir y despertar en nuestra mente el interés por la meta a alcanzar. - Precisar las vías generales y modelos de conducta que nos llevarán hacia la meta. - Preparar posibles caminos alternativos por si fracasara la acción primitiva. - Realizar acciones deliberadas para conseguir las metas claramente decididas. - Superar los impulsos y hábitos negativos que puedan reducir el interés por el objetivo. - Afianzarse frente a los obstáculos y frustraciones que surjan en el camino emprendido. - Saber que en cada momento tengo la oportunidad de tomar la mejor decisión. Sigue...

  • SOY RESPONSABLE DE MI VIDA

    Llamamos responsabilidad a la capacidad de asumir las consecuencias de la realización consciente de nuestros propios actos, porque solo es responsable la persona que, de forma consciente, lleva a cabo un hecho directa o indirectamente. Por tanto, seremos más responsables de nuestros actos, cuanto mayor grado de consciencia y de libertad vayamos adquiriendo y así la persona más responsable será la más libre.  Si pretendemos mejorar algo de nuestra vida no podremos lograrlo repitiendo los mismos errores que antes nos llevaron al fracaso. Por ello es necesario ir eliminando de nuestros pensamientos la negatividad, que hace que un mal pasado justifique un mal presente y sirva de base a un peor futuro. Así iremos tomando consciencia de que nuestra verdad no es universal y que no es el mundo el que tiene que cambiar, sino nosotros y nuestras visiones negativas. Algunos consejos para mejorar en responsabilidad: - Que los resultados de tu acción sean compatibles con los proyectos de los demás. - Vive y actúa como si la persistencia de esta vida dependiera de tus actos. - Antes de actuar piensa si los motivos de tu acción tienen algún valor social. - Juzga a quien ha actuado mal como quisieras que lo hiciesen contigo. - Lleva una vida honesta de la que puedas sentirte satisfecho. - Quiere y busca para los demás lo mismo que desearías para ti. - Que tu línea de conducta sea compatible con la justicia social. - Ayuda a todo el que te lo pida, especialmente a los pobres. - Haz el bien siempre que este a tu alcance. - A mayor libertad, más responsabilidad y mayor satisfacción interior. Sigue...

  • ¿CÓMO ORGANIZARME?

    La naturaleza nos oferta un buen modelo de organización, generalmente todo funciona siguiendo unos procesos estables de secuencias fijas, que conducen los eventos a su culminación. Toda organización precisa de un orden de funcionamiento y el seguimiento  de pautas sucesivas para la ejecución de los programas preestablecidos. El orden es la clave de una buena estrategia, es lo contrario al abandono y a la desorganización y, sin la forma ordenada y regulada de actuar, no es posible realizar algo coherente.  El utilizar el orden para organizar las diferentes partes de un todo, es una acción inteligente y práctica, que nos agiliza y facilita el desarrollo de cualquier tarea y nos permite lograr nuestros objetivos en la vida. El orden excesivo nos puede llegar a esclavizar y hasta eliminar las ventajas, que nos aporta el orden inteligente, pues nos ayuda a vivir disfrutando de él, pero no a vivir por y para mantenerlo. Así el orden inflexible e irracional acaba convirtiéndose en un obstáculo a la hora de obtener los rendimientos deseados. Cuando se persevera en el orden, este se convierte en un hábito, que facilita la vida no solo al que aprende y lo integra en su forma de comportarse, sino que también afecta positivamente a quienes le rodean. Nosotros influimos en los demás y los demás en nosotros, por ello debemos prestar atención y aprender de quienes ya incorporaron el orden en sus vidas. Ventajas del orden en el trabajo: - Simplifica nuestra vida y la de nuestros semejantes. - Nos permite actuar con mayor rapidez y eficacia. - Se gana tiempo y esfuerzo al tenerlo todo bien organizado. - Se encuentra con más facilidad lo que buscamos. - Se consigue mayor eficacia, eficiencia y bienestar. - Evitamos la perdida de energías por el caos y el estrés. - Se resuelven mejor los problemas y se gestiona mejor el tiempo. - Se favorece el desarrollo integral de la persona. - Mejora la confianza en nosotros mismos y los demás también lo disfrutan. - Favorece el bienestar personal y el de nuestro entorno. - Aumenta la armonía en el interior y en el exterior de la persona. Sigue...

  • EL PREMIO A LA CONSTANCIA

    Las acciones y las reacciones, que llevamos a cabo en el transcurso de la vida van forjando unos hábitos de comportamiento, que acaban configurando un modo de ser específico y nuestro propio carácter personal, que nunca es inamovible y, si tenemos voluntad de cambiarlo, puede ser mejorado, mediante la implementación constante y disciplinada de nuevas y mejores actuaciones.   La constancia y la disciplina son fundamentales para conseguir cualquier objetivo importante en la vida, en caso contrario, siempre estaremos imaginando lo que hubiéramos podido ser o tener y no lo que quisimos y no supimos alcanzar.   Conforme la constancia y la disciplina van formando parte de nuestra vida, llegan los buenos resultados, la fuerza, la seguridad y la confianza de sentirnos capaces de lograr todo lo que nos proponemos. En esta dinámica de capacitación interior nos sentimos convencidos de nuestra propia valía, somos aptos para abordar cualquier desafío y, aunque el reto sea difícil, estamos convencidos de nuestra capacidad para afrontarlos, pues la propia dificultad actúa de aliciente e incrementa nuestro afán de superación. A veces es cierto que personas o circunstancias ajenas a nosotros, pueden colaborar positiva o negativamente a que las cosas no salgan como lo habíamos previsto, pero no debemos olvidar que la mayor responsabilidad sobre lo que nos ocurre en la vida recae en nuestras propias acciones u omisiones. Sigue...

  • ¿CÓMO MEJORAR MI AUTOESTIMA?

    Todos los días de nuestra vida están abiertos para el cambio, para la mejora, para la superación de las imperfecciones y limitaciones, que nos lastran tanto en el camino del bienestar o de la salud personal, como en el desarrollo armónico de nuestra colectividad. Para poder acometer un proceso de cambio es imprescindible conocer el punto de partida personal, ambiental y social, del que salimos, analizando lo que somos objetivamente, nuestra autoestima, nuestro entusiasmo y el entorno, para reconducirlos en beneficio de los objetivos propuestos.  De cuando en cuando conviene preguntarse si ¿soy el que creo que soy?, ¿el que los demás creen que soy? o ¿el que realmente soy?  La respuesta correcta puede vislumbrarse, cuando analizamos nuestras actuaciones, pues como reza la sabiduría popular, “Por las obras los conoceréis”, aunque para situarnos frente a nuestro comportamiento de forma correcta también deberíamos explicar el por qué hacemos lo que hacemos. Sabido es que muchas veces actuamos mecánicamente por inercia, por sensaciones o por estímulos externos que se basan en hábitos inconscientes y, o en sentimientos complejos. Se impone en pura lógica, investigar y reconducir las motivaciones reales y  profundas que están programando nuestras acciones cotidianas. Sigue...

  • AUTOENGAÑO vs. OBJETIVIDAD

    La visión objetiva de la vida se consigue con una mirada y una actitud positiva ante todo lo que vemos, oímos y sentimos. Si creemos en nosotros mismos y si vamos adoptando la costumbre de ver la parte positiva de todos los eventos, no nos sentiremos obligados a emplear el autoengaño, que está en la antítesis del autoconocimiento y forma parte del lastre que deberemos ir eliminando progresivamente.   En el terreno de las emociones es donde más arraiga el autoengaño, con gran frecuencia tendemos a ver y creer cosas que no se corresponden con la realidad, fundamentalmente en las personas, cuyo conocimiento ha estado impregnado de intensas emociones de amor o de odio. Este fenómeno lo vemos especialmente en las personas más cercanas, como la pareja, los profesores, los jefes, etc., a los que atribuimos emocionalmente cualidades y, o defectos muy alejados de la realidad. Es realmente difícil liberarse de este tipo de autoengaño, porque en nuestra percepción se conjugan más elementos emocionales que intelectuales, que deforman las realidades, exagerando las virtudes y obviando los defectos o viceversa. Recordemos que las emociones forman parte de los instintos más primitivos de los humanos y se fraguan en las partes más profundos del cerebro. Sigue...

  • OBJETIVIDAD SIN PREJUICIOS

    Para ser más objetivos es necesario relacionarse con los demás sin juicios previos, respetándolos al igual que nos respetarnos a nosotros mismos sin prejuzgarnos. En síntesis hemos de tratar de vivir según nuestros propios valores, observando con objetividad nuestros sentimientos y emociones, siendo capaces de expresarlos, sin dañar ni culpar a nadie, ni siquiera a nosotros mismos, buscando y valorando positivamente todo aquello que nos haga sentirnos a gusto en nuestra piel.   La observación de nuestro proceder y del de los demás es clave para el adiestramiento interior, para ejercitar la verdadera personalidad y para controlar las emociones.  Si nos dejamos llevar por la fantasía y permitimos que la mente divague inmersa en ensoñaciones inconsistentes, estaremos inermes en manos del azar, sin que las riendas de nuestro destino tengan quien las controle. A veces las personas infravaloramos nuestras capacidades y otras sobrevaloramos nuestras posibilidades, pasando de la euforia al pesimismo y de la seguridad plena a la vacilación. Cuando la circunstancias nos son favorables sobrevaloramos nuestras capacidades, pero cuando son desfavorables subestimamos nuestras posibilidades de luchar en la vida. Las dificultades, la pereza, la insatisfacción, los problemas económicos o profesionales, los conflictos de relación con las personas que tratamos a diario, etc., nos pueden estar indicando la necesidad de replantearnos nuestro propio camino, permitirnos efectuar un buen análisis y decidir, hasta cuando estamos dispuestos a soportarlo o si debemos tratar de cambiarlo. Sigue...

  • EL ENTUSIASMO ES PODER

    El entusiasmo es el gran recurso que tenemos a nuestra disposición, el que nos proporciona la energía, la fuerza, el dinamismo que nos impulsa a ir más allá, que nos proyecta hacia lo más elevado de nosotros mismos, hacia lo que realmente tiene valor. Todos necesitamos tener confianza en nuestro potencial creativo y el entusiasmo es la cualidad que nos da fuerza, cuando somos capaces de creer en nosotros mismos y nos atrevernos a ir más allá de lo que creíamos que eran nuestros límites.  El verdadero entusiasmo se manifiesta tanto en los momentos favorables como frente a las dificultades, porque su base está en creer en nosotros mismos, en lo que deseamos y  en lo que hacemos, para ello es necesario tener un objetivo, una meta y una misión, que llevar a cabo en la vida. La confianza que vayamos ganando en nosotros mismos hay que extrapolarla a los demás y debe basarse en la sinceridad y en los valores éticos, sin los cuales no puede alcanzarse un verdadero éxito. Todos tenemos unos objetivos capitales en la vida, un proyecto que debemos descubrir, cultivar y conseguir, pero para perseverar y mantener activos nuestros sueños debemos atender el impulso interior, que nos hace seguir adelante en los momentos difíciles y nos da fuerzas, cuando nos invade el temor, la desidia o el conformismo. Sigue...

  • EL ALICIENTE DE LA SATISFACIÓN

    Para que un determinado proyecto siga adelante necesita ir aportando satisfacciones, que de alguna forma vayan recompensando los esfuerzos requeridos para su puesta en marcha y sobre todo para su continuidad. Con demasiada frecuencia nos olvidamos de valorar los resultados positivos que vamos obteniendo y nos fijamos en demasía en los esfuerzos que nos cuesta llevarlos a cabo.   De igual manera es conveniente reconocer que el aplauso de los demás es una de las recompensas, que nos ayuda a mantener la continuidad del esfuerzo y muchas veces no lo valoramos adecuadamente.  Cuando un trabajo que te supone una dedicación intensa, te proporciona el placer de comprobar su aceptación por parte de los demás, que valoran su utilidad o su coherencia, produce una satisfacción personal e incrementa la confianza en tus capacidades, favoreciendo la continuidad del trabajo iniciado. La emoción y el placer de saberse aceptado es un ingrediente básico para progresar en los programas que realizamos, sin ellos nuestro cerebro va perdiendo motivación y sin ella disminuye la atención y la dedicación, situándonos en una disyuntiva en la que van dominando los aspectos negativos que acaban por abortar el proyecto inicial. Sigue...

  • SUPERAR LA DESIDIA Y LA DESGANA

    Frente a la tendencia a dejarse llevar por la desgana, por la desidia y rendirse cuando las cosas no salen como desearíamos, hay que reaccionar y salir al encuentro de las dificultades para afrontarlas, con el mismo entusiasmo que actuamos frente al éxito. Hasta los mejores competidores en cualquier faceta de la vida pierden en alguna ocasión, a pesar de lo cual siguen adelante y esto es lo que diferencia al que fracasa del que triunfa realmente Muchas veces darse por vencido es lo más sencillo y hasta puede suponer un consuelo ante la derrota, pero sobreponerse a la desilusión y al desaliento, exige valor, arrestos y confianza en las propias capacidades. Dicen que en lo más hondo del precipicio están los recursos para salir y volver a intentarlo, porque la vida es esfuerzo, voluntad y riesgo. Como en los restaurantes frente a la carta de platos, cuando elegimos uno de ellos, rechazamos indirectamente los demás, así al elegir un proyecto desechamos otros y si poco a poco nos vamos apartando del camino elegido, que nos conducía a realizar nuestros sueños, cada vez será mucho más difícil alcanzarlo, pues cuanto más nos alejamos, más difícil será para nosotros parar y reencontrar el valor para desandar lo andado. Poco a poco iremos progresando en madurez ante la vida, que está relacionada con el autoconocimiento y, gracias a ella, vamos dejando de culpabilizar de los problemas que nos acontecen, a las circunstancias que tienen poca o ninguna culpa de ellos. Sigue...

  • ADAPTARSE AL ENTORNO

    La vida, frente a un entorno siempre cambiante, exige una continua adaptación, que, si sabemos llevarla a cabo, nos animará a considerar que la vida merece la pena ser vivida. Todos anhelamos ser apreciados por lo que somos y por lo que hacemos, pero si ya es difícil entendernos a nosotros mismos, la dificultad para comprender a los demás resulta similar o superior, a pesar de lo cual seguimos teniendo la obligación y la necesidad de compartir y armonizar nuestros proyectos con los de los demás.  El ser humano es un individuo social que debe vivir normalmente con otras personas y nunca solo y, si tiene un plan de vida activo integrado en la sociedad, le puede proteger frente a las enfermedades mentales, ayudándole a dar coherencia y llevar a buen término sus programas de actuación. Todos los avances de la humanidad han sido logrados merced a la colaboración con los demás, la experiencia de unos es mejorada y completada por la de otros y esta constatación sirve de base para el proyecto siguiente. La naturaleza nos presenta la mejor y más perfecta enciclopedia para la vida y cada ser vivo es un reflejo de ella, que está hecho a su imagen y semejanza. Las observaciones sobre el entorno, los análisis inteligentes y las conclusiones coherentes, llevadas a cabo por nuestros ancestros, debieran ser los puntos de partida para la recreación del acerbo cultural que legaremos a nuestros descendientes. Sigue...

  • SIN COMUNIDAD NO HAY DESARROLLO

    La supervivencia no se consigue con el individuo aislado, sino con el grupo, cuando unos individuos se integran con los otros, puesto que ya nacemos necesitados de los demás para poder sobrevivir y así seguiremos hasta la muerte, reconociendo que el aislamiento social nos aboca a la demencia y a la destrucción. Es obvio que procuramos colaborar con las personas más afines a nosotros, a la vez que nos alejamos de los envidiosos y destructivos personajes, que nos impiden la necesaria renovación de nuestro interior.  Diariamente nos sentimos arrastrados por las circunstancias y debemos reconocer que en estos casos no actuamos por impulsos autónomos, sino por la inercia del entorno, por ello es necesario buscar selectiva y conscientemente aquello que nos aporte energía positiva y nos preste el coraje necesario para llevar a cabo nuestro proyecto de vida. Ser sensibles, admirar y respetar los sentimientos y valores de los demás nos ayudan a reconocer mejor nuestra auténtica dimensión humana, pues el reconocimiento y el respeto a los demás es uno de los servicios mejor aceptados y extraordinariamente bien remunerados para el que los practica. En nuestro caminar por la vida podemos encontrar personas y circunstancias que nos ayudan a creer en la bondad, mientras otras nos reafirman en la iniquidad, unas nos hacen aspirar a lo más alto, y otras nos hunden en el fango. Hay personas que nos contagian su entusiasmo y robustecen nuestro afán por las cosas bien hechas, ellas potencian nuestra ilusión, nuestra integridad y nuestro deseo de perfección. Aprendamos a conocer mejor a los demás y a no emitir juicios apresurados, tratemos de entender sus puntos de vista y sus planteamientos, que no tienen por qué coincidir exactamente con los nuestros, pudiendo ser perfectamente complementarios. Sigue...

  • LA BÚSQUEDA DE UN BUEN EQUIPO

    Si está en nuestras manos, tenemos la obligación de actuar con inteligencia y aliarnos con las personas y las circunstancias, que nos ayuden a recrear un mundo mejor, así es preciso evitar a las personas que ponen impedimentos a nuestras ilusiones, a los intrigantes, a los envidiosos, a los antagónicos, a los pesimistas, a los vagos, a los vividores, etc., que disfrutan poniendo palos en las ruedas del carro de nuestra vida cuando pretende alcanzar algo positivo.  También podemos encontrar personas leales y generosas, que cuando encuentran a individuos que están poniendo en marcha algo semejante a sus propios sueños, muestran su afinidad y colaboración entusiasta con el proyecto. Estas personas prestan su apoyo, ayudan y facilitan la labor de los emprendedores y, cuando se logra alcanzar alguna de las metas, disfrutan con nuestros logros y los viven como suyos. Por el contrario, hay personas fracasadas y envidiosas, que se sienten felices, poniendo mil impedimentos para tratar de obstaculizar los programas de los creativos. Nunca podremos impedir que en nuestro camino surjan dificultades, circunstancias y hasta personas con actitudes negativas, pero ante todo obstáculo debemos buscar las mejores soluciones, sintiéndonos capaces de mejorar el proyecto inicial e intentando rodearnos de personas con cualidades y virtudes afines a las nuestras, que deseen actuar como amigos y fieles aliados.   Si queremos evitar a las personas desleales y atraer a las solidarias es necesario tener bien definidos los objetivos, las alternativas y la firme voluntad de llegar hasta el final, pues cualquier vacilación en las intenciones, o la simple fluctuación en cuanto a los objetivos, van a favorecer la proximidad de los desleales y el alejamiento de los buenos colaboradores.  En síntesis tratamos de asegurar una vigorosa y persistente Motivación o Auto-apoyo Mental que es imprescindible para llevar a cabo el difícil reto de AUTOGESTIONAR NUESTRA SALUD, considerada como un proceso dinámico, dependiente de la interacción equilibrada con los otros pilares básicos: La Alimentación (Ver), La Actividad (Ver) y El Descanso (Ver).  

  • ¿A QUÉ LLAMAMOS DEPRESIÓN?

    Decimos vulgarmente que una persona tiene depresión cuando presenta un conjunto de síntomas de tristeza, melancolía, infelicidad, abatimiento, falta de interés en participar de las actividades habituales, aislamiento, decaimiento, irritabilidad, etc. Cualquiera de nosotros ha podido sentir puntualmente sensaciones parecidas durante períodos cortos, pero la consideración de depresión clínica requiere que estos sentimientos interfieran en la vida diaria, durante un período de tiempo prolongado.  Cada vez es más frecuente entre la población del primer mundo encontrar personas diagnosticadas de depresión. Se calcula que afecta a más del 20 % de las personas adultas y el tiempo de duración de cada episodio oscila entre 6 meses y varios años. Vivimos en una sociedad estresada, se nos exige que todo se lleve a cabo de forma precisa y en el menor tiempo posible, para así cumplir más objetivos. Este vivir en constante tensión y estrés Diccionario* nos provoca sensaciones de agobio, de insatisfacción y de incapacidad al comprobar constantemente que no llegamos a las metas propuestas y que “siempre nos quedan cosas por terminar o por hacerlas mejor”. Sigue...

  • SÍNTOMAS DE DEPRESIÓN CLÍNICA

    Entre los síntomas de la depresión Diccionario* destacan: Un estado de ánimo irregular (irritable o apático), pérdida de ilusión por las actividades habituales, problemas de insomnio por exceso o defecto, alteraciones en la forma de alimentarse con aumento o pérdida de peso, fatiga general y pérdida de energía, sentimientos de culpabilidad, inutilidad, menosprecio de uno mismo, baja autoestima, problemas de concentración, lentitud, inactividad, inhibición de las actividades cotidianas, sensaciones de soledad, abandono o desesperanza y hasta pensamientos reiterativos de huida, muerte o suicidio.  La depresión clínica puede desencadenarse ante factores como el estrés puntual o crónico, originado por decepciones sentimentales, desgracias, tragedias, experiencias frustrantes, malas noticias, etc. También puede precipitarse por el consumo de determinadas sustancias tóxicas, como el alcohol, las drogas y hasta por ciertos medicamentos, máxime en personas con cierta labilidad de origen genético o incluso educacional y puede llegar a provocar, desde una incapacidad laboral, por falta de interés, baja productividad e incompatibilidad socio-laboral, hasta el suicidio. Sigue...

  • PREÁMBULOS DE LA DEPRESIÓN

    El origen de las depresiones, al menos como factor desencadenante, parece estar ligado a situaciones previas de ansiedad y estrés continuados. Frente a las situaciones complicadas nuestro organismo responde fisiológicamente para superar los conflictos. Cuando sufrimos una circunstancia adversa nuestro sistema pone en marcha la “reacción de alerta”, trata de controlar todos los eventos que se desarrollan en el entorno, agudiza los sentidos, analiza los “inputs” recibidos, aumenta la atención, reduce o anula el descanso y trata de estar preparado para superar cualquier emergencia que pueda surgir.  La reacción fisiológica del organismo frente a las situaciones de estrés tanto para él como para su prole, es tan antigua como la especie humana y obedece a unos patrones de comportamiento totalmente primitivos. Es una respuesta positiva y coherente, que implica a todo el sistema de emergencia: se liberan múltiples hormonas para provocar una fuertes contracciones musculares, que nos facultan para saltar y correr, aumentan la capacidad y la frecuencia cardiacas, se incrementa la presión arterial, se acelera el flujo sanguíneo, se acrecienta la frecuencia respiratoria, etc. y todos los demás órganos y sistemas del cuerpo posponen sus funciones, dando prioridad y prestando todos sus recursos a la resolución del problema principal que motivó la alarma. Sigue...

  • ¿RECUPERACIÓN POST ESTRÉS?

    Una vez superado el reto y resuelto el problema, todo debe volver a la normalidad y a las condiciones previas a la amenaza. Esta acción-reacción del ser humano, si es completa y se resuelve en sí misma, no provoca desordenes, ni pasa facturas posteriores. Sin embargo, cuando la amenaza es meramente sicológica, persistente e intangible, como la que se da en una situación de crisis laboral o de tensión en las relaciones sociales o familiares, la reacción frente al estrés sí se pone en marcha, pero no de forma puntual, breve y fisiológica, sino de manera solapada, insidiosa y continuada.  La orquestación hormonal y las respuestas cardio-pulmonares y musculares correspondientes han cumplido su objetivo de proteger al organismo frente a la situación conflictiva y todo debiera volver a la normalidad y establecerse la calma. Cuando el proceso orgánico, instaurado frente a la amenaza, no termina resolviéndose mediante las reacciones fisiológicas normales, se acaba agotando el mecanismo hormonal y se lesiona inexorablemente todo el organismo. Las personas con estrés Diccionario* crónico sufren de ansiedad, insomnio, depresión, alteraciones gastrointestinales, debilidad y disminución de las defensas, a la vez que son más sensibles y susceptibles de padecer enfermedades metabólicas, cardiovasculares e incluso cáncer. Sigue...

  • EL PAPEL DE LA SEROTONINA

    El estrés Diccionario* intenso y sobre todo si es continuado provoca un desequilibrio en el eje hormonal dopamina - serotonina con marcada depleción de los depósitos de esta última hormona, encargada de frenar y modular en las sinapsis nerviosas los impulsos que recibe nuestro cerebro y que, en ausencia de serotonina, nos aturden y ahogan por su cantidad, intensidad y falta de discriminación, impidiendo una valoración serena y armonizada de las situaciones y circunstancias que nos sobrevienen.  Todos los días de nuestra vida estamos produciendo serotonina Diccionario* para nuestro consumo a partir de unos elementos tan sencillos como la comida y el sueño, que son los primeros que se resienten en las situaciones de estrés. Un aminoácido esencial, elemento habitual en las proteínas de nuestras comidas y conocido como triptófano Diccionario* es la materia prima, necesaria para fabricar la hormona serotonina. Esta hormona es capital para poder alcanzar y mantener el equilibrio mental, pero curiosamente este proceso de transformación se lleva a cabo en el tracto gastrointestinal y durante las fases más profundas del sueño. Es fácil comprender que, tanto a la alimentación como al sueño, se les reconozca y se les atribuya su papel de elementos reparadores y de la misma forma podemos entender la aparición de la depresión en las personas que, por alguna circunstancia adversa de la vida, descuidan la alimentación (Ver) y, o, el descanso (Ver). Hay que garantizar una ingesta equilibrada con suficientes proteínas y lograr dormir las 8 horas diarias para asegurar el triptófano y su adecuada transformación en serotonina. Sigue...

  • LAS BASES DE LA AUTOESTIMA

    Desde la infancia, cuando empezamos a practicar la reflexión y a lo largo de toda la vida consciente, vamos conformando la opinión que mantenemos de nosotros mismos, con arreglo a lo que hemos ido aprendiendo de nuestro entorno más próximo, a la valoración que continuamente vamos haciendo de nuestros actos y a las sensaciones que vamos teniendo sobre la opinión que los demás expresan respecto a nosotros. La autoestima nos anima a conducirnos por la senda más aplaudida por el entorno y a seguir luchando tras la consecución de los objetivos.  Una autoestima equilibrada hace que nos sintamos armónicamente integrados en nosotros mismos, capaces de llevar las riendas de nuestra vida, de afrontar nuevos retos y ser tolerantes con los demás. Es interesante tomar conciencia de que, cada uno somos para nosotros mismos, lo mejor que poseemos con unas características excepcionales, rodeadas también de unas zonas oscuras, que con excesiva frecuencia están ocultando nuestros valores reales, no obstante disponemos de las energías y posibilidades de cambio suficientes como para sacar a flote nuestras mejores cualidades. Sigue...

  • RECUPERAR LA AUTOESTIMA

    Una de las expresiones que con mayor frecuencia se detecta en las personas deprimidas es la pérdida de la autoestima, valor imprescindible, que necesitamos para enfrentar cualquier evento o circunstancia que nos exija una respuesta personal, como el saber adaptarse a las necesidades y reaccionar de manera conveniente ante cada circunstancia.   Es fundamental un cierto grado de autoconocimiento, pues conforme avanzamos en esta experiencia interior se adquiere más confianza en uno mismo. Para progresar y perfeccionarnos, es esencial saber qué queremos, cuáles son nuestras metas, qué pretendemos mejorar de nosotros mismos y cómo podemos conseguirlo.  Mejorar nuestra autoestima debe ser uno de los objetivos prioritarios en nuestro plan de desarrollo personal, para ello precisamos valorar lo mejor de nosotros y lo que podemos perfeccionar, trabajando por superar los problemas y las dificultades personales, desarrollando la creatividad, buscando la objetividad y la independencia de criterios, afianzando la personalidad y ampliando la capacidad de relación positiva con el entorno. El mejoramiento interior supone un cambio favorable no sólo en nosotros sino en nuestra vida y en la de los demás. Es un proceso progresivo, que precisa tiempo y paciencia. Sigue...

  • EL AUTOCONOCIMIENTO

    Debemos ser conscientes de que estamos mejor preparados para algunas cosas que para otras y, si algo nos sobrepasa por distintos motivos o en ciertos momentos, no significa que sean irrealizables sino que nuestro trabajo y nuestro esfuerzo deben ser mayores. Cuanto mejor nos conozcamos a nosotros mismos, valoremos con objetividad nuestros límites y nuestras capacidades reales, menores riesgos de equivocación soportaremos en el devenir cotidiano.   Se considera una señal de autentica sabiduría el saber compaginar el equilibrio entre las capacidades y las limitaciones de las personas frente a las dificultades de los proyectos.  Mejoramos el autoconocimiento cuando aprendemos a valorar con honestidad y sin temor nuestras capacidades y nuestros límites. Esto nos permite ir mucho más seguros por la vida y equivocarnos menos que si tratamos de exagerar o esconder, por exceso o por defecto, nuestros propios recursos, pues si persistimos en engañarnos a nosotros mismos, estamos abocados al fracaso. Ser conscientes de nuestras posibilidades, plantearnos metas coherentes y realistas es signo de quien se conoce bien a sí mismo e inicia el camino para progresar en cualquier faceta de la vida. Sigue...

  • ALIMENTACIÓN Y NEUROTRANSMISORES

    Nunca debemos olvidar que todos los procesos mentales que el ser humano pueda llevar a cabo están mediados por una serie de hormonas o neurotransmisores, que actúan como verdaderos ejecutores y controladores de los impulsos cerebrales y estos, a su vez, dependen del substrato alimenticio, que hayamos aportado al sistema orgánico.  En pocas palabras, no puede existir un pensamiento correcto y equilibrado sin una dieta ideal (Ver) que le de soporte nutricional, por lo tanto, no podemos ser tan ingenuos de creer que, con solo aplicar intensamente todas las estrategias que hemos dibujado, lograremos los objetivos propuestos, si descuidamos el aporte nutricional necesario para poder confeccionar los ingredientes bioquímicos, que están en  la base de nuestros pensamientos más sublimes. También la actividad física (Ver) y el descanso (Ver) reparador nos van a permitir eliminar la excesiva tensión nerviosa, hacernos más sociables y aumentar nuestra autoestima, recuperando el equilibrio emocional, de la misma forma que los momentos de ocio, bien administrados, nos ayudan a afrontar las circunstancias cotidianas con mayor lucidez, habilidad y perseverancia, disminuyendo el estrés, la ansiedad y mejorando los resultados globales de nuestro nuevo proyecto vital. Sigue...

  • MENSAJES FRENTE AL ESTRES

    Es necesario plantearse seriamente una férrea defensa del individuo, frente a las situaciones de estrés crónico, que constituyen en la actualidad, una de las principales causas de morbilidad e incrementos de la mortalidad general. Además no debiéramos olvidar que somos descendientes de los que fueron capaces de sobrevivir ante cualquier situación de angustia, provocada por todo tipo de adversidades, amenazas, guerras, hambrunas, pestes, etc.  Si estamos dispuestos a propiciar un cambio en nuestra vida, hemos de aceptar que el crecimiento personal está basado en la transformación interior, en la armonización con el mundo exterior y en las necesarias readaptaciones de uno mismo frente al mundo. - Tener problemas será realmente un problema, si no buscamos las soluciones. - El único fracaso real es el que nos impide seguir luchando. - Cualquier tropiezo nos lleva a la invalidez, si no somos capaces de levantarnos. - Perder solo es un contratiempo, mientras sigamos peleando. - El error más profundo y pernicioso es desistir del próximo intento. - La verdadera equivocación es renunciar a poder equivocarse.   - Para analizar bien un problema distanciémonos de él y de su influencia. - Una reflexión serena y suficiente debe preceder a cualquier tipo de actuación. - Ordena jerárquicamente las acciones prioritarias y las menos trascendentes. - La deslealtad de uno no justifica la desconfianza en los demás. - Frente a la incomprensión de unos, tratemos de comprender mejor a los otros. - Si no recibimos el cariño que queremos, demos todo el que podamos. Sigue...

  • ENCADENADOS

    Si nos parece lo intentamos, si nos interesa lo probamos, si nos gusta frecuentamos, si nos atrae lo saboreamos, si lo saboreamos nos regocijamos, si nos regocijamos repetimos, si repetimos ambicionaremos, si ambicionamos buscaremos, si buscamos encontraremos, si observamos aprenderemos, si estudiamos nos instruiremos, si investigamos descubriremos, si nos ejercitamos mejoraremos, si mejoramos nos rehabilitaremos, si nos estimulamos trabajaremos, si trabajamos lo conseguiremos, si sembramos recogeremos, si peleamos ganaremos, si planificamos ejecutaremos, si actuamos desarrollaremos, si luchamos ganaremos, si escuchamos entenderemos, si persistimos lo alcanzaremos, si queremos podremos, si  podemos disfrutaremos, si disfrutamos seremos felices, si somos felices tenemos bienestar, si tenemos bienestar hemos encontrado la Salud.

  • LA AMENAZA DEL CÁNCER

    El cáncer es una de las dos principales causas de mortalidad en los países desarrollados. En España las Enf. Cardiovasculares son responsables del 32 % de los fallecimientos y el Cáncer del 26 %. Estas cifras ya nos hablan de su importancia estratégica y de la necesidad de diseñar programas para su prevención. El cáncer puede darse a cualquier edad, pero el riesgo de aparición de los más comúnmente registrados corre paralelo a los años de vida.  La palabra cáncer ya nos pone los pelos de punta cuando la leemos o pronunciamos, pues queramos o no la identificamos con un problema de salud grave, con importante riesgo de muerte, aunque cada vez se consiguen mejores y más definitivos controles, siempre que la detección y el tratamiento de la enfermedad se lleve a cabo en las primeras fases de su desarrollo o mejor aún, si ponemos en marcha la llamada prevención primaria, consistente en evitar los factores de riesgo y potenciar el propio sistema inmunitario. Todos sabemos que nuestra vida va a tener un límite en el tiempo, pero la sola idea de sentir la presencia de la “espada de Damocles” sobre nuestra cabeza nos hace poner en marcha todas las alarmas. Sigue...

  • ¿A QUÉ LLAMAMOS CÁNCER?

    Llamamos cáncer a un conjunto de enfermedades en las que el organismo ha producido un exceso de células anormales (también conocidas como malignas, cancerígenas o cancerosas), que se establecen incluso fuera de lugar y cuyo desordenado crecimiento excede los límites considerados como normales. Cuando el crecimiento celular invade a los tejidos vecinos le llamamos metástasis y esta se lleva a cabo por vía sanguínea o linfática.   Esta característica diferencia a los tumores malignos de los benignos, que solo crecen en su lugar de origen, pero no invaden otros tejidos, ni producen metástasis.  Otra característica de las células normales es su crecimiento ordenado, que al sentir el contacto con las células vecinas, frenan su reproducción, al contrario que las células malignas que crecen alocadamente y tienden, en general, a formar tumores, excepto algunos tipos especiales de cánceres como las leucemias. En el mundo occidental la mayoría de los cánceres suelen ser tratados y bastantes de ellos curados, dependiendo de diversos factores como la respuesta inmunitaria del paciente, el tipo de tumor, su localización y el estado evolutivo en el que se encuentre. Cada vez se descubren nuevas y complejas interacciones entre el material genético, los carcinógenos y el medioambiente en el que se desenvuelve el ser humano, tratando de buscar los motivos por los que algunos individuos sí desarrollan cáncer después de una exposición a carcinógenos y otros no. Sigue...

  • ¿CÓMO SE ORIGINA EL CÁNCER?

    La condición previa para poder desarrollar un cáncer es la presencia de algún tipo de anormalidad en el material genético de las células, que puede ser provocada por agentes físicos como las radiaciones, por productos químicos contaminantes, por agentes infecciosos, por anormalidades genéticas cancerígenas, adquiridas durante el proceso de replicación del ADN, si no se corrigen los errores típicos, o por anormalidades genéticas directamente heredadas desde el nacimiento.  Sabemos que nuestro organismo se está renovando vertiginosamente todos los días de nuestra existencia. Cada 24 horas nos nacen y crecen varios millones de células, que algunos autores cifran entre 50 y 100 millones de unidades, algunas de las cuales salen defectuosas y con distintos grados de anormalidad. Ahí es donde y cuando actúa el sistema inmunitario, marcando las células defectuosas o anormales para que los leucocitos macrófagos las fagociten y acaben con el problema desde su inicio. Por lo tanto hay que dejar claro que el asentamiento y proliferación de las  células cancerosas va precedida necesariamente de una importante disminución o bajada de las defensas. Sigue...

  • DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL CÁNCER

    La aparición de una sintomatología posiblemente cancerosa nos debe poner en alerta, puesto que la detección precoz permite un abordaje inicial del tumor de mayor eficacia y garantía para una resolución definitiva. Debemos prestar atención especial a las campañas de prevención, que están dando unos resultados extraordinarios.  El diagnóstico completo del cáncer debe incluir el tipo, su localización, el estado evolutivo y el grado de extensión, teniendo en cuenta que en los estadios iniciales se pueden confundir con otras patologías de sintomatología parecida.  Una vez detectado el cáncer, se procede a su evaluación, pronóstico y diseño del tratamiento más conveniente, combinando de la mejor manera posible las propias defensas con las armas disponibles en la actualidad, es decir, la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.  Existen programas de investigación a nivel internacional en los que se desarrollan planes terapéuticos y tratamientos específicos según el tipo de cáncer, valorando las características del propio paciente, tratando de actuar a un nivel molecular específico contra las anormalidades de los tumores y minimizando las agresiones a las células normales. Cierto es que el pronóstico del Cáncer cada día es menos sombrío, que las remisiones totales son más frecuentes y que los tratamientos van siendo menos agresivos y más eficaces. Sigue...

  • MIS DEFENSAS Y EL CÁNCER

    Sabemos que nuestro sistema inmunitario Diccionario* tiene la capacidad de eliminar cualquier célula anormal, impidiendo su asentamiento y proliferación, mediante la acción de los leucocitos macrófagos, auténticos expertos en la limpieza de las células patológicas, que necesariamente vamos a generar en algunas ocasiones, dada la enorme cantidad de células en continua renovación. Todo ser vivo está en permanente y continua disputa, defendiéndose de millones de otros seres macro y microscópicos, que también pugnan por vivir y multiplicarse a costa de sus vecinos, en la lucha por la supervivencia. Si nosotros bajamos la guardia, inmediatamente entramos en batalla y aparece la enfermedad en forma de infección más o menos extensa y profunda en relación a la correlación de fuerzas, entre agresores y agredido. Si el conflicto no se resuelve de manera favorable, podemos llegar a perder la guerra.  Nuestras defensas se fabrican diariamente a partir de las proteínas que asimilamos, pero puede quedar en precario su elaboración si no aseguramos los nutrientes básicos, en una proporción o fórmula ideal (Ver). Las infecciones ya consumen gran parte de las defensas y el estrés, a través de las hormonas corticoides que con él se generan, frena seriamente la producción de los linfocitos y macrófagos, imprescindibles para mantener a raya a los agresores externos. Nuestras defensas tienen la misión de garantizar la eliminación de todas las células anormales, que producimos constantemente y debemos ser conscientes del riesgo para nuestra salud, cuando descuidamos la suficiencia y el equilibrio de la alimentación, así como cuando soportamos la persistencia de situaciones de estrés crónico. Sigue...

  • ¿PUEDO PREVENIR EL CÁNCER?

    Cada vez está más clara la multiplicidad de los agentes influyentes en el proceso del cáncer, pero debemos ser conscientes de que la mejor terapia contra él no es solo la detección precoz, ni los tratamientos más sofisticados, sino la Prevención Primaria, consistente en mantener nuestro sistema inmunológico en óptimas condiciones de funcionamiento.  Está demostrado que, siendo muy inferior la incidencia de cáncer en los países de Asia e India, altamente contaminados, en relación a los países occidentales, cuando emigran a los Estados Unidos, en 1 o 2 generaciones alcanzan proporciones de cáncer similares a la de los americanos. La explicación sólo puede estar en relación con la cadena alimentaria, el estrés y tal vez con otras causas como la inhalación de humos y las radiaciones ionizantes. Cada vez está siendo más aceptado por el mundo científico que la alimentación equilibrada y suficiente es uno de los pilares fundamentales para la prevención del cáncer. Frente a la clásica actuación frente a los llamados factores de riesgo, está el desarrollo de vacunas contra el cáncer de cuello de útero, contra el cáncer de piel y el de próstata, que pueden ser una contribución interesante en la lucha de la humanidad para su erradicación. También se ha demostrado que la erradicación de los virus causantes de las hepatitis víricas han reducido de manera significativa la aparición del cáncer de hígado y que la eliminación de la bacteria “Helicobacter Pilori”, presente en las ulceras gástricas y duodenales ha contribuido a reducir el cáncer de estómago. Sigue...

  • LOS ÁCIDOS GRASOS Y EL CANCER

    Hay que tener en cuenta los ácidos grasos omega 3, presentes en los pescados azules como sardinas, boquerones, caballa, salmón, atún, etc., evitando excesos de ácidos grasos omega 6, que por su acción proinflamatoria favorecen el desarrollo de los tumores. Recordemos que en la actualidad estamos tomando una cantidad excesiva de ácidos grasos omega 6, en parte debido al uso excesivo de grasas y aceites vegetales, presentes en la producción industrial de los alimentos. Este problema se agudiza por los cambios producidos en la alimentación del ganado, demasiado rica en grasas de soja y maíz, que pasan a nuestra cadena alimentaria y se está considerando como posible causa del incremento en la incidencia del cáncer humano.   Si para lograr un buen equilibrio hormonal es aconsejable tomar los ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 en proporciones de 4 a1, a favor de los omega 3, en los países occidentales hemos invertido las proporciones, llegando hasta cifras de 20 y 30 a1, a favor de  los omega 6, que compiten en la absorción con los omega 3. Las principales fuentes de omega 3 que no contienen altas proporciones de omega 6 son los pescados azules, pero no es recomendable tampoco abusar de los de tamaño grande, como el pez espada y los grandes túnidos, que al estar más tiempo en la cúspide de la cadena depredadora, acumulan en sus grasas residuos tóxicos como los “pcbs” y metales pesados como el mercurio, presentes en  los mares contaminados. Estos compuestos podrían anular los efectos beneficiosos de los omega 3 y podría llegar a justificarse el uso de suplementos de aceite de pescado, destilado molecularmente para eliminar los contaminantes. Es recomendable el consumo de aceite de oliva virgen y extravirgen, que debe tomarse preferentemente crudo o con pocas frituras, evitando el uso de aceite muy refrito y el comer en exceso alimentos quemados parcial o totalmente, así como abusar de los ahumados, que también contienen compuestos carcinógenos. Sigue...

  • LA ALIMENTACIÓN Y EL CANCER

    Los Micronutrientes* como las Vitaminas Diccionario* y los Minerales Diccionario* deben estar presentes en la dieta del ser humano en las proporciones adecuadas y así se  recomienda el consumo habitual de verduras de hoja, en particular las coles, coliflores, brócolis, etc., los brotes tiernos y las frutas ricas en vitamina C, como los tomates, kiwis y  cítricos en general, que poseen "salvestrol Q 40" compuesto dotado de propiedades anticancerosas.   También el té verde está demostrando ser eficaz en el tratamiento antitumoral y pudiera ser interesante su incorporación a la alimentación cotidiana, lo mismo que otras especias como el curry por su alta concentración en cúrcuma, y N-acetyl-cisteína, que eleva los niveles naturales de “glutatión” (uno de nuestros antioxidantes más potentes).  Debe limitarse el excesivo uso de los hidratos simples, como el azúcar y otros monosacáridos, añadidos en la alimentación industrial y en los refrescos. La entrada brusca de azúcar en la sangre provoca una reacción paralela del páncreas, que aumenta los niveles de insulina y el IGF1, que están asociados con aumentos en la incidencia de cáncer. Es preferible la utilización de hidratos de carbono complejos, de absorción lenta, ricos en fibra y acompañados siempre de proteínas, es decir alimentarse con una fórmula ideal (Ver), que permita mantener el equilibrio en el eje Insulina-Glucagón y no fuerce la producción de insulina por parte del páncreas. De esta forma evitaríamos, además del cáncer, la diabetes (Ver) y la obesidad (Ver). En cuanto al consumo de bebidas alcohólicas debemos recordar que existe una cierta tolerancia del cuerpo humano para cantidades moderadas de bebidas alcohólicas, obtenidas por fermentación como el vino, la cerveza y la sidra, sin embargo no podemos decir lo mismo de las bebidas alcohólicas destiladas como el vodka, el whisky, la ginebra, el ron, etc., que están relacionadas con diversas formas de cáncer. Sigue...

  • LA HIGIENE MENTAL Y EL CÁNCER

    Finalmente es necesario reconocer la intensa participación de nuestra mente en la obtención de los equilibrios hormonales del organismo y en la estimulación de las defensas del sistema inmunitario. La potenciación de los factores anticancerígenos desde el autoapoyo mental es un hecho comprobado fehacientemente, al igual que el efecto contrario, que con la misma fuerza e intensidad es capaz de deteriorar los procesos defensivos, facilitando la acción de los agentes cancerígenos.  Cuando el estado anímico del individuo es positivo, alegre y pleno en su búsqueda del bienestar y de la felicidad, si además está favorecido por una alimentación correcta, una actividad física bien estructurada, suficiente en distracciones y diversiones, apoyada adecuadamente con la relajación y el descanso reparador, nuestro sistema inmunitario se recrea y multiplica su potencial defensivo.   Al contrario sucede cuando el estado emocional progresa negativamente y se reduce la capacidad del sistema inmunológico, bien por culpa de la presión social y familiar, por estrés, ansiedad, angustia o depresión y también por la falta de descanso o de actividad física, que deberían actuar como elementos recuperadores del equilibrio orgánico. Sigue...

  • SENCILLOS CONSEJOS FRENTE AL CANCER

    -Evitar la respiración de humos reduce los riesgos de enfermedad y prolonga la vida más que cualquier otra actividad de salud, porque tanto el tabaco como su nicotina y los humos inhalados de muchas sustancias fumables contienen carcinógenos. -Alimentarse correctamente (Ver) es equivalente a proporcionar al organismo todos los elementos nutricionales (macronutrientes*  y micronutrientes*), que precisa para su mantenimiento y renovación.  -Respecto al consumo de carnes rojas, los últimos estudios analizados desaconsejan consumir más de medio kilogramo neto de esas carnes por semana. -Si el consumo de fibras vegetales es escaso se ralentiza la actividad del tracto digestivo y se provoca la acumulación de toxinas en el interior de los intestinos, con riesgo de diverticulitis y cáncer de colon. Los alimentos ricos en fibra natural comestible, como los brotes tiernos, las verduras de hoja, las frutas, las bayas silvestres y las legumbres, facilitan el tránsito intestinal y la eliminación de toxinas, sobre todo si se incluye también el consumo de más de un litro de agua potable por día. -La exposición prolongada al sol o a cualquier otra fuente de radiaciones, es aconsejable evitarlas en lo posible, especialmente la exposición a los rayos X y a los elementos radiactivos. También las microondas y las frecuencias electromagnéticas, que se producen cerca de los cables de alta tensión y de las antenas emisoras de radio o de telefonía móvil, parecen estar en cuarentena por un posible incremento en el riesgo de aparición del cáncer. -Para las personas de tez clara en latitudes subtropicales como en las playas del Mar Mediterráneo el tiempo diario de exposición directa al sol no debería superar los 30 minutos, sin el uso de protectores contra la radiación ultravioleta. Aunque las poblaciones de tez morena tienen mayor resistencia a los efectos de las radiaciones ultravioletas, deberían también evitar los excesos en la exposición a las radiaciones solares o a cualquier otra fuente de rayos UV. -Los canceres de piel son relativamente fáciles de detectar si se tiene la precaución de observar la evolución de lunares, especialmente los de colores, los de gran tamaño o los irregulares y asimétricos que requieren especial vigilancia. Ante cualquier sospecha se aconseja consultar al médico especialista, sabiendo también que las queratosis y las verrugas raramente se malignizan, aunque conviene tener precaución en especial si afectan a zonas de rozamiento frecuente. -La aportación equilibrada y suficiente de los ácidos grasos.   -El estrés y la falta de “higiene mental”,  que padecemos en los países modernos está influyendo en el incremento del cáncer.

  • ¿QUÉ SON LAS ENF. VASCULARES?

    Bajo el nombre genérico de Enf. Cardiovasculares subyacen dos mecanismos de acción básicos;  la Arteriosclerosis Diccionario* y la Trombosis Diccionario*, causantes directos del fracaso de los sistemas del riego vascular.  Las enfermedades vasculares  son una de las dos principales causas de mortalidad en los países desarrollados, siendo en España las E. Cardiovasculares responsables del 32 % de los fallecimientos y el cáncer del 26 %. Estas cifras, por sí solas, ya nos hablan de su importancia estratégica y de la necesidad de diseñar programas para su prevención y erradicación, si fuera posible. Con demasiada frecuencia aceptamos que el factor edad condiciona de forma implacable la fortaleza y la resistencia del sistema cardiovascular, frente a las vicisitudes, que nos depara la vida y no nos damos cuenta de que nuestro propio organismo es capaz de desarrollar todos los mecanismos necesarios para su mantenimiento y recuperación, siempre que le suministremos los macro y micronutrientes y las condiciones necesarias para su rehabilitación. Sigue...

  • ¿QUÉ ES LA ARTERIOSCLEROSIS?

    La etimología de la palabra proviene de arterio, que significa en griego “arteria” y esclerosis “endurecimiento o cicatrización”. Así llamamos Arteriosclerosis al endurecimiento de las arterias, que provoca también un estrechamiento de las mismas, pudiendo llegar a ocluir los vasos y paralizar el flujo sanguíneo normal.  Se sabe que ciertas alteraciones del tejido conjuntivo, junto con otros factores de riesgo como la hipertensión arterial (Ver), el tabaquismo, la obesidad (Ver), la diabetes (Ver), el sedentarismo, el exceso de colesterol y triglicéridos, pueden en conjunto ser las causas más importantes para la aparición de la arteriosclerosis.  La arteriosclerosis es la forma más frecuente de inicio de la arteriosclerosis y se caracteriza por un engrosamiento de la capa interna de las arterias por la formación de “placas de ateroma”. Estas placas están compuestas inicialmente por macrófagos Diccionario* (glóbulos blancos), transformados en células espumosas, repletas de colesterol  y de otras grasas. Los macrófagos recogerán mayor o menor cantidad de colesterol y lipoproteínas de baja densidad  (C–LDL), proporcionalmente al tiempo que tarda el hígado en preparar sus receptores para ese tipo de lipoproteínas. La placa se hace más gruesa, se endurece por formarse en ella depósitos de calcio y la luz de la arteria se estrecha, se hace menos flexible y se dificulta el flujo sanguíneo, hasta acabar finalmente bloqueando el paso de la sangre por las arterias. Toda obstrucción arterial es fuente de complicaciones, pero cuando afecta a las arterias coronarias, que alimentan al corazón, el flujo de sangre disminuye y puede llegar a detenerse, produciendo anginas de pecho e infartos del músculo cardiaco, acompañados de su dolor característico, dificultad para respirar y otras complicaciones. Sigue...

  • ¿QUÉ ES LA TROMBOSIS?

    Llamamos trombosis a la formación de un coágulo en el interior de un vaso sanguíneo y también se denomina así al proceso patológico por el que una agregación de plaquetas o de fibrina llega a ocluir los vasos sanguíneos. Ante cualquier lesión el organismo trata de repararla utilizando plaquetas y fibrina para formar un coágulo de sangre, que evite la pérdida de sangre o de suero, también en ausencia de lesiones se pueden formar pequeños trombos, si predominan las hormonas coaguladoras frente a las anticoagulantes.  Si algún trozo de la placa de ateroma se desprende, puede viajar a través de la arteria afectada hasta quedarse atrapada, empotrándose y bloqueando los vasos sanguíneos más estrechos, situación que, si perdura, causa la muerte de los tejidos que se quedaron sin riego sanguíneo.  Ésta es una de la causas más comunes en los ataques cardio y cerebrovasculares, así como los derivados de la formación de coágulos de sangre, originados alrededor de las fisuras en las placas de ateroma, que también pueden emigrar y embozar una arteria del corazón, pulmones o cerebro, causando ataques cardíacos, embolias pulmonares o accidentes cerebrovasculares respectivamente. La formación de las placas de ateroma parece estar asociada a la presencia de varios factores de riesgo, como el tabaquismo, la hipertensión arterial (Ver), la diabetes (Ver), el sedentarismo y el exceso de grasas en la sangre (especialmente el colesterol Diccionario*). Sigue...

  • ¿QUÉ ES EL COLESTEROL?

    El colesterol es una sustancia grasosa, que en su mayor parte está originada por el organismo humano, en consecuencia, abunda de manera natural en nuestro cuerpo y es imprescindible en una determinada cantidad para garantizar nuestra supervivencia. Encontramos el colesterol más concentrado en el cerebro, sistema nervioso, hígado, páncreas y en menor proporción en la grasa y en la sangre. Su biosíntesis tiene lugar en todas las células de los animales vertebrados y su eliminación en el cuerpo humano se realiza convirtiéndose en ácidos y sales biliares, que son necesarias para la absorción de los lípidos y la eliminación del colesterol sobrante, que en forma de bili será secretada al intestino y eliminada por las heces.  Si realizamos una ingesta de alimentos con elevada cantidad de colesterol, el organismo es capaz de compensarla con una disminución en su absorción, en la producción endógena y viceversa. El colesterol es necesario para la vida humana por ser un componente estructural de las membranas celulares, es un precursor de la Vitamina D, participa en el metabolismo del calcio, también es precursor de  las hormonas sexuales como los estrógenos, la progesterona y la testosterona y de los corticoides como el cortisol y la aldosterona. La concentración de colesterol total en el plasma sanguíneo (colesterolemia) aceptada actualmente como normal para los individuos sanos es de 150 a 200 mg/dl. Sigue...

  • ¿COLESTEROL BUENO O MALO?

    La concentración total de colesterol plasmático, respecto al riesgo cardiovascular global, tiene un valor predictivo muy limitado. Cuando esta concentración aumenta se habla de hipercolesterolemia y este rol está relacionado con las lipoproteínas de baja densidad, en la formación de la arteriosclerosis Diccionario*. Se considera que la persistencia de altos niveles de C-LDL (conocido como el "colesterol malo"), aumenta el riesgo de sufrir incidentes cardiovasculares como el infarto agudo de miocardio y que el colesterol ligado a las lipoproteínas de alta densidad (C-HDL) ejerce un papel http://www.dyetica.com/component/content/article/92-blog/enf-vasculares/1102-11-5-porque-sube-el-colesterol protector cardiovascular y por ello se le conoce como el "colesterol bueno".   El colesterol tiene a la vez un efecto positivo y otro negativo sobre la fisiopatología de la arteriosclerosis y en consecuencia la estimación del riesgo cardiovascular, basado únicamente en los niveles del colesterol total es claramente inexacta. Es preciso valorar los niveles de colesterol LDL deseables para cada sujeto en función de sus riesgos cardiovasculares, determinados por la presencia o ausencia de otros factores de riesgo, como los antecedentes personales, diabetes (Ver), tabaquismo, HTA (Ver), nivel de C-HDL Diccionario*,  etc. Para las personas con riesgo cardiovascular alto, es decir, con un 20 % más de probabilidades de sufrir un accidente cardiovascular severo en un periodo de 10 años, los pacientes diabéticos o los que previamente han sufrido uno de estos eventos, la recomendación es la de mantener un nivel de C-LDL Diccionario* inferior a 150 mg/dl. El riesgo cardiovascular según la SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ARTERIOSCLEROSIS: -Colesterol Total por debajo de 200 mg/dl: BAJO RIESGO. -Colesterol Total entre 200 y 300 mg/dl: RIESGO INTERMEDIO. -Colesterol Total mayor de 300 mg/dl: ALTO RIESGO. Sigue...

  • ¿PORQUÉ SUBE EL COLESTEROL?

    El colesterol que podemos ingerir mediante la dieta no llega a superar al 20% del que encontramos en el plasma, porque solo llegamos a asimilar el 50% de lo ingerido y nuestro organismo dispone de un mecanismo limitante, que impide absorber más de 400 mg / de colesterol al día, aunque la ingesta sea muy superior.  Los alimentos, que destacan por su elevado contenido en colesterol en cada 100 grs. de porción comestible, son: las vísceras y la yema de huevo (>400mg); mariscos, mantequilla, patés, bacón y preparados de nata (entre 100 y 300 mg); quesos grasos, embutidos, carnes y pescados (entre 50 y 100 mg);  siendo muy limitada en el resto de los alimentos la presencia de colesterol y por lo tanto poco influyente.   El 80% del colesterol plasmático lo fabricamos los humanos principalmente en el hígado, estimulado por la cantidad total de grasas ingeridas, sean estas más o menos saturadas y también influido de forma decisiva por los tipos de ácidos grasos ingeridos, puesto que no todos los ácidos grasos se comportan de la misma manera en la producción del Colesterol Total Diccionario*, C-LDL Diccionario*, C-HDL Diccionario* y Triglicéridos Diccionario*. Sigue...

  • ¿CÓMO CONTROLO MI COLESTEROL?

    No abusando ni de aceites ni de grasas, hay que evitar que las kilocalorías derivadas de ellas superen el 30% de las calorías totales. De preferencia utilizaremos ácidos grasos monoinsaturados como el aceite de oliva, pero también son buena alternativa los ácidos grasos poliinsaturados (aceites de semillas). No conviene superar con los ácidos grasos Saturados la tercera parte de la grasa diaria consumida y sobre todo evitar siempre los ácidos grasos parcialmente hidrogenados (A. G. Trans).  Importancia especial merece la alimentación equilibrada por su influencia directa en el control de la Diabetes (Ver), la HTA (Ver), la Obesidad (Ver) y la Depresión (Ver), que alteran el equilibrio hormonal del organismo y reducen los márgenes de maniobra para su recuperación, potenciando la formación de las placas de ateroma causante de la aterosclerosis*. Una alimentación que no siga la fórmula ideal (Ver), esta desequilibrada y puede descompensar el eje hormonal Insulina – Glucagón Diccionario*. Este alterará la glucemia y la tensión arterial, incrementando la formación de triglicéridos Diccionario* y la dificultad para el control del peso (Ver). Las situaciones de estrés continuado afectarán al descanso y provocarán un incremento directo del colesterol, de los corticoides, de la glucemia y de las hormonas proinflamatorias. En estas circunstancias los factores equilibradores del organismo, como son la actividad física (Ver) moderada y el descanso (Ver) reparador, no suelen estar presentes y el proceso degenerativo ira instaurándose progresivamente hasta el deterioro final, si no ponemos orden en la carrera de desatinos, provocada por estilos de vida aberrantes Diccionario*.

  • ¿QUÉ ES LA TENSIÓN ARTERIAL?

    Llamamos presión o tensión arterial al efecto físico que experimentan las arterias en su interior ante el empuje mecánico, provocado por el paso de la sangre. Esta presión depende de la mayor o menor actividad de la bomba impulsora (el corazón), de la cantidad de líquido circulante en cada momento, de la elasticidad y capacidad circulatoria que permiten los vasos arteriales y, en último término, de las hormonas que regulan la circulación sanguínea.  Todos estos factores son capaces de modificar la presión arterial. El corazón es una maravillosa bomba, que no para ni de día ni de noche, que no guarda vacaciones nunca, que se autoregula constantemente aumentando o disminuyendo su actividad y su ritmo, atendiendo las demandas de todos y cada uno de los órganos del cuerpo y solo precisa el aporte de los macronutrientes Diccionario* y micronutrientes Diccionario*,en la cantidad y en la proporción adecuadas. La sangre circulante rica en oxígeno, nutrientes, células sanguíneas y agua depende igualmente de la comida y bebida ingeridas. Los vasos sanguíneos, que son estructuras celulares en continua renovación, sometidas a desgastes y deterioros continuos, también dependen de los nutrientes que el sistema aporte tanto en su cantidad como en su calidad y proporción. Por último las hormonas autocrinas, encargadas de la actividad vasoconstrictora y vasodilatadora, que regulan la disponibilidad de la sangre en cada circunstancia y para cada lugar preciso, también dependen de la suficiencia y del equilibrio alimentario. Sigue...

  • ¿QUÉ CIFRAS INDICAN HIPERTENSIÓN?

    Cuando las cifras de tensión o presión que soportan las arterias, medidas reiteradamente en condiciones de reposo por algún sanitario experto, superan o igualan los limites de 140 mm. de mercurio para la tensión sistólica o máxima y, o, 90 mm. para la tensión diastólica o baja, se considera que estamos ante una hipertensión arterial.  Debemos tener presente que la tensión arterial en los animales vivos no es un parámetro estable, sino que varía continuamente en función de los estímulos orgánicos recibidos, que deben permanecer siempre dentro de unos límites de intensidad y duración, compatibles con la vida.   El problema surge cuando la presión soportada por las arterias es de una intensidad o duración tal que no permite la plena restauración o reparación del sistema cardiovascular. Su importancia se deriva del deterioro que a medio plazo sufrirán tanto el corazón como las arterias por trabajar las 24 horas de cada día a mayor presión de la debida, situación que produce fatiga de las células, que conforman las capas internas de las arterias, mayor riesgo de rotura de tejidos y envejecimiento de todas las estructuras implicadas. Se calcula que entre el 30% y el 40% de la población adulta de los países del primer mundo sufren de Hipertensión Arterial (HTA). Sigue...

  • CAUSAS DE LA HIPERTENSIÓN

    Menos del 5% de las Hipertensiones arteriales son secundarias a problemas concretos en algún órgano del cuerpo, tales como ciertas alteraciones del tiroides, de los riñones, de las cápsulas suprarrenales, de la aorta, etc., cuya solución pasa inexorablemente por arreglar inicialmente el órgano u órganos afectados. Por consiguiente la mayoría de las HTA son simples manifestaciones de algún otro desequilibrio en el proceso regulador de la tensión arterial, que depende de la presión ejercida por el corazón en el movimiento sistólico, de la cantidad de sangre que se desplaza y de las variaciones del continente, es decir, de la capacidad de los vasos sanguíneos para ampliar o reducir su contenido.  La mayoría de las hipertensiones que se ven en las consultas están relacionadas con el sobrepeso y, o con el estrés crónico. En todos los estudios poblacionales encontramos que la obesidad, está asociada con la hipertensión arterial, en más del 90% de las ocasiones y tiene una lógica puramente mecánica: “a mayor volumen corporal que atender, se aumenta necesariamente el trabajo de la bomba impulsora y la presión de funcionamiento”. Aunque no todos los expertos están de acuerdo sobre las causas de la hipertensión, hay explicaciones puramente biofísicas que la justifican y en la práctica todos los sanitarios observamos que, cuando nuestros pacientes comen correctamente y normalizan su peso, su tensión arterial se regula. Por  el contrario, si tornan a alimentarse mal, vuelven a incrementar tanto el peso como la presión arterial. En este fenómeno está implicado el desequilibrio de las hormonas autocrinas, a favor de las vasoconstrictoras y en detrimento de sus hormonas antagónicas las vasodilatadoras. Esta situación reduce la capacidad del continente (los vasos sanguíneos) y aumenta la presión del contenido (la sangre). Influye también en la hipertensión arterial la presión en tórax y abdomen, derivada de la reducción del espacio, ocupado por el exceso de tejido adiposo. Este oprime a todas las estructuras vecinas y obliga a incrementar el trabajo cardiaco. Sigue...

  • ¿SE HEREDA LA HTA?

    Desde los primeros estudios, la Hipertensión Arterial (HTA) se considera como el resultado de de una compleja interacción entre factores genéticos y ambientales.  A favor de las influencias genéticas se ha argumentado que la HTA esencial tiene tendencia a presentarse en grupos familiares y eso nos ha condicionado a indagar sistemáticamente sobre la presencia de HTA en los familiares de los pacientes estudiados. Hay una correspondencia familiar en los valores de tensión arterial, pero dicha relación puede explicarse bien por una genética común, bien por un medio ambiente común o por la suma de ambos factores.   Los defensores del origen genético de la HTA llegan a la conclusión de que su influencia supera el 50 %, frente a los que opinan que los estudios no llegan a desglosar suficientemente la influencia ambiental de la influencia genética. Se da por hecho que la tendencia de la HTA a presentarse en grupos familiares es debida a los factores genéticos que actúan en la sombra y por consiguiente se le inculca al clínico la obligación de que investigue la HTA en los familiares y, si no encuentra una historia familiar de HTA, busque pruebas de una posible HTA secundaria. De una manera muy sutil se ha menospreciado la influencia de los factores ambientales, que son los auténticos responsables de la mayoría de las hipertensiones. Casi todos los pacientes normalizan definitivamente sus cifras de tensión arterial, con solo modificar sus hábitos “higiénico dietéticos” y controlar su situaciones de estrés, sin necesidad de que nadie “altere su genética”. Sigue...

  • EL MEDIOAMBIENTE Y LA HTA

    La literatura médica está plagada de estudios en los que se correlacionan los valores de la tensión arterial de un individuo con los de sus familiares, sin embargo es erróneo pensar que el origen es genético y no meramente ambiental, es decir, derivado de la forma familiar de comer, dormir, trabajar, responder al estrés, etc. En la misma línea se han querido ver los factores genéticos productores de la HTA en los individuos de raza negra, sin querer reconocer que las diferencias raciales se acompañan habitualmente de circunstancias socioeconómicas distintas, que condicionan factores ambientales tales como la alimentación, el descanso, el trabajo y el estrés.     También nos hemos acostumbrado a oír y a aceptar como normal que la HTA sube con la edad, como si estuviéramos predestinados a ser hipertensos de mayores y nos tranquilizamos diciendo que hasta cierto nivel de HTA es “normal para mi edad”. La edad no es un factor que suba la tensión arterial, los verdaderos factores hipertensores son los malos tratos, que infligimos a nuestro organismo cada día al no alimentarnos bien o al estresarnos en demasía. La edad es indiferente y así lo prueban las tensiones arteriales de los ancianos de tribus primitivas y de zonas rurales que han llevado una vida sana y sin estrés, siendo estas constataciones independientes de la raza a la que pertenezcan. Para muchos sanitarios es discutible que “la HTA sea una enfermedad crónica de origen desconocido”. Algunos defienden que la HTA ni es una enfermedad, ni es crónica y mucho menos de origen desconocido. Realmente lo que llamamos hipertensión arterial y medimos con los esfigmomanómetros son simplemente unas cifras de presión arterial de variabilidad constante, que superan unos límites determinados, estadísticamente relacionados con la aparición de enfermedades cardio y cerebrovasculares. Este signo clínico es variable, fluctúa constantemente de día y de noche, dependiendo de la presencia o ausencia de los agentes o factores implicados en su gestación, que vamos conociendo cada día con más claridad y precisión. Sigue...

  • LA O.M.S. ANTE LA HTA

    A principios de los años 80 la Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso un plan de tratamiento escalonado para la HTA y en él se insistía desde el primer escalón terapéutico en el empleo de medidas higiénico-dietéticas, tales como la regulación de la alimentación, el control del sobrepeso-obesidad y la reducción del estrés. Estas medidas debían instaurarse antes de proceder a la receta de fármacos y, si no fueran suficientes por sí mismas, acompañarlas de los productos farmacéuticos más simples e inofensivos, que irían asociándose a la terapéutica de manera escalonada. La estrategia comercial de la industria farmacéutica consiguió en muy pocos años cambiar radicalmente los criterios terapéuticos, que habían sido propiciados por la OMS y aceptados por la mayoría de los médicos.  Comenzaron por inundar las revistas médicas con publicaciones que ensalzaban las nuevas terapias farmacológicas frente a los viejos fármacos, que calificaban de obsoletos, poco eficaces y saturados de efectos indeseables. Buscaron y potenciaron a nuevos líderes de opinión sin escatimar gastos y consiguieron con la ayuda de sus fuerzas de venta, que todos nos olvidáramos de los anteriores criterios de la OMS. Recuerdo el comentario de un agudo observador cercano a la OMS, que en su análisis de resultados al finalizar los 10 años de la implantación de la nueva estrategia, hacía el siguiente balance: “Ni hemos disminuido el número de hipertensos ni hemos reducido sus complicaciones, el único cambio ha sido el haber multiplicado por diez el coste de los tratamientos”.  Es doloroso e inaceptable admitir de hecho que la única solución viable y práctica, ante el problema de la HTA, sea la implementación de los tratamientos medicamentosos y su mantenimiento de por vida, renunciando de entrada a la modificación de los hábitos alimentarios y a la falta de higiene mental, que subyacen tras la HTA y que además son los responsables también de la mayoría de las enfermedades crónicas. Sigue...

  • CUESTIONES PREVIAS ANTE LA HTA

    Ante una persona con estrés el mejor tratamiento contra su hipertensión es conseguir que se tranquilice, se relaje y duerma suficientemente.  Las cifras tensionales en los obesos, con un abdomen tenso o timpánico, varían cuando les tomamos la tensión arterial de pie, sentados y tumbados. Es como si el sistema cardiovascular tuviera que modificar su presión de funcionamiento para superar la presión ejercida por el volumen de las estructuras vecinas, aprisionadas entre la musculatura abdominal y el diafragma.   Es muy frecuente tener que esperar algún tiempo para que los pacientes se tranquilicen física y psíquicamente, antes de tomar la tensión y con frecuencia se dan autenticas hipertensiones de bata blanca por reacciones de un estrés insuperable delante de los sanitarios.  La disponibilidad de los aparatos caseros solventan este serio problema diagnostico, que convierte en hipertensos crónicos, (candidatos a tratamientos de por vida), a personas sanas con cierta hipersensibilidad psicológica frente a los sanitarios. Las situaciones conflictivas nos pueden provocar reacciones de tipo hormonal con la consiguiente producción de las hormonas adrenalina Diccionario* e hidrocortisona Diccionario*. La primera provoca un aumento de la frecuencia cardiaca, como preparándonos para realizar un esfuerzo especial y la segunda nos pone en situación de emergencia, anulando los procesos metabólicos normales, que se venían desarrollando y supeditándolos a las reacciones típicas de la supervivencia. Ante esta reacción hormonal, las cifras de tensión arterial se incrementan, tanto por el aumento de la actividad cardiaca como por la vasoconstricción de las arterias y la retención hídrica concomitante. Sigue...

  • LA HTA Y EL FACTOR EDAD

    Hemos visto que otra falacia muy extendida es que “la HTA aumenta con la edad” y esto es absolutamente falso, derivado de una visión poco rigurosa de la realidad. En el análisis de los estudios de poblaciones se aprecia que las cifras de hipertensos son más altas en los grupos de mayor edad hasta los 60 años y luego van disminuyendo hasta los más ancianos. Ante estas cifras no debemos interpretar que el factor edad es el causante de la HTA, sino que en esos grupos de edad hay mayor numero de hipertensos, porque entre ellos hay más obesos, más estresados y más enfermos en general y conforme avanzamos en la edad, van muriendo los más afectados por esos problemas de salud y van quedando los más sanos, lo que propicia ese marcado descenso en el nº de hipertensos.  Si analizáramos otros parámetros como la capacidad económica o la intelectual, en relación a la edad nos aparecerían unas graficas parecidas y no se nos ocurriría pensar que los abuelos, solamente por el factor edad, deberían tener necesariamente más capacidades económicas y mentales que los más jóvenes. Las capacidades no se incrementan directamente por la edad (Ver) sino por otros factores como el esfuerzo y el trabajo, cuyos efectos se visualizan con el paso del tiempo. En la presentación de muchos de los estudios epidemiológicos o no se estudiaba a las personas mayores o se representaban en un solo grupo a los mayores de 60 años y así no era fácil detectar el error. Cuando se realiza una observación más meticulosa, el factor edad pierde fuerza y son otros factores como el sobrepeso y el estrés, actuando a lo largo de los años, los que explican los incrementos de la tensión arterial. Si tomamos la tensión arterial a personas que llevan una vida saludable, que comen y beben correctamente, duermen como niños, están moderadamente activos y no padecen de estrés, observamos que mantienen sus cifras de tensión arterial en la normalidad a lo largo de toda su vida. Sigue...

  • ¿SE DEBE PROHIBIR LA SAL?

    A la hora de valorar los factores ambientales se suele responsabilizar a la sal de mesa como elemento causante de HTA y en consecuencia tratamos de reducirla a la mínima expresión, sin pararnos a pensar que el consumo de sal no es un factor que aparece en escena de forma repentina, sino una hábito normal en la vida de los mismos pacientes que anteriormente presentaban cifras normales. Es cierto que si reducimos la sal se reduce también la cantidad de agua que acumulamos y en consecuencia el líquido en las arterias con el lógico descenso de la presión arterial. Esta solución no ataca el problema en su origen y tiene una eficacia muy reducida y cuestionable, excepto en los pacientes con insuficiencia renal en los que esta actuación es imprescindible, porque no pueden eliminar la sal de forma natural.   Con frecuencia los pacientes hipertensos a los que se les restringe la sal, también deben medicarse diariamente si quieren controlar sus cifras de tensión arterial, con lo que añadimos a los inconvenientes de la restricción salina los efectos secundarios de los medicamentos y una dependencia farmacológica de “por vida”. Únicamente está justificada la restricción de la sal, cuando la función renal de los pacientes está alterada y en consecuencia tienen problemas para su eliminación a través de la orina, siendo esta acumulación salina y su correspondiente retención hídrica la causa directa de una elevación patológica de su tensión arterial. Esta capacidad del organismo para funcionar con mayor o menor cantidad de agua y su influencia directa en la tensión arterial se puede y debe utilizarse para solventar los problemas esporádicos de hipotensión arterial, que responden muy bien al incremento en la ingesta de líquidos. Sigue...

  • EL AUTOCONTROL EN LA HTA

    Sería ideal que cada persona pudiera detectar los factores que están condicionando sus cifras de tensión arterial y que ella misma las normalizara con solo cambiar algunos hábitos de su vida. Simplemente con aprender a comer con la fórmula ideal (Ver), a descansar adecuadamente y tener una vida activa pero sin estrés crónico, estaríamos resolviendo el problema y la HTA dejaría de ser “la enfermedad silente” que nos amenaza en la sombra.   Nuestro sistema metabólico está diseñado para autoequilibrarse constantemente, renovándose y adaptándose a cada circunstancia de la vida de una forma perfecta, siempre que las variaciones del medio ambiente no sean demasiado extremas y el organismo disponga de todos los suministros necesarios para el desarrollo de sus funciones de supervivencia. Para prevenir la HTA no debemos conformarnos con tomas frecuentes de la tensión arterial, poniendo todo el énfasis en la detección precoz, sino tratar de prevenirla, reduciendo el sobrepeso y la obesidad, la falta de ejercicio físico, el déficit de descanso y el exceso de estrés en nuestras vidas. En los países desarrollados la posibilidad de poder contar con estas premisas es algo perfectamente asumible y asequible, puesto que tanto las condiciones ambientales que disfrutamos como la facilidad de acceso a los alimentos básicos está perfectamente garantizado en cuanto a la cantidad, calidad y diversidad. Únicamente nos queda tomar conciencia de nuestras posibilidades reales, reencontrar el equilibrio hormonal y poner en marcha los procesos de autorregulación y regeneración, para conseguir el perfecto estado de bienestar físico, psíquico y social, la Salud (Ver).

  • ¿QUÉ ES LA DIABETES MELLITUS?

    El nombre de Diabetes se deriva del griego y hace referencia a la excesiva cantidad de orina, que "fluye a través del cuerpo" y la palabra Mellitus, proveniente del latín, se refiere al sabor de la orina, dulce como "de miel". La Diabetes Mellitus (D.M.) da nombre a un conjunto de alteraciones metabólicas, cuya característica principal es la excesiva cantidad de glucosa en la sangre, conocida como hiperglucemia Diccionario*.  La diabetes es considerada una enfermedad en continua y constante progresión dentro de la sociedad del primer mundo, que cada día afecta a mayor número de personas, de las que más del 50% no están correctamente diagnosticadas y en consecuencia no toman conciencia de sus riesgos a medio y largo plazo. Se suele detectar la diabetes en los análisis rutinarios, cuando aparecen cifras de glucosa en sangre o en orina superiores a la normalidad y también se puede descubrir, a partir de las sospechas del paciente por una mayor producción de orina (poliuria), un aumento exagerado de la sed (polidipsia)  y, o por un marcado incremento del apetito (polifagia), además de otros signos Diccionario* y síntomas Diccionario* más serios, derivados de la afectación de ojos, riñones, sistema nervioso, vasos sanguíneos y corazón. Sigue...

  • ¿HAY VARIOS TIPOS DE DIABETES?

    Distinguimos según la O.M.S. tres tipos de Diabetes: la Diabetes tipo 1 (D.M. 1, la Diabetes tipo 2 (D.M. 2) y la Diabetes gestacional (D. G.). El diagnostico de la D.M. 1, también llamada infantil o juvenil, presupone el fallo del páncreas y que se ha comprobado un déficit en la producción de insulina Diccionario*, atribuido a una destrucción autoinmune de las células beta del páncreas, que son sus productoras.   En la D.M. 2 o diabetes del adulto el origen del problema es diferente y en ella coexisten hiperglucemias con exceso de insulina, que no puede cumplir su cometido por una reacción paradójica del organismo, llamada resistencia a la insulina Diccionario* y en este diagnóstico se incluyen también las respuestas lentas o insuficientes del páncreas a las demandas metabólicas. La Diabetes gestacional se da exclusivamente en los embarazos y suele servir de aviso del posterior riesgo de una Diabetes tipo 2.   Nuestras células, (alrededor de 60 billones), necesitan glucosa Diccionario* y oxígeno de forma constante e ininterrumpida para obtener la energía necesaria que les permita mantener sus funciones vitales. Esta glucosa cuando es escasa les hace pasar hambre, les acorta la vida y hasta les provoca la muerte, pero cuando es excesiva las intoxica y también puede llegar a destruirlas. Por otro lado sabemos que los aportes de hidratos Diccionario* a nuestro organismo no son continuados sino puntuales y más o menos periódicos, situación que obliga a nuestro metabolismo a administrar esos azúcares con sumo cuidado, tanto en los momentos de la comida como en los de ayuno, debiendo evitar excesos y defectos de glucosa, pues ambas situaciones son perjudiciales para la vida de nuestras células. Sigue...

  • LA GLUCEMIA Y EL PANCREAS

    La regulación de la glucemia se consigue, mediante el juego combinado de dos hormonas importantísimas: la insulina Diccionario* y el glucagón Diccionario*, ambas son segregadas por una glándula capital, llamada páncreas, que las produce a demanda del organismo. Estas hormonas son complementarias y de su equilibrio en la sangre depende la cantidad de glucosa, que va a estar disponible en la circulación sanguínea.  La insulina es segregada por las células beta del páncreas como respuesta, directa y proporcional, a la presencia de glucosa en la sangre, que depende a su vez de la cantidad de los azúcares que absorbemos en la comida. El glucagón es secretado por las células alfa del páncreas como respuesta a los aminoácidos presentes en la sangre, que a su vez dependen de la ingesta, asimilación y degradación de las proteínas. De lo arriba expuesto se deduce que, si ingerimos, masticamos y asimilamos unas comidas que tengan la proporción ideal entre hidratos Diccionario* de carbono y proteínas Diccionario*, garantizaremos una respuesta perfectamente equilibrada del eje hormonal “insulina-glucagón”, una administración correcta de los nutrientes y el mantenimiento de la normalidad en los niveles de glucosa en la sangre. Sigue...

  • LA DIABETES DEL ADULTO

    Con demasiada frecuencia se cree que los diabéticos tipo 2, no producen suficiente insulina y en la mayor parte de las ocasiones no es cierto. Más bien ocurre todo lo contrario, pues llevan produciendo una cantidad excesiva de insulina Diccionario* durante bastante tiempo y el propio sistema metabólico se defiende de esta hormona tan agresiva, haciéndose resistente a ella, impidiendo por un lado su acción hipoglucemiante y provocando, a su vez, de forma paradójica una elevación de la glucemia.  Una vez detectado el problema de la hiperglucemia, del hiperinsulinismo y de la resistencia a la propia insulina, hay que buscar las verdaderas causas que han motivado estas alteraciones y tratar de reconducir y recuperar el equilibrio metabólico perdido. Ante esta respuesta defensiva del organismo por el exceso de insulina, no se debería estimular e incrementar aún más la producción de esta hormona, sino tratar de reducir la resistencia a la insulina Diccionario*, que el organismo opone de manera defensiva. Aumentar la producción de insulina, si bien de momento resuelve el problema, puede acabar agotando al páncreas en un exagerado intento de reducir la hiperglucemia por la brava y aumentar todavía más la cantidad de insulina ya en exceso. Sigue...

  • LA RESISTENCIA A LA INSULINA

    Parece ser que el retículo endotelial Diccionario* es el encargado de impedir que la insulina llegue a los receptores de las células y consiga introducirles la glucosa, dándose la paradoja de que coexisten en la misma sangre y al mismo tiempo, cantidades excesivas de glucosa y de insulina. Con la resistencia a la acción de la insulina se incrementa todavía más la producción de insulina Diccionario* por parte del páncreas que trata de corregir la hiperglucemia, formándose un círculo vicioso que terminará con la instauración del hiperinsulinismo Diccionario*, es decir una producción sostenida y excesiva de la hormona insulina.   Mientras hay un exceso de insulina está frenada la descarga de glucagón por parte del páncreas y consecuentemente persiste un déficit en sus funciones. Si la hormona glucagón Diccionario* no aparece con la cantidad y la actividad suficientes, el glucógeno depositado en el hígado se va transformando en grasa y esta acaba siendo diseminada por todo el cuerpo, siguiendo un patrón de distribución específico para cada persona. La insulina libre del control y de la compensación ejercida por el glucagón reduce los niveles de glucosa en sangre hasta provocar hipoglucemia, que se manifiesta por hambre, necesidad y deseo de aportar alimento al sistema y se transforma en una imperiosa exigencia de comer cualquier cosa, rica en hidratos que se pueda convertir rápidamente en glucosa, bien "algo dulce" o “algo salado”. Ahí comienza el circulo vicioso, si las personas predispuestas comen los hidratos sin la suficiente cantidad de proteínas, seguirá la insulina dominando y actuando libremente sin el freno compensatorio del glucagón, que como ya sabemos responde a la presencia en sangre de los aminoacidos derivados de las proteínas ingeridas y asimiladas. Sigue...

  • EL DESEQUILIBRIO INSULINA/GLUCAGÓN

    Las neuronas necesitan glucosa, dependen de los aportes del sistema digestivo y, si disminuye su contribución, desfallece la actividad cerebral. Esta situación de predominio insulínico provoca hipoglucemia, que nos induce a picar entre horas alimentos ricos en hidratos y nos lleva indefectiblemente a incrementar la grasa de reserva es decir al sobrepeso y a la obesidad. Con estas reflexiones es fácil comprender el hambre casi continuado que presentan los hiper-insulininémicos, puesto que la glucosa, que es el alimento imprescindible para sus células y en especial para sus neuronas, no llega a las células hambrientas, dado que la glucosa en el hígado se ha ido transformando en grasa por la acción del exceso de insulina y el déficit de glucagón.  También se produce estrés por hambre, que el sistema metabólico resuelve aumentando la hidrocortisona que vacía las reservas del glucógeno, para elevar la glucemia. Ante este incremento de la glucosa se vuelve al “círculo vicioso” de aumentar la producción de insulina, que perpetua la situación de hiperinsulinismo Diccionario*, a la vez que se sigue haciendo más intensa la resistencia a la insulina Diccionario*. Hemos comentado que el hiperinsulinismo, es decir la producción continuada de insulina en exceso, provocaba en todo el organismo una reacción defensiva de resistencia, frente a los efectos derivados de su agresividad. No obstante la primordial acción de la insulina es la retirada de la glucosa del cauce vascular y su almacenamiento en el hígado en forma de glucógeno, pero si el organismo desarrolla una resistencia severa ante la propia insulina y no la deja salir del lecho vascular, esa función primordial queda tan reducida que coexistirán el exceso de insulina con el exceso de glucosa en los mismos vasos sanguíneos. Sigue...

  • LA INTOLERANCIA A LA GLUCOSA

    La hiperglucemia Diccionario* que se mantiene durante un tiempo suficiente provoca en las células una intolerancia a la glucosa, destruye por intoxicación las células del hipotálamo, que son las encargadas de regular los niveles de glucosa en sangre e induce la glicosilacion Diccionario* de todas las células y proteínas del organismo. La glicosilación de la hemoglobina  nos sirve para controlar en los diabéticos el deterioro promedio de los últimos tres meses, inducido por los altos niveles de glucemia.   La impregnación de glucosa en los hematíes les hace perder flexibilidad, los hace pegajosos y los incapacita para realizar su función de transferir el oxígeno a las células, que sufrirán de hipoxia y morirán prematuramente. Este es el auténtico drama que sufren los diabéticos de manera imparable si no logran regular sus altos niveles de glucemia.  Si la "resistencia a la insulina" continúa, la respuesta del páncreas se incrementa produciendo más insulina hasta llegar al temido hiperinsulinismo Diccionario*, que acabará enlenteciendo la respuesta pancreática hasta el agotamiento de la glándula. La situación es mucho más desesperada en los diabéticos mal controlados que eliminan por la orina gran cantidad del exceso de azúcar que tienen en su sangre y pierden mucha agua en esta operación, convirtiéndose en sujetos a la vez hambrientos y sedientos. Ante el exceso de insulina, aparece a modo de defensa la llamada resistencia a la insulina Diccionario*, que reduce la eficacia de la misma y obliga al páncreas a incrementar, todavía más la producción de insulina potenciando de nuevo el hiperinsulinismo. Parece contradictorio pero curiosamenteconviven en el diabético tipo 2: un exceso de glucosa, con un exceso de insulina (hiperinsulinismo), que produce una resistencia a la insulina y una creciente intolerancia a la glucosa Diccionario*. Sigue...

  • EL DRAMA DE LA GLICOSILACIÓN

    La hiperglucemia mantenida va afectando a todos los territorios del organismo, impregnando las células de una especie de melaza, que las hace pegajosas y en el caso de los glóbulos rojos, que son los encargados de llevar el oxígeno a todas las células del cuerpo, se quedan pegados unos a otros y forman microembolias, que obstruyen los capilares de manera que el oxígeno ya no puede llegar hasta las células.  Esta situación mantenida provoca la muerte de algunas células por anoxia en órganos tan importantes como la retina, los riñones, el corazón, el cerebro y en todos los demás órganos se acelera la decadencia por la imposibilidad de renovación celular, forzando un envejecimiento prematuro. Realmente el panorama de los hiperinsulinémicos y diabéticos, que no controlan sus cifras de glucemia es muy sombrío, si no se corrige adecuadamente el círculo vicioso de: Exceso de glucosa ---> exceso de insulina. Sin embargo existe una solución tan sencilla y definitiva como asegurar el equilibrio entre la Insulina y el Glucagón, con solo acompañar en todas las comidas a los hidratos Diccionario* con la suficiente cantidad de proteínas Diccionario*, en la proporción ideal de: Hidratos = 4 y Proteínas = 3. Sigue...

  • ¿EL EJERCICIO SOLUCIONA LA DIABETES?

    Sabemos que un ejercicio físico moderado y lúdico mejora el control metabólico porque  aumenta la captación y consumo de la glucosa por parte del musculo, a la vez que normaliza la tensión arterial y reduce la hiperlipemia. Otra cosa muy distinta es llegar a reducir de forma estable la glucemia, derivada de un desorden alimentario, a base de realizar exclusivamente ejercicios físicos, que pueden incrementar de manera indirecta todavía más los niveles de azúcar en sangre por la acción de la cortisona ante el estrés.  El ejercicio físico de preferencia lúdico y no competitivo, tampoco debe ser utilizado para compensar los deslices alimenticios, sino como una forma natural de mantener activo y vital el aparato locomotor, independientemente de los niveles de glucemia.   Paralelamente debemos recordar que la utilización de la glucosa como combustible para la realización del trabajo muscular no es su función prioritaria y debiera reservarse para el suministro de la energía a las células en general y a las  neuronas en particular, pues además de la relativa ineficiencia como combustible para la acción deportiva, derivada de su baja concentración calórica, debemos contar con las dificultades inherentes a su práctica en muchos de los pacientes con limitaciones o impedidos. Sigue...

  • ¿SE HEREDA LA DIABETES?

    El principal culpable de la diabetes del adulto, es el hiperinsulinismo, entendido como una exagerada producción de insulina por parte del páncreas, ante la presencia continua de elevados niveles de glucosa en sangre. Aun teniendo el hiperinsulinismo Diccionario* un origen hereditario, también es cierto que no llega a expresarse en los pacientes predispuestos genéticamente, mientras la glucemia se mantiene en los valores normales, merced al equilibrio del primordial eje hormonal “Insulina/Glucagón”.  Si la ingesta de hidratos Diccionario* de carbono está acompañada en las proporciones adecuadas con la de proteínas Diccionario*, se garantiza una producción equilibrada por parte del páncreas, tanto de la insulina, como del glucagón. Ambas hormonas se neutralizan entre sí, la generación de insulina se contrarresta con la del glucagón, evitándose así los efectos devastadores de la hiperproducción insulínica. El hiperinsulinismo al principio suele provocar hipoglucemia Diccionario* en las personas predispuestas. Estas situaciones de hipoglucemia incitan al paciente a buscar alguna compensación y saciar su hambre de “algo dulce”, tomando más hidratos para elevar sus niveles de glucosa. Ante la nueva subida de la glucemia se vuelve a incrementar la producción de insulina, que reducirá de nuevo los niveles de azúcar y así se forma un círculo vicioso que conduce a un persistente hiperinsulinismo. Cuando en los individuos predispuestos genéticamente se mantiene durante un tiempo suficiente el exceso de insulina, junto con un exceso de grasa, el organismo se defiende y se hace resistente a la insulina, que en exceso es una hormona muy agresiva. Esta resistencia complica más el cuadro, puesto que persiste la situación de hambre celular, unida a la obesidad y a la hiperglucemia, junto con el exceso de insulina y una creciente intolerancia al exceso de glucosa en sangre. Sigue...

  • LA DIABETES Y EL ESTRÉS

    Para controlar la diabetes es determinante la eliminación de cualquier forma de estrés y ansiedad, a menudo imbricada con una autentica sensación de hambre, que suele ir unida a crisis de hipoglucemia relativa, tan frecuentes en los diabéticos. Ante una situación de emergencia, en nuestro organismo se pone en marcha uno de los sistemas de defensa más ancestrales de los seres vivos y así dejan de funcionar la mayoría de las hormonas habituales y se da preferencia a la adrenalina Diccionario* y a la hidrocortisona Diccionario*. La primera aumenta la frecuencia cardiaca y sube la tensión arterial, preparando al corazón para una situación de ataque o de defensa.   La hidrocortisona vacía los depósitos de glucosa al torrente sanguíneo, sube la glucemia y como reacción inmediata se aumenta la producción de insulina, el consumo de oxígeno y la formación de radicales libres, a la vez que se paraliza la formación de las nuevas células para la renovación. También se colapsan las hormonas autocrinas necesarias para el funcionamiento metabólico normal, se frena la diuresis y se retienen todos los líquidos posibles, en previsión de ulteriores restricciones hídricas. El resultado es una paralización de todos los sistemas metabólicos, un aumento del deterioro orgánico y un retroceso en la renovación celular, que son incompatibles con el mantenimiento de la salud a medio plazo. Cuando soportamos una situación de estrés, nuestro sistema hormonal se altera y se paralizan la mayor parte de sus funciones, estableciéndose situaciones de emergencia. Es pues el estrés un factor limitante, cuando no excluyente de cualquier intento de recuperación, de ahí la necesidad de liberarse de esta autentica rémora para poder reiniciar la normalización de los procesos metabólicos. Con frecuencia vemos fracasar las mejores terapias antidiabéticas, mientras persiste más o menos de forma latente algún problema acuciante para el enfermo, aunque el propio interesado no llegue a reconocerlo explícitamente. Sigue...

  • ¿CÓMO COMBATIR LA DIABETES?

    Es un hecho constatable que la diabetes tipo 2 es muy infrecuente entre las poblaciones con alimentaciones primitivas y que sin embargo está aumentando de forma exagerada en el primer mundo, de forma paralela al desequilibrio alimentario que estamos padeciendo los últimos 60-70 años. También es cierto que muchos diabéticos han conseguido reducir su propia resistencia a la insulina Diccionario* y normalizar la glucemia Diccionario*, cuando vuelven a alimentarse correctamente, equilibrando los hidratos Diccionario* de carbono con las proteínas Diccionario* según la fórmula ideal (Ver):Hidratos = 4 y Proteínas = 3, en todas y cada una de sus comidas.  Numerosos pacientes tratados con hipoglucemiantes orales, que ya no podían controlar sus hiperglucemias y se veían obligados a tener que inyectarse insulina, consiguieron no solo evitar los pinchazos sino hasta dejar los hipoglucemiantes orales con la única estrategia de compensar adecuadamente los alimentos y llevar una vida más ordenada. Incluso algunos diabéticos insulino-dependientes con varios años de tratamiento han conseguido mantener sus glucemias normalizadas sin necesidad de ningún aporte de insulina ni de otro tratamiento farmacológico. Sigue...

  • SOLUCIÓN INTEGRAL DE LA DIABETES

    Las mejores respuestas obtenidas en el tratamiento de los diabéticos se consiguen, cuando se combina una Alimentación (Ver) equilibrada con un Descanso (Ver) suficiente, una Actividad (Ver) moderada y una Motivación (Ver) positiva reductora del estrés. En definitiva se trata de que el diabético no pase ni hambre ni sed, garantizando la ingesta suficiente de líquidos, de los hidratos Diccionario* necesarios, acompañados de las proteínas Diccionario* adecuadas, en todas y cada una de sus comidas.  El número de las ingestas debe ser por lo menos de cinco al día, tratando siempre de evitar el hambre, producida por situaciones de hipoglucemia Diccionario*. Debemos ser conscientes de que los diabéticos tipo 2, a causa de su resistencia a la insulina, no aprovechan todos los hidratos ingeridos, pues parte de ellos son derivados a la formación de grasas y otra parte el excedente de glucosa es eliminado a través de la orina con la consiguiente depleción hídrica. En segundo lugar se trata de asegurar un descanso suficiente y reparador, no inferior a ocho horas diarias, además de 20 a 40 minutos de siesta. De todos es conocida la eficacia de la actividad física en la correcta regulación de la glucemia, que ciertamente ayuda a normalizar los niveles de azúcar en la sangre, al consumir los posibles excedentes de glucosa, pero siempre debemos evitar los ejercicios bruscos y los excesivamente prolongados, que nos pueden provocar hipoglucemias o situaciones de estrés y con ello un incremento de la hidrocortisona, culpable de producir de nuevo hiperglucemia e hiperinsulinismo. Por ello seguimos recomendando paseos y actividades lúdicas, combinados con descansos e ingestas puntuales. Sigue...

  • LA DIABETES INFANTIL (D.M. 1)

    La Diabetes Mellitus tipo 1 se diferencia de la diabetes del adulto (D.M. 2) por lo brusco de su mecanismo de instauración, caracterizado por una destrucción probablemente autoinmune de las células beta del páncreas, encargadas de la producción de insulina. Si se confirma que la deficiencia secretora del páncreas es absoluta, estaremos ante una D.M. 1 que necesitará un aporte externo de insulina, según las necesidades orgánicas de cada momento.  Últimamente se ha podido demostrar que un tercio de los diabéticos, diagnosticados y tratados como del tipo 1, siguen produciendo desde su propio páncreas alguna cantidad de insulina. Este hecho confirma la hipótesis de que se estaba catalogando y tratando, en consecuencia, con demasiada ligereza la diabetes tipo 1, sin ensayar previamente la posibilidad de una recuperación pancreática.  La insulina actúa retirando del torrente sanguíneo la glucosa, llevándola, en parte a las células y en parte al hígado para su almacenamiento provisional en forma de glucógeno, a la espera de ser requerido por el glucagón, que lo convertirá de nuevo en glucosa y la retornará a la sangre, para que siga sirviendo de alimento a las células. La deficiencia de insulina es incompatible con la alimentación celular y por ende con la vida. Por ello los diabéticos insulino-dependientes necesitan imperiosamente recibir la insulina que su páncreas no puede producir en las cantidades precisas, sabiendo que tanto los defectos como los excesos de insulina son altamente perjudiciales para su normal funcionamiento orgánico. Una alimentación ordenada y equilibrada permite que las necesidades de insulina sean menores y más estables, que en consecuencia facilita un mejor control de la glucemia con las mínimas aportaciones de insulina inyectada y menor número de controles analíticos.  

  • ¿CÓMO CONTROLAR TU PESO?

    La regulación del peso de forma estable no es una tarea fácil de conseguir y mantener, por ello la Asociación Dyética ha desarrollado una serie de herramientas, que lo facilitan, a la vez que nos instruyen en el arte de preparar platos saludables, variados, sabrosos y nutritivos, sin limitar la creatividad individual.  En realidad el control del peso, realizado de forma inteligente y sin poner en riesgo la salud del individuo, exige conocer y respetar en todo momento la aportación de los macro y micronutrientes, que nuestro organismo precisa para su mantenimiento y desarrollo.  Muchos pseudocientíficos tratan de resolver el problema reduciendo simplemente la cantidad de alimentos, aun a riesgo de provocar mayores problemas de los que en teoría tratan de resolver. Dyética no quiere jugar nunca con la salud de sus seguidores y les presenta una propuesta coherente. Para la consecución de los objetivos proponemos el siguiente proceso: 1º Conocer el punto de partida con: ANALIZA TUS MEDIDAS 2º Definir tus objetivos con: DEFINE TU PERFIL DIETÉTICO Combinar un alimento con otro complementario: COMBINA2 Seleccionar los menús con: ELIGE MENÚS PARA 24 H. Adaptar las recetas a tus necesidades con: PERSONALIZA LAS RECETAS º Crear tu propio recetario con: DISEÑA Y EQUILIBRA TUS PLATOS  Sigue...

  • ANALIZA TUS MEDIDAS

    El programa de Dyética: “Antropometría” te permite conocer para ti y para los tuyos, siempre que lo desees, el peso ideal, las MEDIDAS ÓPTIMAS y saber cuántos centímetros y de dónde  te sobran o te faltan. Siguiendo las indicaciones que aparecen en la pantalla el usuario debe marcar: su altura en centímetros, su edad en años, el sexo y la complexión (delgada, media o robusta), según su realidad.  Después de rellenar los campos, pulsar “CALCULAR” y el programa presenta los valores ideales, que corresponden a un sujeto estándar de características similares. Si lo desea también puede aportar sus medidas reales y sus pliegues de grasa en centímetros, siguiendo los esquemas propuestos, para que el programa los compare con los estándares y señale las posibles diferencias, tanto en positivo como en negativo. Una vez conocidas las medidas personales y las diferencias respecto a los estándares ideales, el interesado estará en condiciones de tomar sus decisiones y buscar los procedimientos más adecuados para tratar de mantener, subir o bajar los valores antropométricos de partida. Si el usuario desea conservar cualquier documento deberá imprimirlos y guardarlos. Sigue...

  • CALCULA TUS NECESIDADES CALÓRICAS

    El programa “Necesidades calóricas” te permite saber el nº de  calorías que precisas en cada circunstancia de tu vida. Las necesidades calóricas o energéticas de cada individuo dependen de varios factores anatómicos y sobre todo de la actividad física que desarrolla. Siguiendo las indicaciones que aparecen en la pantalla el usuario debe marcar: su altura en centímetros, su edad en años, el sexo, la complexión (delgada, media o robusta) y la actividad física (5 opciones), que está llevando a cabo diariamente.  Recordemos que el organismo necesita: Glucosa, que la obtiene de los Hidratos Diccionario*y su destino es combinarse con el Oxígeno para alimentar a las células; Aminoácidos, que se extraen de las Proteínas Diccionario*y sirven para la reposición de las células muertas y de las estructuras dañadas; Grasas Diccionario*, que se toman directamente como tales o se elaboran a partir de los excedentes alimentarios y su utilización principal es servir de combustible para mantener la temperatura y para realizar los movimientos. Los profesionales de la nutrición para cuantificar las necesidades energéticas, que precisa un individuo, hacemos una simplificación práctica, transformando las cantidades de macronutrientes en kilocalorías, mediante el artificio siguiente: multiplicamos los gramos de Hidratos y de Proteínas por 4 kcal. y los gramos de grasa por 9 kcal. Así podemos hablar de las kcal. que necesita un individuo, sin tener que especificar las cantidades de Hidratos, Proteínas y Grasas, que en teoría deberían mantenerse en unas proporciones adecuadas y estables. Esta forma simplificada de referirnos a las necesidades calóricas provoca falsas interpretaciones en el público general y hasta en algunos profesionales, quienes básicamente se esfuerzan en asegurar solo el nº de kilocalorías, olvidando las proporciones entre Hidratos, Proteínas y Grasas típicas de nuestra especie. Sigue...

  • COEFICIENTES DE HIDRATOS, PROTEÍNAS Y GRASA

    Los Coeficientes nutricionales son unos factores multiplicadores que expresan las proporciones ideales que deben mantener las comidas del ser humano. Para Dyética la proporción ideal de los nutrientes en % para la alimentación humana es la siguiente: Hidratos = 48%, Proteínas = 36% y Grasas = 16%. Para facilitar su memorización, simplificamos los %, dividiéndolos entre 12 y estos % se transforman en la fórmula: (Hidratos = 4, Proteínas = 3 y Grasas = 1.33), que en adelante los llamaremos Coeficientes nutricionales.  Los Coeficientes nutricionales para el mantenimiento serán: H. = 4, P. = 3 y G. 1.33, pero partiendo del principio fundamental de que el objetivo de reducción o incremento de las grasas de reserva no debe afectar a los aportes de hidratos o de proteínas y que debe basarse exclusivamente en el control de la grasa, las fórmulas para reducir grasas mantendrán la proporción de Hidratos = 4 y de Proteínas = 3 y solo limitarán el Coeficiente de grasa por debajo de 1.33, (H. = 4, P. = 3 y G. < 1.33). Si se desea aumentar las reservas de grasa su Coeficiente de grasa será mayor de 1.33, (H. = 4, P. = 3 y G. > 1.33). Sigue...

  • DEFINE TU PERFIL DIETÉTICO

    La web “DYÉTICA” permite a cada socio o familia disponer de hasta 2 Perfiles diferentes, que podrán variarse a voluntad. En principio el Perfil 1 sería destinado al socio titular y el Perfil 2 a uno de sus familiares o amigos. Muchos de los cálculos posteriores se van a apoyar en los Perfiles que hayamos predefinido y podrán ser modificados a voluntad. Para la correcta ejecución del perfil dietético es necesario seleccionar el nº de Perfil que vamos a definir (1º, o, 2º) y a continuación rellenar todos los campos señalados con (*).  El socio debe indicar también en qué Etapa (1ª, 2ª o sin Etapa) desea actuar. Recordemos que en la 1ª de las etapas los ingredientes con los que se confeccionan los platos tienen un carácter más primitivo, son más básicos y menos sofisticados que en las etapas posteriores. En la 2ª Etapa además de los platos de la etapa anterior se agregan otros platos con nuevos ingredientes como los cereales integrales, las legumbres, los embutidos, los fiambres y todos los quesos. En el resto de las etapas (s/etapa) ya se incorporan todos los demás ingredientes del espectro culinario actual.  En la misma pantalla se fijan los objetivos deseados de mantener, subir o bajar el peso inicial y el ritmo individualizado para conseguirlo. Este objetivo se concreta, fijando el nº de gramos semanales, que desea variar respecto a la situación de partida. Es posible que según nuestros criterios de Salud, algunos de los objetivos propuestos no sean coherentes, recomendables o viables, en tales casos el programa lo señala y espera una rectificación antes de poder continuar con el proceso del cálculo. Por último cada persona también debe definir cómo distribuye los alimentos a consumir entre las cinco comidas obligatorias y con arreglo a ese reparto el Programa ya puede repartir las kilocalorías totales del día entre todos los platos definidos. Pulsando “calcular” el programa ofrece de forma automática las kcal./día necesarias, su distribución entre las 5 comidas del día y el Coeficiente de Grasa necesario para garantizar la consecución de los objetivos. Si se está de acuerdo, se pulsa “grabar” y se fijan los datos con la fecha de actualización del Perfil. Si el Programa conoce las kcal./día que necesita el individuo, el coeficiente de grasa personal y su correspondiente distribución a lo largo de las cinco comidas, podrá utilizar todos los recursos disponibles en Dyética y adaptarlos al interesado. Sigue...

  • ELIGE MENÚS PARA 24 HORAS

    Entre los programas que la web “DYÉTICA” pone a disposición de los usuarios para facilitar el autocontrol de la alimentación y la gestión personalizada de recetas equilibradas ocupa un lugar preeminente el Menú de 24 horas. Este programa permite elaborar sucesivamente todos los menús del día que los interesados deseen y ajustarlos a las condiciones preestablecidas en los Perfiles grabados.  La pantalla “MENÚ 24 HORAS” ofrece para Desayuno, Almuerzo, Comida, Merienda y Cena todas las recetas que cumplen las condiciones prefijadas en el Perfil escogido y grabado previamente por el usuario. De este listado se debe seleccionar uno a uno los platos del día, que pueden valorarse, aceptarse o rechazarse a voluntad. A medida que se van incorporando las recetas, también se realiza un ajuste sobre la Cantidad de grasa, convertida en gramos de aceite, que deberá añadirse o reducirse del conjunto de los platos seleccionados, para lograr los objetivos prefijados. La razón de este ajuste se basa en la necesidad de adaptar la grasa global de las recetas escogidas a la realidad del de cada Perfil, evitando la “alteración o desnaturalización individual” de cada plato. Una vez terminada la elección del Menú de 24 horas se puede guardar de forma indefinida o hasta que se modifique y se sustituya de nuevo por otro Menú. Sigue...

  • PERSONALIZA LAS RECETAS

    La web ofrece el servicio de “Recetario general” de Dyética, con más de 1.000 recetas para desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y cenas entre las que cada persona debe seleccionar las que mejor se adapten a sus gustos y preferencias. Estas recetas han sido equilibradas inicialmente por Dyética y mantienen de forma estándar los Coeficientes ideales entre Hidratos, Proteínas y Grasas, pero las cantidades de cada ración son susceptibles de nuevos ajustes para adaptarlas al Perfil deseado.   Los socios disponen de un original libro on-line con más de 1.000 recetas equilibradas en el “Recetario General”, ordenadas por categorías, tipos de platos y dificultad de elaboración culinaria, que pueden “personalizar” a voluntad, modificando tanto las calorías por ración, como el nº de raciones. El procedimiento es muy sencillo y basta con seleccionar la receta deseada, que se presentará en la forma original, es decir, siempre equilibrada en cuanto a hidratos y proteínas, con el nº de calorías y nº de raciones como fue grabada. El siguiente paso consiste en “personalizar” la receta, bien adaptándola directamente (sin Perfil) o ajustarla a uno de los Perfiles del usuario y ubicándola en cualquiera de sus comidas. En estos casos el programa también ofrece un “ajuste” de la receta al Coeficiente de grasa personal del usuario, indicando la cantidad de gramos de aceite por ración, que deberá añadir o quitar para ser consecuente con los objetivos de su Perfil.  La receta se puede acomodar al nº de raciones que desee el interesado e imprimirla. Sigue...

  • DISEÑA Y EQUILIBRA TUS PLATOS

    Si deseas equilibrar con nuestra fórmula H. = 4, P. = 3 y G. 1.33, cualquier plato creado por ti o de comida tradicional, puedes conseguirlo con el “Equilibrador”. Este programa permite agregar todo tipo de productos comestibles, utilizando no solo los ingredientes de los archivos de Dyética, sino también cualquier otro alimento del mercado, que disponga de etiqueta con su composición nutricional.   Para incorporar productos nuevos se utiliza la tecla “Nuevo”, se introducen: el nombre, el peso neto en gramos, la cantidad de hidratos, proteínas y grasas por cada 100 grs. de producto y se añade al programa. El “Equilibrador” cuando recibe cualquier ingrediente lo analiza, desglosándolo en sus macro y micronutrientes, especifica las Kcal. por ración y lo compara con las proporciones, que deben tener los combinados ideales, avisando de su situación de equilibrio o desequilibrio, respecto a la fórmula: H. = 4, P. = 3 y G. 1.33 Siempre que el conjunto de los ingredientes esté desequilibrado, el programa ofrece la posibilidad de “¿Equilibrar?”. Si se pulsa esta opción, el ingrediente que elijamos para compensar el combinado, vendrá acompañado de la cantidad en gramos que permitiría su equilibrado exacto. Ante esta oferta el usuario la puede aceptar o no y proseguir la agregación de ingredientes hasta confeccionar el menú deseado.   Este conjunto de servicios tiene un solo objetivo: AYUDAR EN LA AUTOGESTIÓN DE LA SALUD, considerada como un proceso dinámico, que depende de la interacción equilibrada de los cuatro pilares básicos, sobre los que se apoya: La Alimentación (Ver), La Actividad (Ver), El Descanso (Ver) y la La Motivación (Ver).  

  • MONTA TUS COMPENSA2 PREFERIDOS

    Con frecuencia necesitamos saber de forma inmediata qué cantidad de un ingrediente determinado es necesaria para compensar a otro producto complementario. Para conocer con precisión y archivar los resultados hemos diseñado un programa muy sencillo que nos permite calcular cualquier combinación equilibrada entre dos ingredientes dados. El Servicio se llama “COMPENSA2” y consiste en seleccionar un determinado ingrediente, (que puede ser excedentario en Hidratos o en Proteínas) y calcular el número de veces (múltiplos o submúltiplos del primero) que se necesitaría de cualquier otro ingrediente complementario, para compensar al primero.  El programa ofrece desde la base de Ingredientes de Dyética 2 listados: El listado a) “con Exceso de hidratos” corresponde a los ingredientes con un Coeficiente de Hidratos superior a 4.5 (H. > 4.5). El listado b) “con Exceso de proteínas” corresponde a los ingredientes con un Coeficiente de Proteínas superior a 3.5  P. > 3.5). El usuario selecciona de cualquiera de los listados el ingrediente base a combinar con los ingredientes del grupo complementario y el programa calcula el nº de veces que se necesitaría de los ingredientes del listado b) para compensar la misma cantidad del ingrediente base del listado a). En realidad se muestra el nº de veces (xx,xx) que el ingrediente del grupo b) ha de estar presente para compensar una unidad cualquiera del ingrediente a). Por ejemplo: Pan blanco (1) y Huevos de gallina (2,73); Jamón serrano magro (1) y Melón (7,61). Se trata de calcular las combinaciones que más frecuentemente utilizamos en nuestra rutina diaria, para que una vez calculadas las memoricemos de manera fácil y sin mayor dificultad. Sigue...

  • ¿ES NATURAL LA OBESIDAD?

    La obesidad en el ser humano debemos considerarla como algo patológico y no obedece a ninguna circunstancia normal o natural. Sí es cierto que los de nuestro cuerpo tiene gran facilidad para almacenar reserva energética, heredada de nuestros antepasados. A ellos les fue muy útil disponer de una capa subcutánea protectora para soportar situaciones puntuales de inanición, periodos de hambre e inclemencias meteorológicas. Cuando observamos con detenimiento a las personas de nuestro entorno, podemos constatar una gran variabilidad de tipos y de formas anatómicas, que pueden inducirnos a considerar como normales, situaciones claramente patológicas en los pesos y, o en los volúmenes corporales, tanto por exceso como por defecto. La capacidad de los animales para formar grasa y acumularla es una característica básica de la supervivencia, desarrollada por los organismos para subsistir en tiempos de escasez. Tiene su origen en la necesidad de acomodación ante la falta de nutrientes, de forma que los individuos que no desarrollaron esta característica no fueron capaces de sobrevivir a las hambrunas ni pudieron transmitir su carga genética. Sigue...

  • ¿DÓNDE SE IMPLANTA LA GRASA?

    La persistencia del material graso en su primera localización depende de la mayor o menor demanda de energía que reclamen los tejidos musculares adyacentes. Así se van acumulando las reservas de grasa en las zonas más tranquilas e inactivas, donde menos demanda de energía se produce para la realización de actividades. Nos puede ayudar a entender este peculiar reparto la forma de concentrarse el polvo en una habitación, cuando habiendo caído de manera uniforme en todo el espacio, las corrientes de aire y el movimiento provocado por la actividad de los residentes hace que se redistribuya y se concentre en los rincones, debajo de los muebles, etc., en general donde no se le molesta, en detrimento de las zonas de paso o de mayor movimiento. Por ello encontramos mayores depósitos de grasa en la zona abdominal de los hombres y en las caderas de las mujeres. Por el contrario es totalmente destacable y fácil de comprobar cómo las personas que realizan ejercicio físico con asiduidad, pierden los remanentes de grasa de las zonas que más habitualmente estimulan y trabajan. Valgo como ejemplo la falta de celulitis en los muslos de las mujeres que hacen atletismo o ciclismo y la reducción de los pliegues de grasa abdominal en la mayoría de los deportistas en activo. Sigue...

  • ¿AUMENTA EL PESO CON LA EDAD?

    En nuestra propia historia personal podemos recordar épocas con más o menos kilos y quizás tenemos la tentación de aceptar como normal o ligado a la edad el progresivo incremento de peso. Esta observación muchas veces interesada y tranquilizadora es utilizada por ciertos “expertos”, que asocian de manera determinista los problemas de salud Diccionario* con la genética o con los años. Así podemos creernos abocados a padecer algún problema metabólico, según avanzamos en edad. Frente a esta tentación de conformismo debemos recordar que en los animales, que viven en libertad, no existe la obesidad, ni los individuos aumentan de peso con la edad, aunque dispongan de alimentos en abundancia. También entre los humanos de los pueblos más primitivos o los menos contaminados por la moderna inactividad, podemos observar que no son frecuentes los obesos sino que más bien su peso se reduce sensiblemente a lo largo de su vida por la pérdida de masa muscular y ósea.   El factor edad no es en sí constitutivo de enfermedad, sino la circunstancia que, con el paso del tiempo, permite ver en nuestro organismo las señales, derivadas de los procesos vividos, tanto positivos como negativos. Sigue...

  • CONSECUENCIAS DE ESTAR GORDO

    Se está definiendo la obesidad Diccionario* como la epidemia del siglo 21, que está afectando cada día a mayor número de personas en el primer mundo. Las estadísticas concluyen que la obesidad en los últimos veinte años ha aumentado un cuatrocientos por cien en los niños españoles. Esta información nos tiene que poner en guardia y encender todas las alarmas, pues nos está indicando la presencia de un desorden alimentario, asociado a cualquier tipo de enfermedad (Ver).  Las autoridades sanitarias deberían tomárselo más en serio y advertir a la población del grave riesgo de enfermedad que estamos incubando ahora mismo. El 80 % de los niños obesos serán adultos obesos.   En el mundo hay 2.000 millones de personas obesas y solo en los EE. UU. se gastan 2.200 millones de dólares anuales para adelgazar, entre dietas, gimnasios, fármacos, programas de intervención, cirugías paliativas, educación para la salud, etc. Ante este panorama podemos tener la certeza de que, si no ponemos freno a la obesidad, en las próximas generaciones nuestros sistemas sanitarios verán multiplicados los pacientes crónicos, que llegarán a colapsar los servicios disponibles. Ya se sabe científicamente que la obesidad esta directamente asociada a mortalidad y morbilidad por enfermedades vasculares (Ver), hipertensión arterial (Ver), diabetes (Ver), hiperlipemias, ciertas hepatitis, artrosis, ansiedad, depresión (Ver) y varios tipos de cáncer (Ver). Si corregimos la obesidad, mediante una reordenación alimentaria, estaremos permitiendo, sin coste alguno, que nuestro organismo desarrolle sus capacidades regeneradoras y que supere la mayor parte de las enfermedades crónicas. Sigue...

  • ¿OBESIDAD IGUAL A PESO EXCESIVO?

    Con el término obesidad nos referimos a la constatación de un exceso de grasa Diccionario* en el cuerpo humano, en relación a unos modelos, definidos como ideales para el logro de una vida más larga y saludable. Esto no debe confundirse con la presencia de un peso total superior a los valores estándar, que puede deberse a otras causas.  Todos conocemos a personas muy musculadas que mantienen un sobrepeso relativo, justificado por su mayor desarrollo osteomuscular, a quienes no se les puede considerar como obesos, puesto que sus reservas de grasa no lo atestiguan al menos a primera vista.   La obesidad ha de entenderse como un exceso en la cantidad de la grasa corporal que soportamos y no como un exceso relativo del peso. Por ello, siempre que podamos, utilicemos métodos que calculen los excesos en el porcentaje de grasa, ya que ésta es la verdadera responsable de la obesidad patológica. Sigue...

  • ¿CÓMO MEDIR EL SOBREPESO?

    Hay muchas formas de medir el exceso peso en relación a la masa corporal, pero en cualquiera de ellas pueden predominar la masa magra (huesos y masa muscular), la masa grasa o incluso el agua. Distinguimos por ejemplo en la playa a quien le sobra o le falta algún kilo, sin embargo cuando nos basamos en medidas tan simples, como la talla y el peso, podemos cometer errores que hacen poco creíbles los resultados obtenidos. Independientemente de los índices que manejemos nuestro sentido común y estético nos alerta de si una persona está o no con más grasa de la debida, sobre todo si observamos su cintura en toda su circunferencia y más especialmente alrededor del ombligo. A ese nivel se depositan habitualmente los excedentes de grasa, aumentando el volumen de la cintura de forma apreciable. Así es fácil reconocer si un individuo está en sus medidas óptimas o no, puesto que todos tenemos en nuestra retina imágenes de personas atléticas y modelos publicitarios que mantienen unas formas más o menos ideales, según los cánones de las modas vigentes. Sigue...

  • EL ÍNDICE DE MASA CORPORAL (I. M. C.)

    El Índice de Masa Corporal  (I. M. C.) se obtiene de la división del peso del individuo en kilos, entre su talla en centímetros al cuadrado. IMC = Peso / Talla x Talla. Este Índice sirve para obtener de forma muy sencilla cálculos estadísticos, comparables en cualquier población y para establecer escalas por encima o por debajo de las cifras consideradas como normales. Estos valores son convencionales y permiten establecer diferentes cortes más o menos consensuados para señalarnos diferentes grados en el sobrepeso o en el infrapeso. Si el resultado del I. M. C. está entre 20 y 25, se considera peso normal, si es inferior a 20 lo consideraríamos bajo peso y si supera la cifra de 25 lo consideraremos sobrepeso hasta el valor 30. Por encima de un I.M.C. igual o superior a 30 hablaríamos de obesidad, que a su vez la podemos graduar de cinco en cinco unidades y le aplicaríamos un nivel progresivo de obesidad, considerando obesidad de grado 1, grado 2, grado 3, etc.). Sigue...

  • VALORACIÓN DEL ÍNDICE DE MASA CORPORAL (I. M. C.)

    Si aplicamos el I. M. C. a personas de gran masa muscular o de mucha masa ósea (atletas, culturistas o individuos con gran estructura ósea), vamos a obtener resultados equívocos, porque tienen incrementado su peso total y al dividir este valor por los centímetros de su altura al cuadrado, presentaran un Índice de Masa Corporal elevado, sin ser obesos. Al contrario ocurre con las personas de escasa musculatura o exigua masa ósea, que pueden tener una grasa superior a la ideal y presentan un (I. M. C.) falsamente  correcto. En la práctica diaria para el control individual del sobrepeso o de la obesidad, el método de medición I.M.C. no nos ofrece un instrumento útil para la observación y vigilancia de este problema en los casos concretos y particulares, debiendo buscar soluciones más sensibles y fiables para poder atender a nuestros clientes o para el propio autocontrol.  Este índice también ha debido ser ajustado y diferenciado para hombres y mujeres adultos porque generalmente poseen diferentes masas óseas y musculares por razones biológicas obvias. Sigue...

  • ¿CÓMO MEDIR EL EXCESO DE GRASA?

    Hasta hace pocos años resultaba muy engorroso obtener una medición fiable del porcentaje de grasa de un individuo, debiendo recurrir a cálculos y tablas partiendo de los principales pliegues del cuerpo. Afortunadamente este problema ha sido solventado con los aparatos de impedanciometría Diccionario*, que proporcionan directamente los porcentajes de grasa respecto al peso total. Se considera aceptable para los varones adultos un porcentaje del 15 % y para las mujeres un 22 %, sobre el peso del individuo. No obstante si queremos tener a nuestro alcance un método fiable y sencillo, que nos confirme la presencia o ausencia de un exceso de grasa, podemos simplemente coger con los dedos índice y pulgar de cada mano los pliegues de nuestra piel, a derecha e izquierda del ombligo y encima de los huesos de las palas ilíacas, más conocidos como caderas. Si estos pliegues están entre uno y dos centímetros probablemente tengamos la reserva grasa adecuada,  pero si están por encima o por debajo de esas medidas lo más probable es que, respectivamente, nos está sobrando o faltando tejido adiposo. Sigue...

  • ¿COMIDAS RÁPIDAS / COMIDAS LENTAS?

    Respecto a las “fast food” o comidas rápidas debemos ser claros y precisos. La rapidez a la hora de montar una comida no tiene porqué influir en la calidad de los alimentos que ingerimos. Basta con observar la calidad de las comidas más sencillas y primitivas del ser humano como la leche materna, verduras de hoja, brotes de soja, espárragos, legumbres verdes, frutas frescas, frutos secos, etc., que nutricionalmente son extraordinarias y no necesitan ninguna preparación especialmente laboriosa. También de manera extremadamente sencilla, se pueden preparar combinados alimenticios sabrosos y equilibrados, a la vez que de muy rápida elaboración, tales como las ensaladas, tapas, bocadillos, canapés, batidos de frutas, etc. Con idénticos argumentos podemos deducir que las comidas lentamente elaboradas o “low food” no garantizan la calidad de una comida y hay que buscar esta cualidad en su adecuación a las características de la especie humana, es decir, que la cantidad y proporción de los nutrientes, que el ser humano necesita en cada una de sus situaciones vitales, estén presentes en su alimentación. En síntesis, hay que garantizar la suficiencia de los nutrientes y el equilibrio entre ellos para que el combinado alimenticio coincida, en cada circunstancia con las necesidades puntuales del sujeto. Sigue...

  • ¿QUÉ BUSCAMOS A LA HORA DE COMER?

    En principio parece ser que es el hambre el que nos incita a comer, adornado con las características organolépticas del alimento: olor, color, sabor, textura, presentación, etc. y finalmente el recuerdo y la coincidencia con los gustos personales del comensal. En la mayoría de las ocasiones creemos que todos los alimentos vienen a ser muy parecidos o iguales en cuanto a su composición y, como con la mayoría de ellos conseguimos saciar nuestro apetito, nos guiamos únicamente por el placer que su ingesta nos produce. Cualquier tipo de control en la alimentación es visto como una injerencia o como una limitación de nuestra libertad soberana a la hora de elegir la comida, sin darnos cuenta de que cada vez estamos más dirigidos y controlados por las multinacionales de la alimentación, que nos manejan a su antojo y nos hacen comer lo que a ellos les interesa, es decir, lo que más beneficios les renta. Suelen utilizar las materias primas más baratas y estables, a las que cambian los sabores, colores y texturas, las publicitan de forma eficaz y consiguen que el común de los humanos comamos sus productos, “sintiéndonos libres”, y vamos engordando cada día más, a la vez que nos alimentamos de manera  deficiente y perdemos nuestra salud sin ser conscientes de ello. Sigue...

  • ¿SOMOS CULPABLES POR ENGORDAR?

    Muchas personas sufren si no pueden o no saben controlar su sobrepeso, llegando a situaciones extremas de angustia y desesperación. Algunas creen que se engordan por culpa del placer que sienten al comer y se lo recriminan constantemente, parecen convencidas de que la vida debe ser un “valle de lágrimas”, al que hemos llegado para sufrir y con demasiada frecuencia no lo hemos aclarado directamente desde nuestros consultorios. De ahí que se ha establecido y generalizado el dicho popular: “Todo lo bueno o es pecado o engorda”. Frente a esta errónea y nefasta creencia debemos reaccionar, observando y analizando el comportamiento de los seres vivos de cualquiera de las especies que poblamos la tierra. Ningún individuo renuncia al placer de comer porque está formando parte de su instinto de supervivencia y es inherente a la satisfacción de sus necesidades alimenticias, es más, el deleite derivado de las comidas a lo largo de la vida, cada vez más, está siendo considerado como el más amplio y continuado de los placeres terrenales. ¿A caso nos parece reprobable la sonrisa placentera de un bebé lactante, cuando esta saciando su apetito? Sigue...

  • MITOS QUE NO ME ENGORDAN

    Otro mito que circula libremente entre la población, preocupada por su sobrepeso, es culpabilizar a la ingesta de agua durante las comidas, como si por arte de magia el agua pudiera convertirse en grasa. Si esto fuera posible podríamos tener una fuente de energía extraordinaria a precio del agua. Si consideramos la leche materna como la comida más natural y completa para el ser humano, admitiremos que sus nutrientes están disueltos en agua, que es absolutamente necesaria para el organismo. Por otro lado el agua es acalórica antes, durante y después de las comidas, no se degrada en el organismo, no aporta ninguna energía, ni puede transformarse en hidratos Diccionario*, proteínas Diccionario* o grasas Diccionario*. También se le han atribuido a la siesta los incrementos en el porcentaje de grasa. Bien es cierto que durante el reposo físico el gasto de energía disminuye, adoptando valores de tipo basal con el consecuente ahorro energético, pero de ahí no se puede deducir que el descanso sea el causante del sobrepeso. Como en el caso anterior debemos afirmar que la siesta no puede convertirse en grasa porque no es un alimento, ni a ella se le puede atribuir causalidad directa en el aumento del tejido adiposo, aunque es cierto que si comparamos el gasto realizado durante la siesta con el de un paseo alternativo, encontraremos diferencias. Sigue...

  • CAUSAS QUE SÍ ME ENGORDAN

    Existe gran disparidad de opiniones al respecto, desde quienes atribuyen el sobrepeso al placer de comer, los que lo relacionan con el orden en la ingesta de los alimentos o con la presencia de agua en las comidas y los que creen que la ingesta de grasas es la única causa a la que se puede atribuir la obesidad y se esfuerzan en reducirlas al máximo. La mayoría atribuye su problema a la falta de suficiente ejercicio y se proponen programas de actividad física inalcanzables. La realidad es que gran parte de los obesos, siguen  engordando cada día más, sin llegar a comprender las razones de ese aumento.  Tratemos de buscar las autenticas causas, que nos están haciendo obesos a más del 50 % de la población en el primer mundo. Dyética defiende que “engordamos por comer mal” y “no por comer más”. No es de recibo aceptar que seamos la única especie animal que engorde por saciar su hambre y que deba dejar los platos a medio comer si quiere evitar el fantasma de la obesidad, ni  que debamos machacarnos en el gimnasio para mantener una figura normal.  Observando la naturaleza salvaje, que se nutre libremente, sin prejuicios ni esquemas alimenticios artificiales, vemos que ni a herbívoros como los búfalos ni a carnívoros como los leones,  nadie les limita su comida ni nadie les obliga a hacer ejercicios adicionales y curiosamente mantienen su peso en condiciones óptimas. Sigue...

  • MENSAJES EQUÍVOCOS E INEXACTOS

    Frases como: “los únicos alimentos que no engordan son los que no se comen”, “si no quieres engordar deja la comida en el plato”, “quédate con hambre”, “reduce tu comida a la mitad”, “sírvete los alimentos en platos de postre”, etc. De manera muy sutil, estas reflexiones han hecho mella en nosotros y tenemos  asumida la impresión de que la obesidad es consecuencia natural de la abundancia de alimentos, que está indefectiblemente ligada al desarrollo y que es algo imparable a no ser que invirtamos grandes recursos para su control. Es cierto que en general se come demasiada cantidad en las poblaciones ricas, pero no es menos cierto que muchas personas, agobiadas por su sobrepeso, reducen severamente la ingesta alimenticia y no consiguen perder su exceso de grasa, llegando a situaciones de autentica desnutrición, que contrasta con su plétora de reserva grasa. En nuestro medio se ha perdido el instinto y no tenemos información correcta para poder seleccionar los alimentos y además hemos olvidado las enseñanzas culinarias de los mayores. Cada vez más estamos en manos de los fabricantes de alimentos pre-cocinados y de los restauradores, quienes llevados de sus intereses comerciales, pasan de procurar el bien de los comensales, constituyéndose en los promotores más eficientes del imparable establecimiento de la obesidad. Sigue...

  • NOS HAN TRUCADO LOS ALIMENTOS

    Las personas necesitadas de comer fuera de casa o de utilizar directamente las comidas precocinadas acaban siendo obesas, porque esas comidas en su mayoría adolecen de un marcado exceso de hidratos Diccionario* (más baratos) y un déficit de proteínas Diccionario*, (más caras, más difíciles de manipular y conservar) y además para acentuar los sabores se utilizan excesos de grasa Diccionario*, con frecuencia de baja calidad. En el fondo la causa remota por la que la población actual se hace obesa es por: “la inadaptación del ser humano a las modificaciones del entorno”. Todo ser vivo logra crecer y multiplicarse gracias al alto grado de interacción con su entorno. En los 250.000 años de historia del “homo sapiens” el medio ha sido natural, hasta que hace 10.000 – 15.000 años los humanos se hicieron ganaderos y agricultores. Esto supuso un cambio progresivo en la dieta al aumentar los hidratos de carbono por el uso de cereales y un detrimento de verduras, brotes, bayas, raíces, etc., disminuyendo la necesidad de salir a cazar, que fue sustituida por la ganadería. Pero el cambio más drástico y peligroso se produce en estos 60 – 70 últimos años con la revolución industrial y la oferta de productos muy ricos en hidratos y muy pobres en proteínas. Si la genética humana del paleolítico en 15.000 años no ha podido adaptarse a los cambios de la agricultura y ganadería, no es de extrañar que a los humanos actuales estas modificaciones nos produzcan serias alteraciones metabólicas. Se publicitan los productos ricos en hidratos, camuflados con olores y sabores de origen protéico, como: papas con sabor a jamón de Jabugo, con sabor a quesos, a pollo asado, etc. Sigue...

  • EL ORIGEN DE LA GRASA ACUMULADA

    Debemos reconocer que la mayor parte de las reservas de la grasa que almacenamos no proviene de una ingesta directa de ellas, sino fundamentalmente de los excesos de azucares y, en menor medida, de los excesos de proteínas que no podemos metabolizar adecuadamente y acaban transformándose en grasas. Recordemos que los hidratos Diccionario* y las proteínas Diccionario* deben ir de la mano, arropados entre sí y siempre bien compensados, en todas y en cada una de las digestiones. Su eventual desequilibrio provoca un desorden en el eje hormonal insulina-glucagón, cuya secuela es la transformación de cualquiera de los excedentes en grasa Diccionario*. La mayoría de las personas siguen creyendo que engordamos por comer demasiado y de hecho son muy frecuentes los eslogans tradicionales a favor de la reducción de la ingesta en cuanto a cantidad, sobre todo por la noche como: “de grandes cenas están las sepulturas llenas”, “si quieres vivir más come menos”, “no estropees tu digestión por un bocado de más”, “si quieres descansar más, cena menos”, etc., que encierran experiencias muy valorables, pero que no justifican el incremento actual de la grasa. También observamos que, cuando comemos en grupo se establecen influencias de tipo competitivo y connotación sociocultural, que nos incita a incrementar la cantidad de alimentos, respecto a la ingesta habitual. Sigue...

  • SOLUCIONES RACIONALES A LA OBESIDAD

    Casi todas las dietas para reducir el exceso de grasa se centran en dos premisas: A.- reducir la cantidad de comida y B.- aumentar el ejercicio físico.  Esta pareja de gendarmes puede conseguir el objetivo, pero provoca efectos indeseables al actuar por la brava. “Muerto el perro se acabó la rabia”. Dyética propone y defiende dos soluciones inteligentes: 1ª: Reducir las entradas de grasa directa, (alimentos con exceso de aceite o grasa) e indirecta (por los desequilibrios entre hidratos Diccionario* y proteínas Diccionario*, que acaban en grasa) y 2ª: Gastar más grasa de la que ingerimos, (aumentar la actividad física).   En síntesis “hay que aprender a comer”, es decir, conocer el nuevo entorno alimentario y ajustarlo a las exigencias genéticas de nuestra especie.   Debemos lograr que nuestro organismo gaste la grasa que acumuló sin provocar alteraciones metabólicas y esto se consigue reduciendo tanto la ingesta de aceites añadidos, como las grasas que acompañan a las proteínas.   El ejercicio físico, que necesita un buen combustible para su correcto desarrollo es un magnifico aliado para ser utilizado como quemador de grasas. De esta sencilla forma conseguimos perder el tejido adiposo excedente, sin reducir el aporte de los azucares ni el de las proteínas. De estos únicamente tendremos que asegurar para cada comida cantidades suficientes y proporcionadas, acompañados de la menor cantidad de grasa, que garantice la palatabilidad necesaria, es decir una fórmula ideal (Ver). Sigue...

  • LA ALIMENTACIÓN DE NUESTROS ANCESTROS

    Si analizamos la ingesta de nuestros antepasados, recolectores y cazadores, entre los que no había obesos, vemos que utilizaban como elemento base toda suerte de verduras de hoja y brotes tiernos, equivalente a nuestras lechugas, endibias, escarolas, acelgas, espinacas, setas, espárragos, champiñones, etc., que en su conjunto mantienen un buen equilibrio entre los azucares y las proteínas, a la vez que una sensible escasez de grasas. Cuando utilizaban raíces y tubérculos en general, ricos en azucares los acompañaban de carnes, pescados, mariscos, crustáceos e insectos, que los compensaban adecuadamente, garantizando un saludable equilibrio en el eje insulina-glucagón, a la vez que un pleno aprovechamiento de la comida, sin excedentes que pudieran derivarse y transformarse en tejido adiposo. Así se explica que la tan temida obesidad, que afecta a más de la mitad de nuestra población, fuera excepcional entre ellos, al igual que en el resto del universo animal libre, que se alimenta siguiendo las pautas propias de su especie. En el reino animal, al que pertenecemos, las reglas de juego para comer o dejar de hacerlo son exclusivamente las sensaciones de hambre y las de saciedad. Desde que nacemos el instinto de conservación con el mecanismo del hambre ligado a los descensos en la glucemia, es el motor que nos incita a alimentarnos y, cuando nuestros niveles de glucosa en sangre se elevan, aparecen las sensaciones de saciedad, que nos invitan a abandonar la comida de forma natural. Este comportamiento tan animal y tan humano a la vez lo podemos observar normalmente en los lactantes, quienes reclaman con total insistencia su comida, cuando tienen hambre y la rehúsan cuando están saciados, sin que por alimentarse a demanda incrementen de manera patológica su porcentaje de grasa. Sigue...

  • CELULITIS Y RETENCIÓN HÍDRICA

    La celulitis femenina no debe confundirse con la provocada por infecciones del tejido subcutáneo. La celulitis más típica en las mujeres hace referencia a los depósitos de grasa y líquidos, que se establece bajo la dermis y le da a la epidermis un aspecto de piel de naranja. Aunque su origen es muy controvertido, no hay duda sobre la participación de factores anatómicos, influencias hormonales (estrógenos y corticoides) y sobre todo la acumulación de grasa y agua, unida a una actividad insuficiente por parte del tejido muscular de la zona. La celulitis es más frecuente en el sexo femenino que en el masculino y, dentro del sexo femenino, se da con mayor frecuencia en unos tipos anatómicos que en otros. Las mujeres con las caderas más anchas, suelen tener con mayor frecuencia celulitis en muslos y glúteos. Parece que podría deberse a que, al ser sus trocánteres algo más largos, permiten una menor concentración de las masas musculares en glúteos y muslos, dejando mayor espacio a los líquidos intersticiales y a los adipocitos, ampliando en consecuencia las posibilidades de asentamiento del componente celulítico. Por supuesto que en las personas que mantienen una actividad física superior la celulitis es mucho menos frecuente, aunque anatómicamente puedan estar predispuestas. El otro elemento fundamental para la formación de la celulitis es el aumento del líquido intersticial, es decir el que está entre las células y los vasos sanguíneos y linfáticos. Es el líquido que está en tierra de nadie, ni dentro de las células ni dentro de los vasos. El destino lógico del líquido intersticial es mantener el equilibrio hídrico y iónico de las células y evacuar su detritus a través de los vasos sanguíneos. Para esta última función es necesaria la colaboración de las masas musculares, quienes con su movimiento masajean las venas, consiguiendo el drenaje, mediante un complejo sistema de válvulas. También y aun a pesar de la actividad muscular y del equilibrio hormonal, se puede producir una retención hídrica relacionada con una alimentación pobre en proteínas, cuyo relativo déficit reduce la presión oncótica necesaria para la reabsorción y posterior eliminación de los líquidos excedentes por los riñones.

  • ¿SABEMOS ALIMENTARNOS?

    Si la alimentación debe aportar todos los Nutrientes Diccionario*, en las cantidades y proporciones, que necesita el organismo para su desarrollo y renovación, podemos afirmar que la mayoría de la población del primer mundo “NO SABE ALIMENTARSE”, puesto que la ignorancia y la despreocupación en esta materia es generalizada. Analizando el "desconcierto alimentario" imperante entre nuestros conciudadanos, casi me atrevo a pensar que esta situación no es un hecho fortuito, sino que obedece a una estrategia directamente planificada o, al menos, voluntariamente permitida por ciertos organismos influyentes de ámbito supranacional. Estas "epidemias" de obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer y demás enfermedades crónicas, en continuo crecimiento, hace muchos años que tenían que haber hecho saltar todas las alarmas sanitarias y haber abordado una investigación seria de las causas subyacentes, que necesariamente están relacionadas, en una gran parte, con los desequilibrios nutricionales que aporta la alimentación del primer mundo.       La Salud (Ver) está seriamente afectada por defectos, excesos y errores en la composición de los alimentos y, mientras enfermamos, sigue surgiendo nuevas teorías y programas parciales, que solo aportan soluciones puntuales y superficiales a los problemas de Obesidad (Ver), Diabetes (Ver), Hipertensión (Ver), Cáncer (Ver), Depresión (Ver), etc. Sigue...

  • LA DIETA HUMANA

    En el Paleolítico la dieta del Homo Sapiens Diccionario*se basaba en verduras, brotes tiernos, raíces, tubérculos, bayas, frutas y frutos secos; estaba reforzada con proteínas Diccionario*, aportadas por insectos, crustáceos, anfibios, reptiles, pescados y carnes; era escasa en grasas y también pobre en cereales. Desde hace 15.000 años con el desarrollo de la agricultura y la ganadería se viene produciendo un cambio importante respecto a la accesibilidad a los alimentos, pero se mantenía hasta hace pocos años un cierto orden en cuanto a las proporciones de los principales nutrientes Diccionario*. Actualmente en los países desarrollados predomina el caos alimenticio, basado en las ofertas de productos de consumo directo, promocionados por las industrias alimentarias. Nuestra dieta ha sufrido numerosos cambios, siguiendo la evolución del entorno, pero en nuestros genes perduran las características ancestrales, que permitieron superar toda suerte de adversidades. Confirmamos la homogeneidad de nuestras bases nutricionales, estudiando a los pueblos primitivos del Amazonas, Orinoco, Nueva Guinea, África central, etc., apoyándonos en el análisis nutricional de la leche materna, la proporción de sus nutrientes, el ritmo de la ingesta, la cadencia de las comidas, etc. Nuestro código genético no ha variado en los últimos 100.000 años, es decir, nuestros  requerimientos alimentarios coinciden con los del hombre recolector y cazador de la prehistoria, mucho más que con los del actual humano cliente del supermercado. Las propuestas alimentarias ofertadas por la revolución industrial, con su abundancia en hidratos de carbono y alimentos elaborados no han tenido tiempo de dejar huella en nuestros genes, que siguen anclados en el periodo paleolítico.  Sigue...

  • BASES DE LA NUTRICIÓN

    1º.- “El ser humano es un animal omnívoro,  que depende de la interacción con su medio ambiente y necesita macronutrientes Diccionario* (Agua Diccionario*, Glucosa Diccionario*, Aminoácidos Diccionario* y Ácidos grasos esenciales Diccionario*) y micronutrientes Diccionario*, (Vitaminas Diccionario* y Minerales Diccionario*).  2º.- “Alimentar un sistema es aportarle los elementos necesarios en cantidad, calidad y proporción para garantizar su eficiencia Diccionario*. 3º.- “Los márgenes de tolerancia, frente a la desproporción de los nutrientes, son estrechos, están definidos genéticamente y no pueden ser alterados sin provocar enfermedades y comprometer la supervivencia”.  4º.- "Si el ser humano dispone de los recursos adecuados, tiende de forma natural al equilibrio hormonal, a regenerarse y rehabilitarse, disfrutando de una salud Diccionario* plena durante todo su ciclo vital". 5º.- “La especie homo sapiens Diccionario* ha logrado sobrevivir más de 250.000 años a todas las adversidades, dificultades y enfermedades, con unos medios muy limitados, siguiendo sus instintos más elementales”. Sigue...

  • ¿QUÉ DEBEMOS COMER?

    Básicamente debemos asegurar lo que nuestro organismo necesita: agua Diccionario*, glucosa Diccionario*, aminoácidos Diccionario*, fibras Diccionario*, ácidos grasos Diccionario*, minerales Diccionario* y vitaminas Diccionario*, pero en las cantidades y en las proporciones precisas. Los primates desde al menos 6 millones de años han venido nutriéndose a base de verduras de hoja, brotes tiernos, cortezas, algas, bayas, semillas, frutas silvestres e insectos, sin renunciar puntualmente a tubérculos, raíces y todo lo comestible que se ponía a su alcance, como moluscos, crustáceos, peces, anfibios, huevos, aves, carroña e incluso piezas de caza mayor. Con el paso de los años e innumerables procesos experimentales de ensayo-error, hemos aprendido de nuestros mayores e incorporado a nuestra cultura gastronómica cientos de combinaciones de ingredientes aptos para servirnos de alimento. Somos omnívoros y todas las fórmulas culinarias, que han recibido el refrendo de la comunidad y han seguido utilizándose en la alimentación humana, son útiles para el hombre actual, bien sean solas o asociadas con otros alimentos. Ninguna receta tradicional es absolutamente mala ni debe ser prohibida, antes bien todas pueden ser buenas si se las combina adecuadamente. De la misma reflexión se puede concluir que ninguno de los actuales “ingredientes estrella” son en realidad productos extraordinarios ni imprescindibles para la consecución de la salud. Sigue...

  • ¿CÓMO DEBEMOS COMER?

    Hay que comer despacio, masticando e insalivando los alimentos antes de conducirlos por el aparato digestivo, que está preparado para extraer los nutrientes Diccionario* necesarios para la supervivencia. El proceso de la digestión es complejo y en él intervienen elementos físicos, químicos y biológicos, que en conjunto hacen viable la extracción de nutrientes y su absorción por el organismo. Estas características ponen de manifiesto la importancia vital de la acción conjunta de todo el aparato digestivo para asegurar una nutrición correcta, ya desde el inicio con la masticación e insalivación preparatorias para las acciones gastrointestinales. Los alimentos ingeridos deben ser degradados para permitir la absorción de todos sus componentes, por ello es relativa la importancia práctica de que los alimentos tengan un determinado origen o un precio más o menos elevado. Nuestra forma de sentir y de pensar está muy relacionada con nuestra alimentación y por eso “estamos según comemos”. El sistema nervioso entérico es el gran productor de la hormona serotonina (Ver), también llamada hormona de la felicidad y por eso con el estómago lleno nos sentimos de buen humor, hay ganas de reír, cantar y bailar, pero si está vacío, nuestro comportamiento se torna agresivo. Por el contrario, si estamos estreñidos, manifestamos malestar e inquietud y si la digestión es pesada, nos encontramos adormilados y no podemos concentrarnos. Sigue...

  • ¿CÓMO DEBE SER LA DIETA IDEAL?

    Una dieta ideal Diccionario* debe garantizar los nutrientes necesarios para el desarrollo de todas las funciones orgánicas y permitir controlar el sobrepeso (Ver) y la obesidad (Ver).   Las dietas hipoprotéicas (pobres en proteínas)  ponen en riesgo la renovación celular, las defensas, las hormonas y hasta la supervivencia del individuo. Las dietas sin hidratos de carbono impiden la obtención directa de glucosa, destinada al alimento de las células en general y de las neuronas en particular. Las dietas pobres en calorías nos hacen pasar hambre y se oponen al instinto de conservación, que ha sido y sigue siendo el pilar básico para la supervivencia de los individuos y de las especies.  Las dietas hiperprotéicas son antinaturales, por tratar de convertir en carnívoros a los que por imperativo genético somos omnívoros, además de los efectos perniciosos, que presentan por la restricción de hidratos de carbono, la falta de glucosa resultante y su sustitución por cuerpos cetónicos, derivados del metabolismo anómalo de grasas y proteínas. Las dietas disociadas son artificiales e inéditas en nuestra historia nutricional, porque la mayoría de los ingredientes naturales tienen sus componentes asociados. Su diseño artificioso tarde o temprano pasa su factura.  Tampoco es propio de seres racionales renunciar a seguir rigiéndonos por las sensaciones de hambre y de saciedad, al igual que los individuos de cualquier otra especie animal, que vive en libertad, come a voluntad y no tiene problemas de sobrepeso. Sigue...

  • ¿QUÉ CANTIDADES DEBEMOS COMER?

    Existe un cierto consenso entre los expertos en que: 1.-El humano adulto en estado de reposo necesita “1 kilocaloría por kilo de peso y hora”, ampliable hasta cuatro veces, en función del mayor consumo por la actividad desarrollada.   2.-Los lactantes hasta los 6 primeros meses necesitan entre “4 y 5 kilocalorías por kilo de peso y hora”. 3.-Las embarazadas a partir del 5º y 6º mes y las madres lactantes deben incrementar entre un 25% y un 30% el aporte energético. No hay acuerdo para establecer las cantidades “óptimas” de energía y menos aún la proporción idealentre los macronutrientes: (hidratos Diccionario*, proteínas Diccionario* y grasas Diccionario*).   Los nutricionistas de Dyética, basados en su exitosa experiencia clínica durante más de 20 años, han optado por las siguientes proporciones: HIDRATOS 48%, PROTEÍNAS 36% Y GRASAS 16%. Estos cálculos aplicados a un adulto en reposo se concretan en: -1,33 grs. de hidratos de carbono por kilogramo de peso ideal -1,00 grs. de proteínas de alta calidad      “           “    “        “ -0,33 a 0,50 grs. de grasa                          “          “    “        “ La energía para la supervivencia varía sensiblemente desde el reposo a las situaciones de mayor actividad física y en circunstancias ambientales de baja temperatura. Sigue...

  • ¿ENGORDAMOS POR COMER DEMASIADO?

    Los humanos han utilizado su instinto de supervivencia, durante toda su historia,  basados en las enseñanzas de sus mayores y en su propia experiencia, sin sufrir problemas de sobrepeso ni tener que someterse a una actividad física extra para mantenerse en forma.  Ahora nos están haciendo creer que padeceremos obesidad si no reprimimos nuestro deseo instintivo de comer y no nos “hostigamos” en el gimnasio.   ¿Pertenecemos acaso a la única especie animal que, para no engordar, necesita seguir unos comportamientos artificiosos, en vez de seguir sus instintos primitivos? ¿Quién les restringe al bisonte, al águila o al león la cantidad de comida o quién les manda al gimnasio para que no acumulen grasa? A nadie se le ocurre restringirle al bebé las cantidades de leche materna ni someterle a una actividad física extra en evitación del sobrepeso, porque el alimento proporcionado por la madre es un compuesto óptimo para el lactante y la experiencia nos confirma que, sirviéndose de él a voluntad, no le provoca desequilibrios hormonales ni acumulación de grasas y le aporta todos los nutrientes que precisa el bebé para su perfecto desarrollo. Sigue...

  • ¿CUÁNDO DEBEMOS COMER?

    La experiencia nos confirma que los seres humanos, al igual que los individuos de cualquier otra especie animal, podemos estar correctamente alimentados, siguiendo los impulsos del hambre, como lo hace el bebé, que reclama su alimento con una cadencia de 3-4 horas y deja de comer cuando se siente saciado. Es decir: “Comer cuando se tiene hambre y dejar de hacerlo cuando hay saciedad”. Si alimentar bien un sistema es sinónimo de aportarle los elementos necesarios para que pueda llevar a cabo todas sus funciones y si aceptamos que el organismo humano es un sistema sensible, cuyo funcionamiento es continuado y muy variable en cuanto a intensidad, complejidad  y precisión, los macronutrientes Diccionario* y los micronutrientes Diccionario* deben estar todos presentes y en sus proporciones óptimas.  Es deseable que el propio interesado sea quien controle de forma natural la cantidad de comida diaria, masticando despacio, comiendo cada 3 – 4 horas, respondiendo con serenidad a sus sensaciones de hambre para iniciar la ingesta y a las sensaciones de saciedad para finalizarla. Sigue...  

  • ¿CÓMO ELABORAR UN PLATO PERFECTO?

    El ser humano, como animal biológico que sigue siendo, también necesita aportar a su organismo una alimentación completa que incluya a todos los macro y micronutrientes que su cuerpo precisa en cada circunstancia de su vida. Es curioso comprobar que este principio aplicado a nuestros animales de compañía está totalmente aceptado y por el contrario nos parece extraño y novedoso utilizarlo en nuestra propia alimentación.  Sería deseable poder diseñar unos platos combinados, que incluyeran todos los nutrientes necesarios, al igual que lo hace la leche materna, pero esto exigiría: 1.- Conocer los alimentos en cuanto a su contenido en agua Diccionario*, hidratos Diccionario*, proteínas Diccionario*,  grasas Diccionario*, fibra Diccionario*,minerales Diccionario* y vitaminas Diccionario*. 2.- Calcular las necesidades calóricas Diccionario* diarias del individuo, según su sexo, edad, talla, proceso de desarrollo, constitución, peso y actividad física y mental. 3.- Recalcular las calorías, si el sujeto necesita aumentar o disminuir el peso actual. 4.- Distribuir el total de las kilocalorías del día entre las cinco comidas a realizar. 5.- Elaborar platos equilibrados según recursos, gustos y costumbres del sujeto, garantizando las dosis diarias recomendadas de todos los macro y micronutrientes. Sigue...

  • NUTRIENTES ESENCIALES

    Los nutrientes son sustancias tomadas del entorno medioambiental, que utiliza el organismo para desarrollar su metabolismo y sus efectos suelen depender de las dosis utilizadas. Cuando un organismo no puede sintetizar un nutriente en cantidades suficientes y debe obtenerlo de una fuente externa lo llamamos nutriente esencial, que pueden ser macronutrientes Diccionario* o micronutrientes Diccionario* Los macronutrientes son losnutrientes requeridos por el ser humano en grandes cantidades y entre ellos destacamos: el Agua Diccionario*, los Hidratos Diccionario*, las Proteínas Diccionario*, las Grasas Diccionario* y las Fibras Diccionario*. Los micronutrientes son nutrientes que se precisan en pequeñas cantidades, pero también son imprescindibles para que los organismos puedan desarrollar sus procesos bioquímicos y metabólicos. Actúan como catalizadores y forman parte de la estructura de muchas enzimas. Entre ellos distinguimos los mineralesy las vitaminasLos minerales más importantes para el ser humano son: Calcio Diccionario*, Hierro Diccionario*, Iodo Diccionario*, Magnesio Diccionario*, Fósforo Diccionario*, Sodio Diccionario*, Potasio Diccionario*, Cobre Diccionario*, Manganeso Diccionario*, Zinc Diccionario*, Cromo Diccionario*, Molibdeno Diccionario*, Silicio Diccionario*. Las vitaminas son compuestos orgánicos muy complejos, imprescindibles para el funcionamiento del organismo. Su ausencia total causa enfermedades graves, que se subsanan con la ingesta de pequeñísimas cantidades. Distinguimos dos grupos de vitaminas según el medio en el que pueden ser disueltas. Las vitaminas liposolubles: Vitamina A Diccionario*, Vitamina D Diccionario*, Vitamina E Diccionario*, Vitamina K Diccionario*. Las vitaminas hidrosolubles: Vitamina B1 Diccionario*, Vitamina B2 Diccionario*, Vitamina B3 Diccionario*, Vitamina B5 Diccionario*, Vitamina B6 Diccionario*, Vitamina B7 Diccionario*, Vitamina B 9 Diccionario*, Vitamina B12 Diccionario* y la Vitamina C Diccionario*. Sigue...

  • ¿HIDRATOS FRENTE A PROTEÍNAS?

    El ser humano necesita en cada digestión la presencia de los hidratos Diccionario* para alimentar sus células y de las proteínas Diccionario* para crecer y renovase. Los estudiosos confirman que el componente glucídico de la dieta del hombre del paleolítico era ligeramente superior al del componente protéico y coincide básicamente con la dieta, que siguen llevando todavía las tribus primitivas. La especie “homo sapiens”, cuando se desarrolla libremente en un entorno favorable, tiende al equilibrio ideal entre los hidratos y las proteínas, adaptándose al medio según las condiciones genéticas heredadas. A lo largo de nuestra historia de no menos de 250.000 años, nuestros ancestros han ido aprendiendo a alimentarse correctamente a base de múltiples pruebas de ensayo- error, muchas veces con resultados de enfermedad y muerte, hasta que han podido fijar sus experiencias positivas y transmitirlas a sus descendientes. Esta cultura culinaria, basada en una experiencia de siglos ha llegado hasta nosotros y la estamos sustituyendo por las aportaciones de la industria alimentaria y de los “catedráticos de la cocina”, que no buscan precisamente nuestra salud, sino más bien sus intereses comerciales.  Una dieta saludable debe aportar los hidratos de carbono suficientes para cubrir las necesidades de glucosa del organismo y a la vez las proteínas para garantizar los aminoácidos esenciales, sin producir alteraciones metabólicas por exceso o defecto. Sigue...

  • ¿CUÁNTAS PROTEÍNAS NECESITAMOS?

    Los adultos humanos, según los autores consultados, necesitan entre 0,8 y 1,0 gramo de proteína pura por kilogramo de peso y día, debiendo aumentarse en los periodos de crecimiento, gestación, amamantamiento y por cualquier incremento de la actividad física, hasta un máximo de 1,5 a2,0 gramos por kilo y día. Dyética siguiendo este criterio opta por: 1 gramo de proteína de alta calidad por kilo de peso y día. Los científicos, expertos en nutrición, tras la constatación de múltiples estudios de tipo epidemiológico, han ido incrementando en estos últimos años la proporción de las proteínas, respecto a la de los hidratos. Se está pasando de recomendar que las proteínas de la dieta representen, como máximo,  el 10% de las kilocalorías totales, al 15%, al 20% y hasta más del 25%, en detrimento de los hidratos de carbono, que pasan del 70% a menos del 45%. Muchos investigadores como el Dr. Eaton proponen una relación de 4 a 3 entre los hidratos Diccionario* y las proteínas Diccionario*, y esta es la proporción que, después de haber comprobado su eficacia y seguridad durante más de veinte años en varios miles de personas mayores de 10 años,  ha sido incorporada de manera sistemática a todas las recetas de Dyética. Sigue...

  • ¿QUÉ GRASA INCLUIR EN LA DIETA?

    Un cálculo promedio de la necesidad de grasa para el adulto humano, en condiciones basales, oscilaría entre 0,3 y 0,5 grs. por kilogramo de peso y día, distribuyéndose para los ácidos grasos saturados (< 1/3), ácidos grasos monoinsaturados (> 1/3) y ácidos grasos poliinsaturados (< 1/3), entre estos son esenciales los omega 3, cuya cantidad recomendada oscila entre el 0.4 y el 0.6 % de la grasa total. Hasta hace poco tiempo en el primer mundo se ha considerado a las grasas como el mayor enemigo de la salud cardiovascular y metabólica, insistiendo en su drástica restricción como la principal y hasta única solución al imparable crecimiento de la obesidad, sin considerar al exceso relativo de hidratos, respecto a las proteínas, como el primordial causante de la morbilidad y mortalidad, creciente en nuestro entorno. La grasa constituye la fuente más importante de energía concentrada, tiene una alta capacidad calórica, muy superior a la de hidratos Diccionario* y proteínas Diccionario* y su destino primordial es el aporte energético para las funciones metabólicas y para la actividad muscular. También nos sirve para dar sabor y palatabilidad a los alimentos, es el vehículo natural de las vitaminas Diccionario* liposolubles (A, D, E, K) y a ellas pertenecen los llamados ácidos grasos esenciales Diccionario*, imprescindibles para la formación de las membranas celulares y de las hormonas autocrinas. Sigue...

  • LA FÓRMULA DE NUESTRA DIETA

    El combustible ideal que debe nutrir al organismo humano adulto, al igual que la leche materna lo realiza con los bebés, debe contener todos los macro y micronutrientes necesarios y en las proporciones óptimas para su metabolización. Esta solución, tipo “pienso compuesto”, que parece artificiosa la estamos aplicando habitualmente para obtener los mejores resultados en salud de todas las especies animales y vegetales que controlamos. Los nutricionistas de Dyética han aplicado la fórmula que proponemos, después de haber comprobado su plena eficacia y seguridad en más de 3.000 pacientes, incluidos obesos, cardiópatas, anoréxicos, desnutridos, diabéticos, hipertensos, dislipémicos, etc.,  durante más de 20 años. Comer lentamente de todos los productos naturales, principalmente verduras, frutas y legumbres, ajustando las cantidades en función de las sensaciones de hambre/saciedad, pero manteniendo en todas y cada una de las comidas las siguientes proporciones: HIDRATOS 48%, PROTEÍNAS 36% Y GRASAS 16% (simplificando: H=4, P=3, G=1,33), acompañando este tipo de alimentación con: “Beber cerca de 2 litros de líquido/día, dormir 7 - 8 horas diarias más una ligera siesta, asegurar una actividad física y mental suficiente y mantener de forma persistente una motivación "positiva”. Sigue...

  • ¿RESTRICCIÓN CALÓRICA?

    La restricción calórica de hasta un 30% sobre la cantidad promedio de las ingestas registradas en varias especies animales, revelan unos resultados extraordinarios. Mejoran las analíticas, aumentan las defensas, se reducen enfermedades y se alargan los años de vida, tanto en animales como en humanos, pero no hay que confundir la restricción calórica, equilibrada científicamente, con el ayuno, la desnutrición o el simple proceso de pasar hambre. Esta restricción calórica se alcanza de forma natural, cuando conseguimos aprender a comer de forma equilibrada, como la mayoría de los animales en situación de libertad y abundancia, sin ansiedad, masticando despacio, disfrutando de los sabores y de las texturas de los alimentos, retirándonos de la mesa a las primeras señales de saciedad y siendo conscientes de que la alimentación es uno de los pilares básicos de la salud (Ver). Así podremos evitar las múltiples alteraciones derivadas de los excesos y desordenes alimentarios tales como: las enfermedades digestivas, el aumento de la hipertensión arterial (Ver), la obesidad (Ver), la diabetes (Ver)las enfermedades vasculares (Ver), las enfermedades mentales (Ver), la somnolencia excesiva, la atrofia osteo-muscular, y hasta el riesgo de padecer cáncer (Ver). La explicación científica se basa principalmente en la notable reducción del estrés oxidativo, originado por los radicales libres (Ver), que son los causantes del deterioro de nuestro organismo y de la aceleración del envejecimiento humano. El exceso de ingesta alimentaria reduce la función cerebral, altera la entrada del calcio, limita la formación de nuevas neuronas en el hipocampo (esenciales para el aprendizaje y la formación de nuevas sinapsis) y frena la transmisión de impulsos nerviosos, junto con los procesos de reparación neuronal.

  • ¿QUÉ ENTENDEMOS POR SALUD?

    La Salud no es un regalo divino dependiente de fuerzas sobrenaturales, ni un premio ligado a los designios del azar, sin participación del receptor. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define con precisión el tema y dice que “la Salud es el perfecto Bienestar Físico, Mental y Social”. Es decir, que tener Salud es lo mismo que encontrarse perfectamente bien físicamente, mentalmente y en armonía con nuestro entorno socio-familiar y cultural. El concepto de salud que preconiza la O M S no está ligado por lo tanto a la ausencia de enfermedades, sino más bien al logro de un estado completo de bienestar físico, psíquico y social, que permite al organismo crecer, vivir y regenerarse según sus condiciones endógenas y adaptarse al medioambiente.  Para lograr la Salud es imprescindible que nuestro cuerpo disponga al cien por cien de aquellos elementos básicos, que le son necesarios para su correcto desarrollo y mantenimiento y esto es perfectamente alcanzable en nuestro mundo desarrollado, sabiendo que tanto los defectos como los excesos pueden impedir ese ansiado bienestar. La Salud es consecuencia directa de haber conseguido situaciones de armonía física y psíquica. Así podemos afirmar que se está bien cuando no tenemos ni hambre, ni sueño, ni frío, ni calor excesivo, ni dolor, ni inmovilidad, ni tristeza y además nos sentimos a gusto con nosotros mismos y con nuestro entorno. Sigue...

  • LOS PILARES DE LA SALUD

    El estado de bienestar o de Salud es un proceso dinámico e inestable, dependiente de la conjunción e interacción equilibrada de los cuatro pilares básicos, sobre los que se apoya: La Alimentación (Ver), La Actividad (Ver), El Descanso (Ver)y la La Motivación (Ver). Ninguno de estos cuatro elementos puede considerarse más importante que otro. Todos deben actuar de forma coordinada e interdependiente y todos son imprescindibles para alcanzar y mantener la Salud. La Alimentación  debe garantizar la energía requerida por el organismo humano a partir de los nutrientes*, en las cantidades y proporciones idóneas, para crecer y renovarse. La Actividad entendida comoestimulación física y psíquica es imprescindible para que se pueda favorecer el desarrollo, mantenimiento, renovación y rehabilitación funcional. El Descanso  rehabilitador es indispensable para compensar y recuperar el equilibrio óptimo inicial de las fuerzas antagónicas, que intervienen en los procesos de la vida. La Motivación o apoyo y orden mental es la fuerza natural de los seres vivos, necesaria para lograr el Bienestar. Este factor adquiere una importancia vital en la actualidad porque aúna Instinto y Razón e impulsa de forma constante a superar las circunstancias adversas, que impiden la adaptación al entorno y limitan la supervivencia. Sigue...

  • ESTABLECER PRIORIDADES

    Si en nuestras gestiones administrativas prima el buen sentido, en lo tocante a nuestro bienestar físico y mental deberemos ser mucho más exquisitos. Los problemas que no solucionamos nos limitan la cantidad y la calidad de la existencia. Como no podemos abordar todos los problemas que nos circundan, es preciso establecer “prioridades”, al menos para las cosas importantes. Y ¿qué hay más importante que la propia vida? Somos víctimas de una “educación despersonalizadora”, que ha primado los intereses del colectivo frente a los del propio individuo y así nos va. Que “cada palo aguante su vela”, que cada persona sea responsable de su salud, que cada uno de nosotros sea consciente de su responsabilidad con él mismo y con la sociedad, que no se acostumbre a confiar en que alguien le saque del apuro en el que se haya metido de manera voluntaria o inconsciente. Con demasiada frecuencia ante problemas de salud como la HTA (Ver), la diabetes (Ver) , la obesidad (Ver), los excesos de ácido úrico Diccionario *, de colesterol Diccionario *, de triglicéridos Diccionario * o cualquier otra manifestación de deterioro orgánico, recurrimos a soluciones provisionales, como la toma de medicamentos paliativos, que nos hacen dependientes crónicos y no nos resuelven el problema, que se irá complicando día tras día. No esperemos que los parches puntuales restituyan la situación original y devuelvan la plenitud perdida. En general nos darán soluciones paliativas, de corta duración, renovables periódicamente y con efectos secundarios no deseados, que nos harán dependientes de por vida y no nos facilitarán la recuperación total. Sigue...

  • GENOMA vs. AMBIOMA

    Llamamos genoma Diccionario al conjunto de condiciones y capacidades, que han sido heredadas genéticamente por un individuo para el desarrollo de su vida y la de su especie. Por contraposición podemos llamar ambioma Diccionario al conjunto de circunstancias, acciones y reacciones, que soporta el organismo, derivadas de la interacción con el medio ambiente en el que se desarrolla.  Así pues la Salud será la lógica consecuencia de una correcta interacción de nuestro genoma con el medio ambiente en el que nos desenvolvemos y del que dependemos.   Para algunos expertos el resultado final de nuestro estado de Salud obedece prioritariamente al “Ambioma”, es decir más al resultado de nuestra relación con el medio ambiente, que al “Genoma”, cuyas manifestaciones negativas se expresan fundamentalmente cuando las condiciones medioambientales no resultan adecuadas a las necesidades del sistema y se superan los límites de tolerancia. Es como si la herencia genética condicionara los márgenes de maniobra en los que el ser humano se va a poder desenvolver, para no sufrir alteraciones en su equilibrio  de salud. A título de curiosidad comento que hay científicos que ponen cifras a las posibles influencias del Genoma y del Ambioma en los resultados de la supervivencia humana, dándole al genoma un máximo del 25% de la carga y responsabilizando del 75% restante al Ambioma. Sigue...

  • EL ORIGEN OSCURO DE LA ENFERMEDAD

    A la hora de buscar la etiología profunda de las enfermedades existen dos tendencias antagónicas y complementarias, que hacen hincapié en extremos opuestos, mientras un modelo plantea como origen principal a las causas genéticas o endógenas, el otro culpa a los factores externos medio-ambientales y más concretamente a la interacción del individuo con su medioambiente. El control epigenético puede modificar la lectura de un gen, sin cambiar el código del ADN, al igual que en el ajuste de la sintonización del televisor se puede alterar la apariencia del diseño de la pantalla, aunque en realidad no se está transformando el esquema de la emisión original. Ése es precisamente el papel de las proteínas reguladoras, que actúan como “sintonizadores” epigenéticos y pueden crear más de dos mil variantes de proteínas a partir de un mismo molde génico. En principio partimos de que nuestro organismo es un sistema cuasi-perfecto con una capacidad extraordinaria para adaptarse a todo tipo de adversidades, como lo ha venido demostrando a lo largo de los seis millones de años, que, según los antropólogos, llevan los homínidos precursores de la especie humana, sobreviviendo en este planeta. Los humanos vivimos un proceso continuado de adaptación-evolución, manteniendo el equilibrio dinámico, sin parar nuestro reloj biológico y en permanente disputa, frente a unos 100 billones de seres vivos, que nos rodean y también pugnan por sobrevivir. Los biólogos afirman que nuestro cuerpo tiene unos 60 billones de células en continuo desarrollo, es decir, que nacen, crecen, se reproducen y mueren. Calculan que al día se nos destruyen unos 80 millones de células, que debemos reponer de continuo, en base a una alimentación equilibrada (Ver) si no queremos vernos mermados y envejecidos prematuramente. Esta constatación nos condiciona a tener que ocuparnos de manera prioritaria en el mantenimiento y en la renovación de todas las células, sin permitirnos el menor descuido que lo pagaremos con la muerte de varios miles o millones de ellas. Sigue...

  • BASES PARA LA SUPERVIVENCIA

    Todo ser vivo precisa de una cápsula, membrana o piel que lo limite y lo independice del medio ambiente en el que se desenvuelve. Esa piel debe tener mecanismos y soluciones para poder explorar el entorno que le rodea, conocerlo, interactuar, protegerse y servirse de él. Para que un ser vivo pueda desarrollarse y reproducirse, el medio debe mantenerse estable en sus constantes físico-químicas, sus fluctuaciones deben ser ligeras y permitir adaptaciones progresivas y perdurables en el tiempo y así será posible la renovación del individuo y de la especie. El medioambiente debe ser abundante en los macronutrientes Diccionario * y micronutrientes Diccionario * que el ser vivo precisa. En él irá creciendo, sirviéndose del entorno, adaptándose a él constantemente y a su vez se irá haciendo cada vez más dependiente del mismo. Cuanto más complejo es el ser vivo mayores son sus necesidades. Sabemos que algunas esporas son capaces de sobrevivir en medios extremadamente secos o húmedos, pueden soportar temperaturas altísimas y sobrevivir en hielos milenarios. Sin embargo los seres humanos estamos mucho más limitados por ser animales muy complejos y por lo tanto con mayor dependencia de la estabilidad del medio. Nuestros márgenes de tolerancia son mucho más estrechos, precisamos disponer de todos los macronutrientes y de todos los micronutrientes que necesita nuestro cuerpo. Sigue...

  • ENERGÍA VITAL vs. AGENTES QUÍMICOS

    Con demasiada frecuencia ignoramos el papel que juega la propia energía vital en el logro de la salud y tendemos a pensar que, si hay un problema en el sistema, su origen debe atribuirse a una alteración en alguno de los pasos de algún proceso químico. Así nos  parece que, proporcionando a la célula un sustituto del elemento defectuoso, el problema puede ser totalmente reparado. Por ello la industria farmacéutica se cree en el deber de seguir buscando píldoras mágicas y genes de diseño. La experiencia nos está demostrando que, por ejemplo, una terapia de sustitución con hormonas sintéticas puede producir notables efectos secundarios y en consecuencia enfermedades cardiovasculares y disfunciones neuronales, hasta el punto de que el conjunto de los efectos adversos de los fármacos han provocado que la yatrogenia Diccionario * sea actualmente la tercera causa de muerte en los Estados Unidos. Según Einstein no vivimos en un universo con cuerpos físicos independientes separados por espacios muertos. El universo es un único e indivisible agujero dinámico en el que la energía y la materia están tan estrechamente relacionadas que resulta imposible considerarlas elementos independientes. Si los organismos vivos reciben e interpretan correctamente las señales ambientales, pueden permanecer con vida y garantizar su supervivencia, que está directamente relacionada con la velocidad y la eficacia en la transferencia de esas señales. La velocidad de las señales electromagnéticas es de unos trescientos mil kilómetros por segundo, frente a la velocidad de difusión de una sustancia química que suele ser inferior a un centímetro por segundo, siendo además las primeras mucho más eficaces que las señales químicas. Sigue...

  • ¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD?

    La salud (bienestar) y la enfermedad (malestar) forman parte integrante de la vida y son manifestaciones del grado de equilibrio hormonal Diccionario *, alcanzado por el organismo, como consecuencia directa de procesos biológicos y de las interacciones del genoma con el entorno físico, psíquico y social. La enfermedad también se puede entender como un proceso activo, provocado por factores, tanto internos del organismo, como externos a él, que afecta al ser vivo al provocar una modificación en su estado de equilibrio, Cada vez más consideramos a la enfermedad como una situación de desequilibrio, que se opone al estado de bienestar o salud, e interpretamos que la enfermedad es un efecto negativo, consecuencia de algún tipo de desarmonización en el equilibrio hormonal.  En pura teoría, solo debería existir una sola enfermedad, opuesta a una sola salud, pero la identificación de diferentes procesos y estados que alteran el bienestar, nos ha llevado a diferenciar un enorme número de entidades nosológicas, unas interpretadas como enfermedades y otras como síndromes, entidades clínicas, trastornos, alteraciones, etc. Las enfermedades son en realidad categorías mentales, cada una de las cuales tiene un significado particular, que le proporciona la individualidad necesaria para que pueda ser entendida como una entidad nosológica distinta de las demás, en función de los elementos diferenciales que la caracterizan. En bastantes casos, existen lagunas e incertidumbres en ciertos aspectos que hacen difícil alcanzar una descripción precisa. Así pues todas las enfermedades que han sido descritas a lo largo de la historia de la Medicina tienen componentes conceptuales que las categorizan y proporcionan puntos de referencia, para permitir valorar aspectos comunes y diferenciales entre unas y otras entidades nosológicas. Sigue...

  • ¿CÓMO SE EXPRESAN LAS ENFERMEDADES?

    Entre las principales manifestaciones clínicas que presenta un individuo, víctima  de una enfermedad, debemos señalar los signos Diccionario * y los síntomas Diccionario *, como referentes esenciales que permiten definir el cuadro clínico. Por ejemplo, la sensación de dolor que es uno de los principales síntomas que empujan al paciente a solicitar atención médica, puede resultar de difícil interpretación, pues no es infrecuente observar a individuos que la magnifican, mientras otros la minimizan considerablemente. En general podemos decir que la enfermedad supone una alteración funcional, que puede afectar a la estructura de un órgano o de un sistema concreto y puede llegar a poner en riesgo las reacciones vitales de todo el organismo. La enfermedad también podría detectarse tras la observación de respuestas inadecuadas o insuficientes, frente a los estímulos, bien por déficit en los mecanismos del sistema, bien por falta de las reacciones adecuadas ante las demandas. Las causas que están detrás de algunas enfermedades pueden no ser muy patentes, ni fácilmente identificables, mientras que para otras como ciertas infecciones, la relación causa-efecto es más evidente. Mediante la palabra “etiología” el lenguaje médico trata de identificar las causas de la enfermedad, aunque la causa de una enfermedad no siempre es única y en muchos casos se demuestran policausales, pues en ellas han intervenido varios factores patogénicos. Sigue...

  • ¿ES MÁS NORMAL SALUD O ENFERMEDAD?

    Lo esperable en presencia de un medio ambiente amigable y bien controlado, sería el estado de salud pleno, dado que nuestro organismo dispone de un programa activo de crecimiento con los mecanismos de adaptación necesarios para un correcto desarrollo de todas y cada una de sus funciones. Esto es así al menos durante los treinta primeros años de vida, aunque poco a poco se va perdiendo esa capacidad de regeneración total y se va limitando, pero siempre en función de los estilos de vida adoptados, que entorpecen una correcta interacción con el medio ambiente físico, psíquico y sociocultural. Si nuestro organismo está capacitado para superar todo tipo de eventualidades y dispone de los adecuados mecanismos de adaptación para obtener el máximo nivel de salud, deberemos emplear nuestro esfuerzo en suavizar o evitar las condiciones agresivas o extremas del medio ambiente y en aportar todos los recursos, que precise nuestro organismo para su correcto desarrollo. Según estas premisas no parece coherente ni aceptable ni justificable que en nuestra “desarrollada y opulenta sociedad” haya un número de enfermos tan elevado, que sigue de manera imparable en continuo crecimiento. Algo estaremos haciendo mal, cuando la sombra de la enfermedad cada vez es más alargada y amenazante. Los defensores de la interacción con el medio ambiente demuestran que hasta un 75 % de los logros en salud deben ser adjudicados al conjunto de hábitos saludables y estilos de vida, que se podrían concretar en: controlar La Alimentación (Ver),  El Descanso (Ver), La Actividad (Ver), física/mental y La Motivación(Ver) positiva para  evitar el estrés crónico*. Sigue...

  • ¿ES LA EDAD CAUSA DE ENFERMEDAD?

    Con frecuencia atribuimos a la edad una importancia desmesurada, haciéndole responsable de achaques y enfermedades que en justicia no le son propios. Oímos decir que la obesidad (Ver) aumenta con la edad, que la hipertensión (Ver) hace lo mismo, que tenemos diabetes (Ver) porque somos mayores, que la artrosis Diccionario *, la pérdida de memoria, la capacidad mental, etc., obedecen a un deterioro imparable producido por la edad. Esta apreciación por muy común y evidente que parezca no es rigurosamente cierta y está influenciada de un pesimismo atroz, además de apoyarse en observaciones superficiales y erróneas. La edad entendida como paso del tiempo o periodo durante el que ocurren eventos, es simplemente un factor o circunstancia que permite la acumulación de los resultados que se originan a lo largo de la vida, de forma que, si lo que se produce es positivo el paso del tiempo va a mejorar el estado inicial y viceversa, si lo que acontece es un deterioro o una destrucción, con el paso del tiempo se irá constatando el agravamiento de la situación inicial. Podemos decir que "siempre nos estamos construyendo y destruyendo, naciendo y muriendo en alguna  parte de nuestro cuerpo", en función del trato positivo o negativo que nos estemos dando. En definitiva estamos inmersos en un proceso vivo e imparable, cuyo resultado esta dependiendo de los balances que obtengamos en cada situación coyuntural. Cada día más científicos defienden que los procesos del envejecimiento son algo natural y fisiológico y que no deben identificarse con las patologías asociadas a la edad, que son fruto de estilos de vida inadecuados y de una mala interacción con el medio. Sigue...

  • ¿CUÁL ES NUESTRA ESPECTATIVA DE VIDA?

    El estudio del envejecimiento humano trata tanto la cantidad de años de vida como las causas que reducen su expectativa. Aumenta el número de personas centenarias en España y los estudios prospectivos calculan que para el año 2050 se superarán los 50.000 centenarios, si no se modifica la tendencia actual. El objetivo de la Biomedicina es conseguir que podamos envejecer sin enfermedades, con plenitud de conocimiento y capacidad mental, sin necesidad de depender de los demás, de forma autónoma y saludable, durante un largo periodo de tiempo, que supere limpiamente los cien años.   Todos estos logros van a exigir un profundo cambio en los estilos de vida vigentes en la actualidad, que nos están llevando a un incremento constante de las enfermedades crónicas como obesidad (Ver), diabetes (Ver), cáncer (Ver), Enf. Reumáticas, HTA (Ver), Enf. Vasculares (Ver) ansiedad , depresión (Ver), etc. La vejez según los expertos debe convertirse en un suave declinar de algunas de las funciones físico-psíquicas, sin padecimientos, ni dolores, ni pérdidas de memoria, ni de las capacidades de autogestión y debe ser compatible con una vida digna, activa, creativa y satisfactoria, durante al menos 120 años con una buena calidad de vida, debiendo buscar los factores aceleradores del envejecimiento en los malos tratos que nos proporcionamos. Sigue...

  • CLAVES PARA AUMENTAR LA SUPERVIVENCIA

    Somos descendientes de los supervivientes de nuestra especie, de quienes hemos heredado la capacidad para superar todas las circunstancias adversas, pudiendo salir airosos y reforzados en nuestra lucha por la vida, siempre que mantengamos activos nuestros sistemas de recuperación. Los actuales humanos tenemos en la carga genética heredada la capacidad de superar la mayor parte de las enfermedades comunes, siempre que nuestro sistema este bien nutrido y en forma. Por lo tanto, si nosotros llegáramos a disponer de todos los recursos necesarios, seriamos capaces de superar con éxito cualquier tipo de agresión, que nos pudiera acontecer, con las mismas armas que de manera inconsciente y natural ha venido utilizando el género humano a lo largo de su existencia. La clave es conocer con precisión cuales son las reglas de juego que nos permiten superar, al igual que a nuestros antepasados en su momento, cualquier alteración, desequilibrio o enfermedad que nos sobrevenga. Estos elementos no deben ser muy sofisticados puesto que se fraguaron a lo largo de la historia de los homínidos, es decir, durante unos seis millones de años y han permanecido en la especie (homo sapiens), al menos durante los últimos doscientos cincuenta mil años.  Además sabemos que esta información nos ha sido transmitida genéticamente, como una característica de nuestra especie y no se ha modificado en los últimos 100.000 años. Podemos buscar en la prehistoria, cuando los seres humanos eran recolectores y cazadores, en las tribus primitivas que coexisten todavía, cuyos miembros siguen siendo recolectores y cazadores, viven prácticamente al día, sin almacenar alimentos, adaptándose a los ciclos biológicos y sirviéndose del medio ambiente, que les rodea. También nos puede ayudar el observar a los lactantes y tomar nota de los nutrientes que comen, con qué frecuencia, cuanto y con qué periodicidad duermen, cómo se estimulan física y psíquicamente, cómo se relacionan, comparten, aprenden, juegan, etc. Así podremos descubrir, cuales son las condiciones óptimas del ser humano para vivir en plenitud, para renovarnos día a día, para mantener nuestras defensas, capaces de superar cualquier tipo de agresión infecciosa y para que nuestro sistema hormonal consiga y mantenga el equilibrio dinámico, mediante una alimentación equilibrada (T 6.5), que nos permita disfrutar de ese bienestar físico, psíquico y social que llamamos Salud. Sigue...

  • LOS EQUILIBRIOS Y LA SALUD

    “In medio est virtus” propone la sabiduría clásica, avalada por la experiencia y la observación cotidianas. El funcionamiento natural de nuestro organismo huye por sistema de los extremos y busca afianzarse en las zonas intermedias. También en nuestra relación con el medio ambiente, si tenemos calor buscamos el frio, si hay hambre en exceso (hipoglucemia Diccionario *), tratamos de alimentarnos y llegar a sentir la sensación de saciedad (normoglucemia Diccionario *), huimos del aire viciado y buscamos el aire puro, en definitiva, la búsqueda del bienestar es el motor, que nos conduce a las entornos óptimos de subsistencia. Todas nuestras hormonas, que son las encargadas de establecer y mantener el orden funcional, deben estar presentes en nuestro organismo y persistir en unos niveles adecuados, puesto que tanto su carencia como su exceso son incompatibles con el óptimo funcionamiento del sistema. Solo cuando nuestro organismo está en equilibrio perfecto se siente satisfecho y aparece la sensación de bienestar, que si se consigue a todos los niveles (físico, mental y social), podremos confirmar que tenemos salud Diccionario *. Hoy podemos decir que con los conocimientos y los medios actuales el ser humano del primer mundo, si está bien educado en la obtención de su salud, si se empeña y si se responsabiliza de su autogestión, puede llegar a vivir de manera natural en un perfecto estado de bienestar. Es decir vivir en salud sin necesidad de una dependencia tan exhaustiva de los recursos médico-farmacéuticos. Sigue...

  • LA TERAPIA REGENERATIVA Y LA SALUD

    Recientemente estamos asistiendo a un nuevo descubrimiento biológico que parece tener visos de extraordinaria importancia para la curación de numerosas enfermedades. Se trata de las llamadas células madre Diccionario adultas que están demostrando su capacidad para regenerar cualquier célula, grupo celular y hasta un órgano completo, si persiste el entramado original. Se denomina “terapia regenerativa” y está abriendo la puerta de la esperanza a muchos enfermos, que por diferentes causas han perdido un órgano o parte de él y son candidatos a algún tipo de trasplante. Las técnicas empleadas parecen seguir un protocolo básico común, consistente en seleccionar células madre adultas del candidato al trasplante, cultivarlas, estimularlas adecuadamente y ponerlas en contacto íntimo y persistente con la matriz estructural a la que previamente le ha sido eliminado el tejido celular dañado o incompatible con el receptor. El encontrar una solución tan extraordinaria nos llena de esperanza y nos hace soñar con la posibilidad de que algún día, con la valiosísima colaboración de unos sofisticados laboratorios, podamos tener recambios y sustituir las piezas estropeadas. Pero ¿este mecanismo de renovación es en realidad tan novedoso?  No es el mismo procedimiento que utiliza la estrella de mar para regenerar el brazo perdido?  No coincide también con la secuencia que utilizan las lagartijas para recrear su cola?  Y acaso no está ocurriendo en nuestro cuerpo una renovación continua de las células que se nos mueren de forma natural y aun de las que perdemos por lesiones traumáticas? En nuestro cuerpo hay células madre adultas, tenemos el mejor laboratorio del mundo para multiplicarlas y estimularlas, ellas saben encontrar perfectamente las células deterioradas y sustituirlas por otras nuevas (lo vienen haciendo con gran eficiencia desde el nacimiento), cada día nos sustituyen unos 80 millones de células y son las responsables de nuestra renovación celular. El problema es si somos o no conscientes de su inestimable trabajo y si colaboramos adecuadamente en el proceso, aportando los materiales básicos suficientes y las condiciones medioambientales requeridas para su óptimo desarrollo funcional. Sigue...

  • LA ACTUAL EDUCACIÓN PARA LA SALUD

    La Educación para la Salud, considerada asignatura básica, está siendo relegada como una "maría" más en los planes de formación de la población general e incluso en la de los profesionales sanitarios. Es preciso analizar y demostrar con experiencias reales el alcance práctico, que tiene su implementación para el logro de la Salud. Pensamos que las enfermedades son entidades reales que de modo anárquico, inexorable y predeterminado nos limitan, invaden, poseen, dominan y que al final nos llevan hasta la tumba. Así nos parece inútil su prevención o cualquier otra forma de evitarlas, sin embargo la realidad es que las enfermedades con sus síntomas Diccionario * y signos Diccionario *, son avisos, protestas o manifestaciones simples del organismo, que revelan la existencia de ciertos desequilibrios en el sistema. Si tenemos claro estos principios lo más eficaz desde el punto de vista preventivo sería, buscar la raíz del problema y localizar las causas que realmente motivan el desequilibrio inicial, en vez de limitarnos a la detección precoz de la enfermedad y a su posterior tratamiento. A esta forma de actuar se le conoce como prevención primaria y tengo la impresión de que en nuestra práctica clínica diaria no damos la importancia que tiene. Sirva de ejemplo las acciones preventivas frente el cáncer de mama, el tumor maligno con mayor mortalidad entre las mujeres adultas, que se reducen al diagnóstico precoz, es decir a descubrir el problema lo antes posible para poder tratarlo desde sus inicios, en vez de investigar y educar a la población para tratar de evitar las causas que subyacen en su implantación desde el inicio. Es como si a los ciudadanos del siglo XXI en vez de educarnos en la convivencia, en la honradez y en el respeto mutuo para evitar cualquier tipo de violencia, nos dedicáramos únicamente a la pronta detención de los posibles delincuentes y a su radical expulsión de la comunidad. Sigue...

  • DYÉTICA Y LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD

    Nosotros queremos dar un paso más y dedicar nuestros esfuerzos a localizar las causas que están motivando la enfermedad y a su prevención primaria, informando a la población de cómo puede autogestionar su salud, de forma científica, económica, simple y natural, sin alterar el medio ambiente en el que nos desenvolvemos. La realidad primigenia es que todo ser vivo, que ha conseguido adaptarse a un medio determinado, tiene capacidad para vivir y desarrollarse en él mientras las condiciones del medio se mantengan dentro de los límites aptos para su especie.  Sí es cierto que cuanto mayor es la complejidad del sistema, mayores serán sus necesidades y dependencias del medio y esta situación nos obliga a afinar en nuestras soluciones porque mayores serán los riesgos de inadaptación, de desequilibrio hormonal, de falta de bienestar y por lo tanto de enfermedad y hasta de muerte.  En general se tiene la impresión de que estamos avocados a la pérdida de salud y que nuestro destino camina imparable hacia la enfermedad, acelerándose con la edad. Por eso es típica la implementación de protocolos de detección precoz de las enfermedades más frecuentes a partir de las edades medias de la vida. Desde hace años se sabe que el cáncer de mama está asociado con factores como la obesidad y que cierto grado de desnutrición conduce al debilitamiento del sistema inmunitario, del mismo modo que el estrés, la ansiedad y la depresión provocan una bajada de las defensas y favorecen la aparición de cualquier tipo de tumor. Si garantizásemos a las mujeres una alimentación equilibrada (T 6.5), evitaríamos el sobrepeso y la obesidad, a la vez que mantendríamos sus defensas con capacidad de solventar con éxito cualquier intento de anidación de células malignas. Y si paralelamente aprendemos a vivir sin estrés ni ansiedad, lo más probable es que los tumores de mama pasarían a la historia entre las enfermedades poco frecuentes. Detectamos en la actualidad un incremento inusitado de enfermedades que están causando un serio detrimento de las funciones vitales y reduciendo la cantidad y calidad de nuestra vida, podemos destacar: obesidad (T 7.0),  hipertensión (T 10.0), diabetes (T 9.0), depresión (T 13.0),  cáncer (T 12.0), etc. Frente a todas ellas disponemos de las armas con las que la naturaleza nos ha dotado y se basan en desarrollar y mantener a punto los sistemas de defensa y el equilibrio hormonal, capaces de superar las agresiones del entorno.

  • ¿QUÉ SON LOS RADICALES LIBRES?

    Los temibles radicales libres son simples moléculas, que han perdido un electrón y por tanto tienen capacidad para reaccionar con otras moléculas a las que intentarán quitarles ese electrón y restablecer el equilibrio eléctrico perdido anteriormente. Nuestro organismo necesita de los radicales libres, es decir de esas moléculas inestables y en consecuencia activadas, que están dispuestas a reaccionar con otras y así aportar energía a las células, destruir a los microorganismos invasores, efectuar procesos metabólicos, favorecer el desarrollo y la revitalización, etc.  Los radicales libres son imprescindibles, por lo tanto, para la vida en unas proporciones adecuadas, pero, como en la mayor parte de las ocasiones, cualquier tipo de exceso se puede volver en contra nuestra y acabar destruyéndonos. Por ejemplo la necesidad del oxígeno para el ser humano está fuera de toda duda, pero su utilización lleva implícita la formación de radicales libres. La molécula del oxígeno estable que respiramos es prácticamente inactiva, necesita perder un electrón para convertirse en radical libre, poder así combinarse con la glucosa y, merced a esa reacción, las células de nuestro organismo van a poder obtener su energía. Las reacciones con el oxígeno son imprescindibles para la vida y en consecuencia la producción de radicales libres es igualmente indispensable y debe ser constantemente mantenida dentro de unos límites saludables, puesto que tanto los defectos como los excesos afectan negativamente al equilibrio de la vida. Las reacciones que se inician con los radicales libres se van sucediendo en cascada. Una molécula le roba un electrón a otra y esta a la molécula vecina, la vecina hace lo propio con la de al lado y así sucesivamente, siguiendo una cadena de robos continuados, hasta que algún antioxidante* paraliza el proceso y restablece el equilibrio inicial.  RESUMEN TECNICO Nuestras células utilizan la glucosa proveniente de la ingesta de los hidratos de carbono, junto con el oxígeno, obtenido del aire respirado y aportado hasta cada una de las células por los glóbulos rojos presentes en nuestra sangre. De ahí cada célula extrae la energía que necesita en forma de Trifosfato de Adenosina (ATP) y elimina el anhídrido carbónico (CO2) más el agua sobrante, según la clásica reacción: (Glucosa + Oxigeno = Energía) (ATP + CO2 + H2O). Sigue...  

  • RIESGO DE LOS RADICALES LIBRES

    Una superproducción de radicales libres puede superar la capacidad del organismo para su estabilización, con la ayuda de los antioxidantes Diccionario *naturales, que el organismo fabrica o recibe del medio. Los antioxidantes que se encuentran naturalmente en muchas sustancias vegetales y que también forman parte de la leche materna son moléculas capaces de frenar la oxidación de otras moléculas, mediante reacciones químicas en las que transfieren electrones a los agentes oxidantes, oxidándose ellos mismos para inhibir las reacciones de oxidación.  Tanto las plantas como los animales disponen de varios tipos de antioxidantes, como el glutatión, las vitaminas A, C, E y enzimas como la catalasa, el superoxido dismutasa y las peroxidasas. Los déficits de antioxidantes o de las enzimas antioxidantes producen estrés oxidativo, que puede llegar a destruir las células. Se calcula que hasta un 6% de los radicales formados para los procesos metabólicos escapan de las reacciones y deben ser anulados por el organismo, so pena de producir el llamado deterioro oxidativo Diccionario *. Este quebranto consiste en que los radicales libres intentan robar electrones a otras moléculas para obtener su equilibrio y provocan una reacción oxidativa en cadena, hasta que son reducidos por algún elemento antioxidante, que se inmolará en esa función. La propia naturaleza, a través de la evolución nos permite adaptarnos a las condiciones del medio ambiente, pero a su vez nos hace dependientes de las soluciones adaptativas, que hayamos implementado en nuestro esfuerzo por la supervivencia. Sigue...    

  • MOLÉCULAS DIANA DE LOS RADICALES

    Entre las moléculas más sensibles a la acción de los radicales libres se encuentran los ácidos grasos esenciales Diccionario * que constituyen el primer eslabón para la formación de las hormonas autocrinas y son, por su cualidad de ácidos poli-insaturados, muy fácilmente degradables por los radicales libres. Si los ácidos grasos esenciales son atacados por los radicales libres, sufren un proceso de alteración celular (oxidación) que los inhabilita para la formación de las hormonas autocrinas y esta reducción hormonal puede incidir gravemente en el equilibrio interno y por ende en el estado de salud del individuo.  Cuando el objetivo de los radicales son las moléculas de ADN, pueden llegar a producir mutaciones genéticas, que influirán en la fabricación de proteínas alteradas o defectuosas en las replicaciones subsiguientes, situación que conllevará muy serias e importantes consecuencias. Si los radicales alteran las proteínas haciéndolas más reactivas y estas se unen a moléculas de glucosa, pueden formarse los temibles AGE, cuyas nefastas reacciones vimos anteriormente.   RESUMEN TECNICO Entre los radicales libres derivados del Oxígeno destaca por su frecuencia e importancia el Anión superóxido, que es simplemente una molécula de Oxígeno a la que le falta un electrón, generalmente perdido en alguna reacción con moléculas de hierro. La enzima dismutasa superóxida  es la encargada natural de transformar los aniones superóxido en Peróxido de Hidrogeno para que enzimas como  la catalasa y el peróxido glutatión terminen reduciéndolos a agua, que será eliminada por vía renal. Sigue...

  • ANTIOXIDANTES vs. RADICALES LIBRES

    Frente al riesgo el organismo humano tiene desde siempre soluciones muy elementales, entre ellas la producción propia de enzimas antioxidantes, complementada con la aportación sistemática de otras moléculas antioxidantes, que son componentes habituales de la dieta básica del ser humano, tales como las verduras, bayas y frutas, abundantes en cualquier medio natural. La producción propia de antioxidantes naturales con cierta frecuencia no resulta suficiente, sobre todo cuando el metabolismo está muy activo y se incrementa el consumo de oxígeno, principal productor de los radicales libres. Estas son circunstancias de gran estrés físico y psíquico, relacionadas con esfuerzos de mayor intensidad de lo habitual, necesarias para superar situaciones conflictivas del individuo en su lucha por la vida.  Estas situaciones se ven compensadas con la aportación normal de micronutrientes tan abundantes en la naturaleza como la vitamina C y la vitamina E. Ellas consiguen frenar la reacción en cadena de los radicales libres pereciendo en su misión antioxidante, razón por la que debemos reponerlas de forma continuada y sistemática. La dieta básica del “homo sapiens”, animal primitivamente recolector y eventualmente cazador, contempla una ingesta con abundante participación de verduras, frutas y semillas, fuentes muy ricas en las vitaminas C y E, magníficos antioxidantes, que complementando a las enzimas antioxidantes de producción propia, van a cubrir los incrementos de radicales libres, derivados de una mayor actividad que conlleva un mayor consumo de oxígeno. Cuanto más nos movemos, mayor consumo de oxígeno necesitamos, más radicales libres producimos y mayores son nuestras necesidades de alimentos con antioxidantes. Parece ser que la facilidad para obtener estos antioxidantes naturales, ha condicionado a nuestra especie a no fabricar las suficientes enzimas antioxidantes y depender de las verduras de hoja, brotes tiernos, bayas, frutas y semillas, ricas en dichas vitaminas antioxidantes. Sigue...

  • ESTRÉS OXIDATIVO Y ENFERMEDAD

    Se piensa que el estrés oxidativo influye en el desarrollo de enfermedades tales como el  Alzheimer,  el Parkinson, la artritis reumatoide y las enfermedades neurodegenerativas. No está claro si los oxidantes desencadenan la enfermedad, o son su consecuencia. En las enfermedades cardiovasculares la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) parecen acelerar el proceso de la aterogénesis, que da lugar a la aterosclerosis Diccionario *, y finalmente a la enfermedad vascular (Ver)  Se ha demostrado que una dieta con una reducción de calorías al 70 % del estándar prolonga la esperanza de vida en muchos animales y puede explicarse por una reducción en el estrés oxidativo. Igualmente las dietas ricas en frutas y vegetales con elevados niveles de antioxidantes, potencian la Salud y reducen los efectos del envejecimiento, sin embargo los suplementos con vitaminas antioxidantes no han demostrado ningún resultado positivo en el proceso de envejecimiento, de ahí la duda de si los efectos de frutas y de vegetales pueden no estar relacionados con su contenido en antioxidantes. El cerebro presenta una gran vulnerabilidad ante los daños oxidativos por su elevada actividad metabólica y por sus altos niveles de grasas poliinsaturadas, objetivo de la peroxidación de lípidos. Por ello los antioxidantes se usan en el tratamiento de las lesiones cerebrales y de los accidentes cerebrovasculares, pues parecen reducir el estrés oxidativo en las neuronas y prevenir la apoptosis y el daño neurológico. También se están ensayando algunos antioxidantes como posibles tratamientos para enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, el Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica. Sigue...

  • EJERCICIO FÍSICO Y ANTIOXIDANTES

    Durante el ejercicio, el consumo de oxígeno puede aumentar hasta 10 veces y esto incrementa la producción de oxidantes, más sus consecuencias degenerativas, que inciden en la fatiga muscular durante y después del ejercicio. La respuesta inflamatoria  que se produce tras el ejercicio físico también está asociada con el estrés oxidativo, al menos durante las 24 horas posteriores y la respuesta del sistema inmunitario al deterioro causado por el ejercicio alcanza su máximo entre el segundo y el séptimo día después del ejercicio.  El ejercicio físico produce estrés oxidativo, favorece la aparición de radicales libres y una disminución de los antioxidantes originados por el organismo. Esto puede ocasionar lesiones en el músculo y en otros tejidos del cuerpo. Sin embargo otros estudios aseguran que una práctica moderada del ejercicio físico estimula el aumento de las defensas y de los antioxidantes endógenos. Los leucocitos neutrófilos producen radicales libres para reponer el tejido dañado y también aumentan los niveles de antioxidantes para frenar los procesos de recuperación. Parece coherente pensar que el ejercicio físico fortalece los mecanismos antioxidantes del organismo y en particular el sistema del glutatión Diccionario *, para hacer frente al aumento del estrés oxidativo. Este efecto protector frente a las enfermedades asociadas al estrés oxidativo puede explicar cómo las personas que realizan ejercicio físico de manera regular y sin excesos disfrutan de mejor salud. En conclusión podemos afirmar que una práctica exagerada del ejercicio físico, que no contemple una adecuada recuperación va a lesionar al organismo, mientras que una práctica moderada lo va a favorecer. Sigue...

  • EL ANTIOXIDANTE GLUTATIÓN

    Los organismos disponen de una compleja red de proteínas (metabolitos y enzimas) antioxidantes, que trabajan en equipo para prevenir el daño oxidativo en componentes vitales de la célula. Disponemos de antioxidantes naturales que se pueden sintetizar en el cuerpo u obtenerse a partir de la comida, algunos como el glutatión Diccionario * o la ubiquinona Diccionario * se ubican dentro de las células y otros como el ácido úrico Diccionario * están distribuidos por todo el organismo. Varias investigaciones estudian la función de los antioxidantes en el mantenimiento de la salud y la prevención de enfermedades.  El glutatión en su forma reducida es el principal antioxidante de las células, que protege de los radicales libres y de otros contaminantes, como las radiaciones y los derivados de la combustión de los cigarrillos. Se sabe que en el envejecimiento hay una disminución de los niveles de glutatión, al igual que en enfermedades como las cataratas, Alzheimer, Parkinson, etc. y se sospecha que el glutatión actúa también en la eliminación de cancerígenos y optimiza las funciones inmunitarias, frente a los tumores.   Con el aumento de los niveles de glutatión, disminuye la oxidación de los ácidos grasos sanguíneos y se retrasa la arteriosclerosis, causa subyacente en la mayoría de los problemas cardiovasculares.Algunos precursores del glutatión se están utilizando en el tratamiento del asma, la bronquitis crónica, el enfisema, la fibrosis y otras enfermedades pulmonares. También se cree que el glutatión protege frente a la inflamación en la gastritis, úlceras estomacales, pancreatitis, inflamación intestinal, úlceras de colon y enfermedad de Crohn. Como el hígado es el principal reservorio del glutatión y se constata su deficiencia en la hepatitis alcohólica y en los casos de hepatitis viral, A, B y C, se suele intentar elevar los niveles de glutatión para restablecer las funciones hepáticas. También es una terapia en auge el elevar el glutatión en las personas sometidas a diálisis, que sufren de anemia y soportan altos niveles de oxidación por el estrés. El glutatión actúa en el desarrollo del feto y la placenta neutralizando los contaminantes antes de que afecten al desarrollo del niño y se han relacionado algunas complicaciones en el embarazo con niveles bajos de glutatión. Hacer del glutatión un complemento alimentario no ha sido viable, porque no se absorbe bien por vía oral, por ello se utilizan precursores de glutatión ricos en cisteína como la N-acetilcisteína (NAC), y la proteína de suero, que han demostrado el aumento del glutatión dentro de la célula. RESUMEN TÉCNICO El glutatión no es un nutriente esencial, porque puede ser sintetizado a partir de los aminoácidos L-cisteína, L-glutamato y glicina y se encuentra en la mayoría de las formas de vida aerobia. El glutatión existe en estado reducido (GSH) y oxidado (GSSG). En estado reducido, el grupo tiol de la cisteína es capaz de donar un equivalente de reducción (H+ + e-) a otras moléculas como las especies reactivas del oxígeno. En la donación de un electrón, el glutatión mismo llega a ser reactivo, pero reacciona fácilmente con otro glutatión reactivo para formar disulfuro de glutatión (GSSG). En las células, el glutatión es mantenido en forma reducida por la enzima glutatión reductasa y debido a su elevada concentración y a su función en el mantenimiento el estado redox de la célula, el glutatión es considerado como uno de los antioxidantes celulares más importantes. La proporción de glutatión reducido en relación a la de glutatión oxidado se utiliza científicamente como una medida de toxicidad celular.En las células sanas, el 90% del glutatión total está en la forma reducida (GSH) y el 10% en forma de disulfuro (GSSG). Un aumento de la proporción GSSG/GSH se considera una señal de estrés oxidativo. Sigue...

  • OTROS ANTIOXIDANTES

    Entre los otros antioxidantes naturales destacamos por su importancia práctica la melatonina Diccionario*, los tocoferoles Diccionario*, los carotenoides Diccionario* y los polifenoles Diccionario*. La melatonina es un poderoso antioxidante que puede cruzar fácilmente las membranas celulares y la barrera hematoencefálica.  A diferencia de otros antioxidantes, la melatonina no experimenta un ciclo redox y una vez que es oxidada no se puede reducir a su estado anterior porque forma varios productos finales estables y así se le considera como antioxidante terminal.  La vitamina E Diccionario* es el nombre colectivo para un sistema de vitaminas antioxidantes liposolubles. Entre ellas destaca la α-tocoferol, la más estudiada por su elevada disponibilidad biológica y por que el cuerpo la absorbe y metaboliza en esta forma. Es el más importante de los antioxidantes liposolubles, protege las membranas de la célula contra la oxidación y evita que continúe la reacción en cadena. Los radicales oxidados del α-tocoferoxil producidos en este proceso se pueden reciclar de nuevo a través de la reducción por el ascorbato, el retinol o el ubiquinol. Los carotenoides están entre los pigmentos naturales más comunes y son responsables de los colores rojos, amarillos y naranja de las hojas, frutas y flores de los vegetales. Solamente pueden ser sintetizados por plantas, hongos, bacterias o algas y muchos animales los incorporamos a través de la dieta. Dos carotenoides dietarios importantes son el licopeno Diccionario* y el β-caroteno, que se acumulan en la piel y actúan como agentes protectores contra el daño oxidativo inducido por las radiaciones UV-A. Los polifenoles naturales, esenciales para el ser humano, pueden ser moléculas simples, como los flavonoides Diccionario* o compuestos como los taninos Diccionario*. Los flavonoides representan el subgrupo más común, ampliamente distribuido en el reino vegetal, y conforman una parte importante de la dieta. Los polifenoles en general, poseen una estructura química ideal para su actividad como destructores de radicales libres, por su gran reactividad como donantes de electrones y poseen una porción hidrofílica y otra hidrofóbica, por lo que pueden actuar tanto en medios acuosos como no acuosos. Los flavonoides tienen una poderosa acción antioxidante, mayor que los antioxidantes fisiológicos el glutatión y el α-tocoferol. Sigue...

  • REFLEXIONES PRÁCTICAS

    Las moléculas más frecuentemente afectadas por la oxidación son las grasas mono y  poliinsaturadas, que se vuelven rancias, se decoloran y modifican sus sabores. Algunos alimentos son protegidos mediante procesos de ahumado, salado o fermentado y otros alimentos grasos como el aceite de oliva se protege a sí mismo contra la oxidación por su contenido en antioxidantes naturales, aunque sigue siendo sensible a la oxidación por la luz y se procura envasarlo en recipientes opacos.  Últimamente se está responsabilizando al aminoácido esencial metionina como principal responsable y causante de la producción excesiva de radicales libres. Se ha  comprobado que es más abundante en las carnes que en los pescados, por lo que se recomienda reducir las primeras y aumentar los segundos y así beneficiarse, al reducir el daño oxidativo y sus consecuencias negativas. Aunque el ser humano actual, por su libre albedrío, se crea absolutamente libre de elegir un tipo u otro de alimento y se deje guiar únicamente por la improvisación y el capricho a la hora de optar por la comida, la cruda realidad es que estamos predeterminados genéticamente a tener que suministrarnos todos los nutrientes Diccionario* en las cantidades y proporciones adecuadas, es decir, alimentarnos equilibradamente (Ver), como lo hacían nuestros antepasados, quienes consiguieron sobrevivir, procrear y trasmitirnos su herencia genética hasta nuestros días. El exceso de ácidos reductores, derivados de ciertas dietas desequilibradas pueden tener efectos indeseables al unirse con el calcio Diccionario*, el hierro Diccionario* y el zinc Diccionario* e impedir su absorción, como por ejemplo el ácido fítico*, excesivos en las dietas vegetarianas. También son frecuentes las deficiencias de hierro y calcio en las dietas de los países subdesarrollados, donde la dieta tiene menos proteína animal y es compensada con un elevado consumo de ácido fítico, derivado del trigo, maíz y otros cereales integrales y de las legumbres, frijoles, nabos, ruibarbo, repollos, etc. Los antioxidantes se utilizan como aditivos alimenticios para conservar los alimentos de la exposición al oxígeno y a la luz del sol, que son factores causantes de la oxidación de los alimentos. También los alimentos se pueden proteger aislándolos de la luz y del medio ambiente manteniéndolos en la oscuridad y cubriéndolos mediante envases u otro tipo de cobertura, aunque no se debe abusar de estos procedimientos, porque las condiciones anaerobias, por falta de oxígeno, producen degeneración de los productos y pérdida de sus sabores y colores. El exceso de ácidos reductores, derivados de ciertas dietas desequilibradas pueden tener efectos indeseables al unirse con el calcio, el hierro y el zinc e impedir su absorción, como por ejemplo el ácido oxálico, los taninos y el ácido fítico, excesivos en las dietas vegetarianas. También son frecuentes las deficiencias de hierro y calcio en las dietas de los países subdesarrollados, donde la dieta tiene menos proteína animal y es compensada con un elevado consumo de ácido fítico, derivado del trigo, maíz y otros cereales integrales y de las legumbres, frijoles, nabos, ruibarbo, repollos, etc.  

  • ¿QUÉ ES LA COMUNICACIÓN CELULAR?

    Cada célula responde a su entorno físico y energético, a través de su membrana pues el núcleo y los genes son únicamente necesarios para la reproducción. Las células se regulan individualmente en función de lo que perciben del entorno y su existencia está regida por esa respuesta frente al medio, tanto en los seres unicelulares como en los multicelulares. Las células son organismos inteligentes, capaces de sobrevivir sin ayuda, como lo demuestran los científicos, cuando separan células individuales de cualquier tejido y las hacen crecer en otros medios de cultivo. A primera vista la complejidad del funcionamiento de un sistema tan sofisticado nos pudiera hacer pensar en la fragilidad e inestabilidad de su mantenimiento, pero hay que recordar que estos sistemas de comunicación están en marcha desde hace millones de años y mantienen un proceso de adaptación continuo. En el ser humano persisten todos los sistemas de comunicación, desde los más primitivos a los más sofisticados como resultado de un proceso evolutivo que recrea funciones y procesos organizativos sobre los ya existentes, superponiendo sistemas nuevos que engloban a los anteriores en un prodigio de integración perfecta.Sigue...

  • EVOLUCIÓN DE LA COMUNICACIÓN CELULAR

    Desde hace unos 4.000 millones de años han existido sistemas de comunicación para que los primeros seres unicelulares pudieran relacionarse entre sí y con el medio, que les rodeaba. Inicialmente los sistemas de comunicación se ubicaban exclusivamente en la membrana de la célula y actuaban como agentes receptores y efectores, después en los seres pluricelulares, ante el incremento de la complejidad de las comunicaciones, algunas de las funciones de la comunicación fueron cedidas a los nervios y finalmente la naturaleza incluyó también a las hormonas Diccionario*, que pueden actuar a distancia y con la especificidad requerida. Todas las  células buscan activamente los entornos que les permiten la supervivencia, evitando aquellos ambientes que les resultan tóxicos u hostiles y para ello analizan miles de estímulos procedentes de su medio más próximo. Tras el análisis de los datos, seleccionan las respuestas apropiadas que mejor aseguran su supervivencia y son capaces de aprender de las experiencias ambientales, creando una memoria celular que transmitirán a su descendencia, mediante los genes que básicamente son la memoria física de las experiencias aprendidas por los organismos. Se ha reconocido recientemente que el intercambio real de genes entre las distintas especies sirve para diseminar esas memorias y mejorar la supervivencia de todos los organismos que formamos esta comunidad global de la vida. Los seres humanos somos organismos multicelulares y por ello también compartimos patrones básicos de respuesta con nuestras propias células.Sigue...

  • QUÉ SON LAS HORMONAS?

    La palabra hormona se deriva del verbo griego “hormao” que significa estimular, ordenar una acción, provocar o excitar. En biología se usa para designar a los mensajeros químicos encargados de  comunicar una orden para la acción. Las hormonas son unos compuestos biológicos fabricados por los seres vivos que sirven para la comunicación de las células entre si y entre los distintos órganos del cuerpo. Hay hormonas de distinto tamaño, de composición bioquímica variable, de diferente vida media y se distinguen por las funciones que desarrollan en las comunicaciones e interacciones con el conjunto del sistema. Unas hormonas son producidas autónomamente por las membranas celulares y otras por unas glándulas específicas. Entre estas podemos distinguir dos grupos, las que siguen las órdenes directas de la hipófisis, como la glándula tiroides Diccionario*, las suprarrenales Diccionario*, los ovarios, los testículos, etc. y las que obedecen a otro modelo de estímulos,  como la pineal Diccionario*, el páncreas Diccionario*, la paratiroides Diccionario* y el timo Diccionario*. Todo lo que se mueve en nuestro cuerpo obedece a los estímulos de las hormonas y de la estabilidad y equilibrio dinámico de ellas se deriva nuestro bienestar físico y mental y cada hormona emite siempre un único mensaje que solo puede ser entendido por los receptores específicos de las células que los poseen, es decir cada llave solo puede abrir su cerradura, consiguiendo así ejecutar únicamente la acción previamente programada.Sigue...

  • ¿HAY VARIOS TIPOS DE HORMONAS?

    A las hormonas más primitivas las llamamos “autocrinas”. Estas nacen de la membrana celular y no precisan viajar lejos para encontrar su objetivo puesto que lo tienen al lado. Su misión es comunicarse con el exterior de la célula o con las células vecinas.  A las hormonas que se desplazan por conductos específicos cortos, sin necesidad de utilizar el flujo sanguíneo las llamamos “paracrinas” y finalmente a las que fluyen por la sangre, llevando información de un órgano a otro se llaman “endocrinas”. Las hormonas autocrinas son las más primitivas, las que presentan mayor dificultad para su estudio, manejo y control, en consecuencia las más olvidadas en la práctica clínica. Su equilibrio funcional está dependiendo del equilibrio metabólico y este del tipo de alimentación, que cotidianamente llevamos a cabo.  Las hormonas paracrinas son mensajeros químicos como las citoquinas, neurotrofinas, factores de crecimiento, etc., que transmiten la información a las células vecinas o a las situadas relativamente cerca.  Las hormonas endocrinas, o sea, las que viajan por el torrente sanguíneo son las más estudiadas por la importancia de su acción a distancia y por la facilidad de encontrarlas en la sangre. Entre ellas destacaremos por su importancia práctica: la Insulina Diccionario*,el Glucagón Diccionario*, la Hidrocortisona Diccionario*, la Adrenalina Diccionario* y las hormonas sexuales Diccionario*.Sigue...

  • ¿QUIÉN FISCALIZA A LAS HORMONAS?

    Todas las hormonas son controladas en último término por el hipotálamo Diccionario*, situado en lo más profundo del cerebro. Este es el centro director de todas las operaciones. A él le llegan las informaciones vitales básicas a través del sistema nervioso central y en función de las necesidades detectadas, comunica directamente con la hipófisis Diccionario* y le manda que estimule con mayor o menor intensidad a las glándulas productoras de las hormonas periféricas.  Por retroalimentación y mediante el mismo sistema nervioso central, el hipotálamo sigue recabando información y en consecuencia aumenta o disminuye la estimulación de la hipófisis para que esta a su vez actúe sobre las glándulas. En resumen podríamos decir que tenemos un centro rector el hipotálamo Diccionario*, que recibe continuamente información precisa de las necesidades del sistema y, según los requerimientos detectados, da las órdenes de acción a la hipófisis Diccionario*. Esta responde enviando mensajes a las glándulas del cuerpo (suprarrenales Diccionario*, tiroides Diccionario*, testículos y ovarios), para que produzcan las hormonas, que el sistema necesita para su correcto desarrollo.Sigue...

  • ¿QUÉ HACEN LAS HORMONAS AUTOCRINAS?

    Es básico y fundamental el papel que llevan a cabo las hormonas autocrinas dentro del orden general, no en vano son las que preparan a las células para la recepción de los mensajes del hipotálamo Diccionario* y para la emisión de las respuestas.  Las hormonas autocrinas son las hormonas más primitivas en la escala evolutiva, las primeras que funcionaron en los seres vivos. Son fabricadas por las membranas de cada una de los sesenta billones de células de nuestro organismo, sirven para capacitar a las células para recibir la información y actuar en el último tramo de las decisiones. Estas hormonas operan en concentraciones mínimas, tienen una vida media muy corta y se autodestruyen en cuanto cumplen su rol. A los múltiples grupos y subgrupos de las hormonas autocrinas se les conoce también como eicosanoides Diccionario*, puesto que se derivan de los ácidos grasos esenciales poli-insaturados que contienen “veinte” (“eicosa” en griego) átomos de carbono y se obtienen a partir de las propias membranas celulares, ricas en ácidos grasos esenciales. Su misión es explorar el medio y a las células vecinas, comunicando la situación real al interior de la célula, para actuar en equipo de forma conjunta. Ante cualquier cambio la respuesta celular debe ser inmediata, siempre que esta disponga de las condiciones y de los mensajeros secundarios adecuados. Si las células son periódicamente renovadas, gozan de un equilibrio óptimo y están perfectamente nutridas, producirán  respuestas idóneas en todo momento, necesitando menores cantidades de hormonas endocrinas para sus respuestas con el consiguiente ahorro energético y mejora de la eficiencia Diccionario*.Sigue...

  • ¿CÓMO SE EQUILIBRAN LAS H. AUTOCRINAS?

    Las hormonas autocrinas son frenadas en su acción biológica por otras hormonas autocrinas, que ejecutan una acción opuesta a la anterior, consiguiendo de este modo mantener un equilibrio dinámico. Por ello el exceso o defecto en la producción de un tipo de hormona debe ser compensado con la producción de la hormona opuesta y así ambas hormonas actúan formando ejes compensatorios, mantienen un constante equilibrio dinámico, evitan las asimetrías, que conducen al desorden bioquímico y tiene connotaciones nefastas para la salud.   Por ejemplo, frente a las hormonas que favorecen la agregación plaquetaria están las que actúan como antiagregantes de las plaquetas, frente a las que provocan la vasoconstricción de las arterias están las que favorecen la vasodilatación, frente a las hormonas que producen la inflamación están las que actúan como antiinflamatorias, frente a las hormonas broncoconstrictoras están las broncodilatadoras, frente a las que aumentan la proliferación celular actúan las que la frenan, frente a las que incrementan las reacciones inmunitarias están las que las reducen y así sucesivamente.Sigue...

  • LAS H. AUTOCRINAS Y LA SALUD

    A partir de las experiencias del Premio Nobel de Medicina Dr. John Vane, se sabe que el desequilibrio de las hormonas autocrinas o eicosanoides está en la base de las enfermedades crónicas, de la misma forma que ante un cáncer o cualquier enfermedad autoinmune se confirma el predominio de las hormonas depresoras del sistema inmunitario frente a las estimuladoras del mismo. También ante un cuadro tromboembólico es legitimo pensar que las hormonas favorecedoras de la coagulación se han impuesto frente a las anticoagulantes. En consecuencia para disfrutar de la Salud (Ver), hay que conseguir y mantener el equilibrio de las hormonas autocrinas de nuestro organismo para así evitar las tan temidas enfermedades crónicas, (obesidad, diabetes, hipertensión arterial, hiperlipemias, trombosis, arteriosclerosis, cáncer, etc.), causa de la mayoría de los problemas de morbilidad y mortalidad de las poblaciones del primer mundo. Sigue...

  • ¿CÓMO SE PRODUCEN LAS H. AUTOCRINAS?

    Las hormonas autocrinas se producen en cada célula a partir de los ácidos grasos esenciales Diccionario* (omega-6), mediante la enzima (Fosfolipasa A2), que puede ser frenada por la hidrocortisona Diccionario*  (hormona del estrés). El proceso de formación necesita de otra enzima (Delta-6- desaturasa), que disminuye con el envejecimiento, las infecciones y los ácidos grasos trans Diccionario*. El equilibrio en la producción armónica de los pares de hormonas autocrinas dependen del eje insulina-glucagón Diccionario* y este, a su vez, de la proporción óptima entre los hidratos Diccionario* y las proteínas Diccionario* de cada ingesta. La presencia del acido graso esencial E.P.A Diccionario.* (omega-3) garantiza que la producción final de hormonas autocrinas mantenga un equilibrio saludable. Sin las hormonas autocrinas se paraliza todo proceso metabólico, nada se construye, nada se renueva y, si el boicot permanece, el deterioro se tornará irreparable. Esta constatación es evidenciable tras una terapia continuada a base de corticoides Diccionario*, cuya respuesta inicial suele ser extraordinariamente positiva, al frenar de inmediato cualquier proceso inflamatorio, pero se nos vuelve en contra a corto plazo, debido a la paralización del sistema por el boicot metabólico generado. En síntesis para garantizar un correcto funcionamiento hormonal autocrino y mantenernos jóvenes, debemos asegurar una correcta proporción en los ácidos grasos esenciales Diccionario* (omega-6 y omega-3), una proporción óptima entre hidratos Diccionario* y proteínas Diccionario* en cada comida y eludir el estrés (Ver), las infecciones y los ácidos grasos trans Diccionario*.Sigue...

  • LAS HORMONAS ENDOCRINAS

    Aunque todos los organismos multicelulares producen hormonas, las hormonas endocrinas son las más conocidas por haber sido estudiadas tanto en animales como en humanos. Están producidas básicamente por las glándulas endocrinas, aunque también son producidas en menor escala por otros órganos del cuerpo. Una gran cantidad de hormonas, como el estradiol Diccionario* y la progesterona Diccionario*, base de los anticonceptivos, son usadas como medicamentos. La tiroxina Diccionario* como suplemento hormonal en los casos de hipotiroidismo, los corticoides Diccionario* para frenar las reacciones exageradas de las enfermedades autoinmunes, las alergias, los procesos asmáticos, etc. y sobre todo la insulina Diccionario* que es utilizada por muchos de los diabéticos. A continuación pasamos a desarrollar algunas de las hormonas endocrinas como: la Insulina, el Glucagón Diccionario*, la Hidrocortisona Diccionario*, la Adrenalina Diccionario* y las hormonas sexuales.Sigue...

  • HABLEMOS DE LA INSULINA

    El descubridor de la insulina Diccionario* fue el Dr. Frederick Banting en Toronto (Canadá) en 1.921. La insulina es producida en el páncreas Diccionario* por las células beta, está compuesta por aminoácidos Diccionario*, es bastante voluminosa, no se acompaña de proteína vectora y su vida media es corta. Para que la insulina llegue a la célula objetivo debe superar la barrera endotelial especie de red formada en los vasos sanguíneos por células que actúan de filtro al paso de sustancias gruesas. La producción de insulina desde el páncreas esta estimulada principalmente por la presencia de glucosa Diccionario* en la sangre y, en menor medida, por la presencia de proteínas Diccionario*, sin embargo la existencia de grasas en el torrente sanguíneo no afecta a su elaboración. También incrementan su producción las comidas copiosas y el estrés (Ver), mientras la frenan el ejercicio físico (Ver) y su hormona opositora el glucagón Diccionario*. Sigue...

  • LA PRODUCCIÓN DE INSULINA

    La insulina Diccionario* una vez fabricada por el páncreas Diccionario*, queda almacenada en este en forma de gránulos, dispuestos a verterse rápidamente en el torrente sanguíneo, a demanda de los receptores bucales del dulce y sobre todo ante el aumento de los niveles de glucosa en la sangre, proveniente de los hidratos Diccionario* ingeridos en la comida o del vertido directo desde los depósitos de glucosa, existentes en el organismo. La insulina es necesaria e imprescindible en cantidades moderadas para llevar la glucosa hasta el interior de las células. Todas y cada una de las células de nuestro cuerpo, excepto las neuronas, disponen de unos 20.000 receptores específicos para la insulina y esta deberá salir de los vasos sanguíneos, superando la barrera reticuloendotelial, llegar hasta los receptores, penetrar en el  interior de la célula y activarla para que reciba la glucosa, sabiendo que cualquier situación restrictiva en este proceso puede producir inanición o hambre celular, reduciendo la vitalidad celular y provocando un envejecimiento y hasta una muerte prematura. Las neuronas, que sin embargo son las máximas consumidoras de glucosa, no precisan de la acción de la insulina para alimentarse y lo hacen directamente de la glucosa que lleve la sangre.Sigue...

  • FUNCIONES DE LA INSULINA

    Podríamos decir que la insulina Diccionario* se comporta como una hormona almacenadora, que tratará de reducir el nivel de glucosa en la sangre, introduciéndola en las células,  transformándola en glucógeno (polímero de la glucosa) y depositándola en los almacenes (hígado y músculos) estratégicamente distribuidos por todo el cuerpo  El mantenimiento de unos niveles medios de insulina resulta indispensable para la vida, puesto que si la insulina escasea, la glucosa no puede llegar a las células para alimentarlas, estas pasan hambre, enferman y mueren por inanición. Por el contrario el exceso de insulina acelera el metabolismo, concentra la glucosa en el hígado y lo hace graso, por lo cual tanto su defecto como su exceso son agresivos y destructores, razón por la que están directamente relacionados con la morbilidad y mortalidad por enfermedades vasculares (Ver). Sigue...

  • ORIGEN Y FUNCIONES DEL GLUCAGÓN

    El Glucagón es la hormona opositora o compensadora de la insulina Diccionario*, producida también en el mismo páncreas por otro grupo celular “las células alfa” y forma con la insulina un eje hormonal fundamental para el correcto funcionamiento del metabolismo humano. La producción de glucagón frena la elaboración de insulina y viceversa, siendo algunas de sus actividades antagónicas que se regulan y compensan entre ambas hormonas. La producción del glucagón a diferencia de lo que ocurre con la insulina es estimulada por la presencia de aminoácidos en la sangre, derivados de la ingesta de proteínas en la comida. Si falla la entrada de proteínas, se reduce la formación de la hormona glucagón y su efecto como oposición a la actividad insulínica. En esas condiciones podemos estar abocados a un predominio tiránico de la acción almacenadora de la insulina, que nos puede llevar a sufrir hipoglucemia Diccionario* y posteriormente hiperinsulinismo Diccionario*.    La hormona glucagón desdobla el glucógeno almacenado en el hígado en moléculas de glucosa, que vierte al torrente sanguíneo, reponiendo los niveles bajos de glucemia Diccionario* y así se asegura que las células puedan seguir alimentándose correctamente. Sigue...

  • EL EJE INSULINA-GLUCAGON

    La función principal del eje insulina – glucagón consiste en asegurar unos niveles suficientes y estables de glucosa en la sangre, es decir la normoglucemia Diccionario*. Con la ingesta de hidratos en la comida y su rápida transformación en glucosa se produce una hiperglucemia Diccionario* natural, que estimula la liberación de insulina. Esta hormona actúa retirando del torrente sanguíneo la glucosa y llevándola a las células y al hígado. Si tras la acción almacenadora de la insulina, la glucemia ha quedado bajo mínimos, la hormona glucagón la repone a partir de las reservas de glucógeno depositadas en el hígado. Cuando la insulina Diccionario*, hormona almacenadora y agresiva por antonomasia, no tiene el freno natural de la hormona distribuidora el glucagón Diccionario*, se rompe el equilibrio metabólico, quedan las células sin glucosa, mientras esta se almacena en el hígado a la espera de que el glucagón la reintegre en la sangre y se restablezca el nivel de glucemia original. En caso de que el glucagón no aparezca en escena, al no ser requerido por la presencia de los aminoácidos provenientes de las proteínas de la ingesta, la glucosa almacenada en forma de glucógeno será convertida en grasa y enviada a la “reserva” definitivamente. Ante el estrés producido por el hambre (hipoglucemia) nuestro organismo emite la hormona hidrocortisona Diccionario*, quien ante la ausencia del glucagón transforma el glucógeno en glucosa y la proyecta en la sangre, salvando así la situación puntual de hipoglucemia. Pero esta acción, que supone un incremento puntual de la glucemia, será respondida por el páncreas con un nuevo aumento en la producción de insulina y esta volverá a almacenar otra vez la glucosa en el hígado, estableciéndose un círculo vicioso hasta el agotamiento de las reservas de glucógeno. En síntesis, todo incremento de la hidrocortisona va a provocar paralelamente un aumento en la producción de insulina por parte del páncreas, aunque la causa venga motivada por situaciones de ansiedad, de estrés, de alteraciones en los niveles de estrógenos, progesterona, etc.  Debemos recordar que si el eje hormonal insulina-glucagón, (el más importante del proceso metabólico) no actúa en perfecto equilibrio, se puede producir un profundo desorden nutricional, un serio déficit en la renovación celular y una desviación anómala de los macronutrientes Diccionario* a la formación de grasa. Sigue...

  • PROBLEMAS POR DÉFICIT DE INSULINA

    Cuando la hormona insulina está por debajo de las necesidades del organismo, quedan sin efecto el desarrollo de sus funciones. La principal de ellas es llevar la glucosa a las células, en combinación con el oxígeno y aportar el alimento básico a nuestros 60 billones de células. No menos importante es la acción reductora de los niveles de glucosa, por cuyo exceso en la sangre se lesionan por glicosilacion Diccionario* varios órganos vitales y se altera la formación normal de células, proteínas y hormonas. La insulina en cantidades insuficientes produce hambre, fatiga, irritabilidad, confusión mental, aumento de los cuerpos cetónicos con el consiguiente incremento de la diuresis, perdida de electrolitos, hipotensión arterial, neo-glucogénesis Diccionario* a partir de la destrucción de proteínas musculares, activación de los adipocitos (aumentando su capacidad de acumular grasa hasta diez veces). Toda esta serie de fenómenos se pueden dar en mayor o menor intensidad, cuando restringimos la ingesta de hidratos de carbono, como por ejemplo en las dietas a base de proteínas, que tan frecuentemente se utilizan para perder peso de forma rápida. Conviene recordar que la pérdida de peso, que se obtiene con ese tipo de dietas es fundamentalmente a costa de la deshidratación, provocada por la reacción del organismo ante la intoxicación por los cuerpos cetónicos, que trata de eliminarlos mediante el incremento de la diuresis. Posteriormente al normalizar la toma de hidratos se sufrirá un considerable efecto rebote con una brusca hidratación y un exagerado aumento del tejido adiposo, cuyo exceso se pretendía evitar. Sigue...

  • EL DÉFICIT INSULÍNICO Y LA DIABETES

    Esta situación de déficit de insulina Diccionario* es manifiesta en los diabéticos del tipo I, quienes han perdido total o parcialmente la capacidad de fabricarla al tener atrofiadas las células “beta” del páncreas. En esas condiciones se produce un incremento exagerado de la glucosa en su sangre (hiperglucemia), a la vez que las células del organismo se mueren de hambre al no tener quien les facilite el nutriente. Es como morirse de inanición en un gran centro de restauración repleto de alimentos. El exceso de glucosa en sangre causa verdaderos estragos en la salud de la población diabética, acortando su vida significativamente al incrementar el riesgo de Enfermedades vasculares (Ver) de manera drástica. La medicina actual sabe resolver el problema puntualmente, aportando la insulina necesaria de forma sustitutoria o complementaria (si el déficit no es total), aunque para ello se deba analizar periódicamente la glucemia Diccionario*, calcular y administrar la cantidad de insulina que se necesita. Sigue...

  • PROBLEMAS POR EXCESO DE INSULINA

    Los niveles altos de insulina aumentan el metabolismo, incrementan el consumo de energía y oxígeno y en consecuencia la producción de radicales libres Diccionario*, causa principal del deterioro celular. También provoca el llamado hiperinsulinismo Diccionario* que aumenta el hambre, el deterioro general, acelera el envejecimiento y puede conducirnos a la acumulación de grasa, obesidad (Ver), a la intolerancia a la glucosa, a la resistencia a la insulina, a la diabetes (Ver) y a todas sus consecuencias. A diferencia de lo que les ocurre a la mayoría de las hormonas,  la producción de insulina no se ve mermada por el envejecimiento, más bien al contrario parece que se retroalimenta, de forma que cada día se detectan más hiperinsulinémicos entre las personas mayores con peso excesivo. Si el exceso de insulina perdura, el organismo tratará de defenderse de una hormona tan agresiva y crea lo que conocemos como resistencia a la insulina Diccionario*, que parece estar en el origen de la diabetes tipo II, enfermedad metabólica por excelencia, que está incrementándose a un ritmo alarmante en el primer mundo. En los EE UU, el 8% de la población adulta es diabética, en los dos últimos años la incidencia de diabetes ha aumentado un 13,5% y se estima que para el 2030 se llegará al 40 % de la población. Sigue...

  • EFECTOS DEL PREDOMINIO INSULÍNICO

     Al no ser neutralizada la insulina por la acción compensadora de su hormona complementaria el glucagón, las células pasan hambre y no pueden utilizar los depósitos de glucógeno Diccionario* almacenados en el hígado, que se van transformando en grasa y acumulándose como consecuencia del constante dominio de la insulina,. Paralelamente las células hambrientas están utilizando los depósitos de glucosa, guardados para las emergencias en los músculos, hasta su agotamiento, mientras se van incrementando las reservas de grasa, por transformación del glucógeno en grasa, coexistiendo situaciones de auténtica hambre con incrementos sucesivos del peso por acumulación de grasas. También está impedida la utilización de las grasas almacenadas porque el exceso de insulina frena la producción de la enzima lipasa Diccionario*, imprescindible para iniciar la descomposición de las grasas y su normal conversión en el combustible idóneo para la realización de múltiples funciones de orden físico-químico.    El exceso de insulina facilita la formación de grasa y su acumulación en la zona abdominal. Esta grasa incrementa en su propio seno el metabolismo de las hormonas sexuales femeninas, provocando por ejemplo, una notable feminización en los varones, al transformar los andrógenos Diccionario* en estrógenos Diccionario*, mientras en la mujer reduce la fertilidad y facilita la aparición de varios tipos de cáncer (Ver). Sigue...

  • FACTORES QUE INCREMENTAN LA INSULINA

    La producción de insulina está directamente estimulada por la presencia de glucosa en la sangre, derivada esta de la ingesta de hidratos de carbono. La respuesta pancreática será tanto más rápida cuanto mayor sea la facilidad de absorción de los hidratos Diccionario* y su conversión en glucosa Diccionario*. Por ello se ha estudiado y comprobado que no todos los hidratos se comportan de la misma forma a la hora de transformarse en glucosa.   Podemos clasificar los hidratos de carbono según su velocidad para ser absorbidos y transformados en glucosa en: hidratos simples o complejos y de absorción lenta, media o rápida.  Como norma general podemos afirmar que tanto los hidratos de carbono que vayan acompañados de proteínas y fibras, como es el caso de algunas bayas silvestres, las verduras de hoja y los brotes tiernos, así como aquellos que además tienen grasas en su composición, como las semillas y los frutos secos, serán más lentamente absorbidos por el organismo y en consecuencia no elevarán de forma brusca la glucemia ni provocarán reacciones exageradas por excesiva producción insulínica.  Cuanto más simple y elaborado sea el hidrato de carbono, más fácil y rápida será su absorción y más brusca la presencia de glucosa en la sangre, en consecuencia también será mayor la producción de insulina, como respuesta normal por parte del páncreas. Por el contrario, cuanto más complejos sean los hidratos en su estructura o cuanto más mezclados estén con las proteínas y las grasas, más difícil será desdoblarlos y hacerlos simples para poder convertirlos en glucosa. Sigue...

  • LA REGULACIÓN DE LA GLUCEMIA

    Recordemos que en nuestro cuerpo hay unos 60 billones de células que necesitan alimentarse constantemente de glucosa y de oxígeno, ambos nutrientes vehiculizados por la sangre deben mantener unos niveles suficientes, de forma que si caen por debajo de los límites vitales, las células pasan hambre, protestan y mueren. De ahí que nuestro organismo disponga de mecanismos complementarios para garantizar su subsistencia de forma continuada. Respecto a la glucosa es el hambre y más concretamente el deseo de algo dulce el mecanismo que, a través de la comida, provee de los hidratos para ser transformados rápidamente en glucosa. Si no se dispone de estos alimentos y la necesidad apremia, el sistema entra en fase moderada de estrés (Ver), aumenta ligeramente la producción de hidrocortisona Diccionario* que comienza a volcar al torrente sanguíneo los depósitos de glucosa, presentes en la masa muscular como solución provisional de emergencia. Mientras tanto esta señal de alerta estimula todos los sentidos para la búsqueda de alimentos, ricos en hidratos y de preferencia dulces, frutas, raíces y cereales. Si este mecanismo no es suficiente para resolver el problema, se incrementa la situación de alarma y un nuevo incremento de la hidrocortisona actúa sobre las células del organismo haciéndoles producir la lipocortina Diccionario*, una proteína que va a reducir drásticamente el metabolismo general con el consiguiente ahorro de recursos y va a forzar la transformación de la propia musculatura, generalmente la menos vital, en el nutriente glucosa para intentar paliar el hambre celular. Sigue...

  • OTROS EFECTOS POR DÉFICIT DE GLUCOSA

    Si persiste la falta de glucosa en sangre, se incrementa el hambre y el organismo sigue autodestruyéndose para conseguir glucosa y poder alimentarse. En consecuencia se va deteriorando también el sistema inmunitario, reduciéndose las defensas de tal forma que puede ser invadido con mayor facilidad por microorganismos capaces de provocar infecciones y hasta la muerte por déficit o por agotamiento de las células defensoras. Así el organismo puede sobrevivir temporalmente, alimentando prioritariamente a los órganos vitales, aun a costa de la destrucción de otros elementos menos importantes en pro de la supervivencia del individuo. De hecho en la naturaleza impera la ley de la demanda y del servicio al más fuerte, de forma que el órgano que no reclama no recibe, el que no llora no mama, el que no se mueve se atrofia y viceversa.  En nuestro medio afortunadamente no se dan las hambrunas totales aunque si parciales o intermitentes y nuestros problemas están más relacionados con los desordenes y desequilibrios entre los macronutrientes Diccionario* que con sus carencias absolutas. Sigue...

  • HABLEMOS DE LOS CORTICOIDES

    La hidrocortisona, cortisona o cortisol es la hormona que se considera representante del grupo de los corticoides Diccionario* o corticosteroides. Estas hormonas son producidas fundamentalmente por la corteza de las glándulas suprarrenales, a petición de la hipófisis Diccionario*, mediante un estimulador hormonal llamado ACTH Diccionario*. La cantidad de cortisona, como la de la mayoría de las hormonas, ha de mantenerse dentro de unos límites precisos, puesto que nuestro organismo se resiente si persisten niveles anormales de cualquier hormona, bien por defecto o por exceso. La presencia de la cortisona es imprescindible para la vida, sin ella la tensión arterial se desploma, las células mueren de hambre al no recibir los niveles de glucosa necesarios, se altera el equilibrio de los electrolitos en la sangre (aumenta el potasio y disminuye el sodio), persiste una sensación de fatiga continua y en general se pierde cualquier capacidad de adaptación al medio. A este síndrome Diccionario*  se le llama enfermedad de Addison. Cuando hay cortisona en exceso los síntomas son diferentes y en parte contrapuestos a los referidos anteriormente: se eleva la tensión arterial por encima de los valores normales por el predominio de las hormonas vasoconstrictoras, aumentan exageradamente los niveles de glucosa en sangre, se retienen líquidos por aumento del sodio Diccionario* y la pérdida de potasio Diccionario*, se pone el metabolismo a la defensiva, frenando cualquier proceso constructivo y renovador de las células. Esto conduce inexorablemente a la “no renovación celular” y en consecuencia a la pérdida de la masa muscular, adelgazamiento de la piel, retraso en la restauración de las lesiones, incremento de la perdida de calcio (osteoporosis), disminución de las defensas y consecuentemente al aumento de las infecciones, además de aumentar las reservas con la formación y almacenamiento de la grasa a nivel abdominal. A este conjunto de síntomas Diccionario* y signos Diccionario* lo conocemos como: Síndrome de CushingSigue...

  • LA FORMACIÓN DE LOS CORTICOIDES

    Las capsulas suprarrenales son las principales glándulas productoras de corticoides, que responden a la demanda enviada por la hipófisis Diccionario*, mediante la hormona ACTH* Diccionario, quien a su vez ha recibido la orden de actuación desde el hipotálamo Diccionario*, que es el verdadero centro rector y regulador del sistema, capaz de percibir cualquier situación de estrés, bien sea de causa física o mental. El organismo reacciona frente al estrés de forma instintiva produciendo grandes cantidades de hidrocortisona Diccionario*, de manera totalmente primitiva, pues en realidad la respuesta de nuestro sistema ante el estrés no ha variado desde el paleolítico y sigue el mismo protocolo animal, que les sirvió a nuestros antepasados para superar todo tipo de emergencias. RESUMEN TÉCNICO La Cortisona y la Dehidroepiandrosterona (DHEA), son hormonas derivadas del colesterol, producidas fundamentalmente por la parte cortical de las cápsulas suprarrenales en respuesta a la hormona ACTH, que llega a través del torrente sanguíneo enviada desde la hipófisis, siguiendo el proceso: Colesterol ester + AMP cíclico – Colesterol – Pregnenolona – Cortisona o (DHEA). Ambas hormonas forman un eje hormonal compensatorio, de manera que los excesos de Cortisona son en parte contrarrestados por la (DHEA), que inhibe la  actividad de la Cortisona al bloquearle los receptores celulares (feedback 1º) y viceversa. El hipotálamo, autentico centro regulador,  recoge y responde a las señales biológicas  del cuerpo derivadas de cualquier situación de estrés, emitiendo la hormona paracrina CRH, que llegará a la  glándula hipófisis y esta responderá con la orden de fabricar ACTH. Cuando el hipotálamo detecta un exceso de Cortisona libre, frena la producción de CRH para que la hipófisis reduzca la emisión de ACTH y las capsulas suprarrenales  la de Cortisona (feedback 2º). Sigue...

  • EL ESTRES Y EL EXCESO DE CORTISONA

    En nuestra sociedad actual “civilizada” son muy escasas las ocasiones, bien de origen físico o psíquico, en las que sería necesaria y justificable una alta producción de cortisona en respuesta a una situación de alarma extrema, pero con demasiada frecuencia convivimos con un elevado estrés crónico (Ver), sin ser conscientes del tremendo deterioro que le aportamos a nuestro organismo. El estrés puede ser provocado por una sensación continuada de hambre (Ver), con frecuencia aceptada como mal menor para no engordar o para conseguir adelgazar en base a una dieta de relativa inanición. Este hecho es demasiado frecuente en nuestro entorno, que ha vertido la falsa idea de que “engordamos por comer demasiado”. Otra causa de estrés es la derivada de una excesiva actividad física, máxime cuando conlleva tintes competitivos, sean o no reconocidos públicamente, que con frecuencia también se basa en la falaz idea de que la única manera de controlar la acumulación de grasa es quemarla con un extenuante ejercicio físico. Cada vez que estamos en hipoglucemia sea por ayuno voluntario o por desorden en la planificación del horario de las comidas, estamos entrando en situación de estrés físico y produciendo en consecuencia un exceso de hidrocortisona Diccionario*. Sigue...

  • ¿TENGO ANSIEDAD O TENGO HAMBRE?

    Algunas personas que están en hipoglucemia Diccionario* y en pura lógica sienten hambre, interpretan erróneamente que esta sensación se la debe producir algún proceso relacionado con la ansiedad Diccionario*. Esta falsa impresión es avalada por la experiencia de que casi no han terminado de hacer la digestión de la última comida. Esta necesariamente habrá sido desequilibrada con un exceso de hidratos Diccionario* y escasez de proteínas Diccionario*, se habrá producido un predominio de la insulina frente al del glucagón, roto el equilibrio de este eje hormonal y secuestrada la glucosa en el hígado, hasta almacenarla en forma de grasa, si no es utilizada para el ejercicio físico en un plazo corto. Bien es cierto que la ansiedad autentica es capaz también de incrementar la producción de hidrocortisona Diccionario* y a veces nos puede engañar en el diagnostico. Por ello un buen consejo puede ser que: nunca se pase hambre y en caso de duda (hambre o ansiedad) coman y disfruten de algún alimento que mantenga el equilibrio alimentario (Ver) ideal entre los hidratos y las proteínas (H. = 4 y P. = 3). En el tubo digestivo hay más de 100 millones de células nerviosas, que controlan la digestión, aportan al organismo agua, electrolitos y elementos nutritivos, transportan la comida mediante unos movimientos peristálticos, secretan jugos digestivos, digieren los alimentos, absorben los nutrientes, los electrolitos y el agua; transportándolos al sistema circulatorio y expulsando los productos de desecho. Además produce sustancias psicoactivas que influyen en el estado anímico, como los neurotransmisores serotonina, dopamina y otros opiáceos que modulan el dolor y tienen un efecto tranquilizante. Sigue...

  • OTROS EFECTOS DEL EXCESO DE CORTISONA

    El exceso de hidrocortisona es capaz de anular y destruir directa o indirectamente ciertos órganos básicos de nuestro organismo, tales como la glándula tímica donde se producen los linfocitos T,  imprescindibles para el sistema inmunitario. De hecho la atrofia del timo en muchas personas mayores parece explicarse por ese mecanismo destructor. De la misma forma se ha descrito la muerte de las células sensibles a la cortisona que hay en el hipocampo Diccionario*, acelerando el proceso normal del deterioro orgánico. También por exceso de la cortisona se pueden ver afectadas total o parcialmente otras glándulas de nuestro cuerpo, como la glándula tiroides Diccionario*, tras una situación mantenida de estrés, que puede obligar a un tratamiento sustitutorio de por vida. Otro efecto más grave todavía es la destrucción total o parcial del páncreas, que provoca diabetes (Ver), en niños, jóvenes y adultos, tras sufrir vivencias y situaciones de alto estrés. Probablemente la acción más silente y letal producida por el exceso de cortisona es la paralización de los procesos destinados a la producción de las hormonas autocrinas, que son la base más profunda de nuestro sistema hormonal y son imprescindibles para asegurar la comunicación íntima entre nuestras células.   RESUMEN TECNICO La Cortisona liberada por la corteza de las glándulas suprarrenales a instancia de la hipófisis, se combina con una globulina vectora corticoide (CBG), que la mantiene inactiva hasta llegar a su lugar de acción. Es en la membrana de las células, donde se produce el boicot a la formación de las hormonas autocrinas. La Cortisona se desprende de la CBG y penetra en el núcleo de la célula  haciéndole producir una proteína conocida como “lipocortina”, que inhibe a la enzima fosfolipasa A2, imprescindible para que la membrana celular libere los ácidos grasos esenciales, necesarios para la producción de las hormonas autocrinas. Sigue...

  • ¿QUIÉN PUEDE FRENAR A LA CORTISONA?

    Las personas jóvenes y sanas son capaces de compensar la presencia de hidrocortisona Diccionario* en la sangre con las hormonas oponentes Dehidroepiandrosterona (DHEA)Diccionario* y Progesterona Diccionario*. Las tres hormonas provienen de otra precursora común conocida como Pregnenolona Diccionario*, que puede transformarse en Cortisona, en DHEA o en Progesterona, atendiendo las necesidades y demandas del organismo de manera armoniosa y equilibrada, consiguiendo de esta forma frenar y hasta restaurar los deterioros orgánicos provocados por los excesos de Cortisona. Sin embargo en las personas que mantienen desequilibrios hormonales o han sufrido deterioros importantes a lo largo de su vida la regulación de la hidrocortisona se hace más difícil, debido a que la producción de DHEA y de Progesterona está reprimida, mientras que la formación de cortisona resulta favorecida. La DHEA también actúa como hormona precursora en la formación de la testosterona y de ahí se deriva el gran interés actual para utilizarla como potenciadora de la actividad sexual, del desarrollo muscular, de la regeneración epitelial, de la lucha contra el envejecimiento, etc. , pero fundamentalmente por la facilidad de su comercialización al poder utilizarse por vía oral. La testosterona Diccionario* es una hormona esteroide muy delicada de manejar, sobre todo por manos inexpertas, por ello está prohibida su comercialización y venta en España para uso en el deporte de competición y en el no competitivo, debido a los riesgos cardiovasculares que entraña, además de que muchas de las indicaciones que se le atribuyen no han sido confirmadas clínicamente. Sigue...

  • LAS HORMONAS SEXUALES

    Una de las funciones básicas de los individuos multicelulares es la relacionada con la reproducción y esta se lleva a cabo bajo la estimulación de los órganos específicos a través de las hormonas sexuales. En los seres humanos la sexualidad de los individuos está dirigida por el predominio de las llamadas hormonas sexuales, es decir de los Estrógenos Diccionario* o de la Testosterona Diccionario*. Recordemos que en los dos sexos se fabrican ambos grupos hormonales y que, tanto la diferenciación de los sexos como la propia actividad sexual, depende del predominio de uno u otro tipo de hormonas, que obedece a su vez a la acción conjunta de otros factores concomitantes.   Como en todas las producciones hormonales es el Hipotálamo el encargado de dirigir la fabricación a partir de las informaciones y, o, demandas recibidas desde la periferia. El hipotálamo Diccionario* comunica a la Hipófisis Diccionario* que ordene a las glándulas sexuales de varones y hembras la fabricación de las hormonas sexuales, progesterona Diccionario*, testosterona y estrógenos. Todas estas hormonas se obtienen a partir del colesterol que es el elemento base de todas las hormonas esteroideas, mediante un complejo proceso de elaboración.  RESUMEN TECNICO El hipotálamo produce la hormona paracrina “GnRH” (hormona liberadora de gonadotropina), que llega a la hipófisis y esta emite las hormonas FSH (h. foliculoestimulante) y la LH (h. luteínica), que viajan por la sangre y estimulan a las glándulas sexuales femeninas, fundamentalmente los ovarios y en los varones la estimulación se lleva a cabo en las células de Leidig y a las de Sertoli, presentes en los  testículos, siguiendo procesos semejantes en ambos sexos: Colesterol ester + AMP cíclico – Colesterol – Pregnenolona – Dehidroepiandrosterona (DHEA) / o / Progesterona (y de ambas) – Androstenediona – Testosterona – Estradiol-- Testosterona. El exceso de Estrógenos es captado por el Hipotálamo, que por sistema feedback  frenará su producción de GnRH y en consecuencia todo el proceso anteriormente descrito. Es conveniente tener una visión global del sistema hormonal y de su interdependencia funcional, observando por ejemplo que en la formación de la DHEA, así como en la de la Progesterona y en la de la Hidrocortisona encontramos un precursor común la Pregnenolona, que se deriva a su vez del Colesterol y necesita la colaboración del AMP cíclico, aunque la estimulación inicial provenga de distintas hormonas hipofisarias como  ACTH, FSH o LH. Sigue...

  • ¿INFLUYE LA GRASA EN LA SEXUALIDAD?

    Se sabe que las reservas de grasa, y no solo las glándulas suprarrenales, son capaces de producir hormonas sexuales a partir del colesterol y también que el exceso de grasa en los varones facilita la transformación de la Testosterona Diccionario* en estradiol Diccionario* (estrógenos) por la acción de la enzima aromatasa Diccionario*. Esta acción  provoca una disminución de la testosterona y la consecuente feminización en los varones obesos. Es importante el equilibrio hormonal para el correcto desarrollo de la actividad sexual tanto en los varones como en las mujeres, además del papel esencial que juega en el proceso de la diferenciación sexual durante la pubertad. Todas las hormonas de los organismos vivos trabajan en red, es decir que cada grupo hormonal mantiene una interdependencia muy estrecha con todos los demás grupos hormonales. De ahí podemos deducir que cualquier alteración detectada en un órgano determinado puede tener su origen y probablemente su solución, al mejorar algunas condiciones básicas o circunstancias ambientales que estaban causando el problema a distancia. Entre los trastornos relacionados con las hormonas sexuales en el caso de las mujeres citaremos el Síndrome Pre-Menstrual (SPM), la amenorrea,  la hipermenorrea, los ovarios poliquísticos, la infertilidad, la menopausia, la osteoporosis, varios tipos de cáncer (Ver), la androgenizacion, etc. Sigue...

  • EQUILIBRIO ENTRE LAS HORMONAS SEXUALES

    Se sabe que un desequilibrio a favor de la testosterona frente a los estrógenos está relacionado con incrementos del riesgo cardiovascular y que un predominio de los estrógenos frente a la progesterona aumenta el riesgo de cáncer de mama en la mujer. También se sabe que los excesos de insulina disminuyen las proteínas vectoras (protectoras e inactivadoras de los estrógenos) y estos al estar libres pueden aumentar la proliferación del tejido mamario e incrementar el riesgo de cáncer de mama, aún en la menopausia. Igualmente se sabe que el exceso de estrógenos aumenta la resistencia a la insulina y viceversa, y que la progesterona aumenta la secreción de insulina. En los varones muchos de los problemas sexuales están en relación con la producción de la hormona testosterona, que como veíamos antes tiene su origen en el hipotálamo Diccionario* (centro rector hormonal), quien comunica a la hipófisis Diccionario* la necesidad de producción de hormonas y esta estimula a los testículos para la producción de testosterona Diccionario*. El hombre produce diariamente entre 40 y 50 veces más testosterona que la mujer y esta entre 2 y 3 veces más estrógenos que los hombres. En cada individuo se establece un cierto equilibrio dinámico personal, puesto que la testosterona se puede transformar en estrógenos y estos en testosterona, por ejemplo, si el varón tiene exceso de masa grasa,  la acción de la enzima aromatasa presente en dichas células convertirá la testosterona en estradiol Diccionario* y viceversa. La testosterona y los estrógenos están presentes en ambos sexos, pero el predominio de una u otra hormona será el responsable de la diferenciación sexual entre hombres y mujeres y por ende del distinto comportamiento de los mismos. Sigue...

  • ¿CUÁNDO SE PRODUCE MÁS TESTOSTERONA?

    La producción de testosterona no es constante, es alta en el seno materno, disminuye en el parto, aumenta después del nacimiento, baja antes de la pubertad para subir de forma extraordinaria en ella e ir disminuyendo paulatinamente a lo largo de la vida adulta. La testosterona influye en el crecimiento de la masa muscular y en la forma de distribuir la masa grasa en el cuerpo, definiendo los tipos anatómicos de los humanos, además de influir en la forma del desarrollo cerebral y consecuentemente en las actitudes y comportamientos sociales del ser humano. Tanto la atracción como la respuesta sexual en ambos géneros dependen de los niveles de testosterona disponibles en los individuos, de ahí la importancia que a lo largo de la historia se le ha venido dando a todo lo que real o imaginariamente pudiera contribuir al mejoramiento de la libido. El déficit de testosterona en el varón se relaciona con la falta en la producción de glóbulos rojos, anemia e hipotensión, también con el menor desarrollo de la masa muscular, la osteoporosis, el aumento de la formación y acumulación de la grasa de reserva, impotencia y feminización, mientras que el exceso de testosterona está relacionado con el aumento de enfermedades vasculares (Ver) riesgos de trombosis e hipertensión arterial (Ver). Sigue...  

  • LA TESTOSTERONA Y LA MUSCULATURA

    Antes de la síntesis química de la testosterona y de las hormonas anabolizantes en la primera mitad del siglo 20, se utilizaron para incrementar la potencia muscular y sexual todo tipo de productos, que bien por su forma fálica o por su procedencia masculina fueran capaces de estimular objetiva o subjetivamente la virilidad.  Actualmente de todos es conocida la existencia de una industria boyante, dedicada a la producción y venta de múltiples drogas anabolizantes, que intentan ir por delante o al menos camuflarse de las inspecciones anti-dopaje, sin parecer que la salud (Ver) de los usuarios les importe mucho, frente a los pingües beneficios que les aporta el negocio. Por todo ello se impone el ser muy cauto en la administración de cualquier tipo de hormonas, máxime cuando estas no son de origen natural sino sintético. Recordemos que las hormonas naturales no se pueden registrar y explotar con el mismo éxito comercial, aunque para el organismo serían mucho más beneficiosas, ya que este tiene experiencia y recursos para manejarlas adecuadamente y con el mínimo de efectos secundarios. El uso de hormonas debería ser muy controlado y restringido a los casos totalmente necesarios, cuando el organismo ha perdido la capacidad de producirlas por él mismo o cuando las medidas higiénico-dietéticas (Ver) han demostrado ser insuficientes para la recuperación del equilibrio original, pero en todos los casos realmente necesarios optemos por hormonas de origen natural y en la menor cantidad posible. La salud está ligada directamente al equilibrio hormonal (Ver) y este al equilibrio nutricional (Ver), al descanso (Ver) y a la adecuada estimulación física y psíquica del organismo, por lo tanto antes de recurrir a la toma de hormonas sería aconsejable aportar al sistema los macro y micronutrientes necesarios, conseguir el peso ideal, descansar suficientemente, mantenernos activos físicamente y evitar el exceso de estimulación psíquica, es decir evitar el estrés (Ver), responsable de los fracasos a la hora de recuperar la salud. Sigue...

  • LA HORMONA DEL CRECIMIENTO

    Entre las hormonas que merecen mención especial esta la somatotrofina Diccionario* u hormona del crecimiento por su importancia vital, no solo en los primeros años de la vida si no a lo largo de toda ella.  Como la mayoría de las hormonas, la del crecimiento, se origina en el centro regulador conocido como el hipotálamo Diccionario*, quien detecta la necesidad y manda a la hipófisis Diccionario* que se encargue de su producción. La hormona del crecimiento se produce mayoritariamente durante las primeras horas del sueño y tiene una vida media inferior a los 10 minutos. En ese tiempo debe estimular al hígado a que libere otros factores del crecimiento (IGF) y conseguir de la grasa almacenada la energía suficiente para la formación de la nueva masa muscular. Actualmente proliferan múltiples preparados farmacológicos, que tratan de sustituir la producción normal de hormonas potenciadoras del crecimiento y del desarrollo muscular, que sin los controles adecuados están poniendo en riesgo la salud de muchos jóvenes. La forma natural de producir la hormona del crecimiento consiste en hacer confluir un aporte suficiente de nutrientes, con un descanso idóneo y con una estimulación física y psíquica adecuada, dentro de un equilibrio hormonal óptimo, que nos mantenga lejos del hiperinsulinismo (Ver).   RESUMEN TECNICO  El hipotálamo produce la hormona Somatotrofina (GHRH), que ordena a la hipófisis la producción de la hormona del crecimiento, esta será liberada en la corriente sanguínea si hay suficiente AMP cíclico en la hipófisis, en caso contrario la Somatotrofina será anulada por la somatostatina, que es su hormona opuesta y se frenará la puesta en circulación de la hormona del crecimiento. Para la formación de la masa muscular se requiere a la vez la presencia de la hormona testosterona y los (IGF). Tanto la formación de AMP cíclico como la síntesis de la hormona del crecimiento pueden ser colapsadas si existen niveles altos de insulina (hiperinsulinismo) y los factores del crecimiento, semejantes a la insulina (fundamentalmente los IGF-1) son igualmente anulados si persiste la Resistencia a la insulina. Sigue...

  • ¿QUÉ SON LOS NEUROTRANSMISORES?

    Se llaman neurotransmisores a las hormonas encargadas de transmitir los impulsos nerviosos, es decir las informaciones, desde un nervio a otro, actuando en las sinapsis o puentes de unión entre los nervios. Entre los neurotransmisores más importantes señalaremos a: serotonina Diccionario*, dopamina Diccionario* y norepinefrina Diccionario*. Para el correcto funcionamiento del cerebro humano se necesita la presencia continua de neurotransmisores en las sinapsis nerviosas, que se van gastando a pesar de que también se reciclan cuantiosamente.  La serotonina y la dopamina son dos hormonas contrapuestas que forman un eje hormonal, cuyo funcionamiento es esencial para el control de la transmisión de los impulsos nerviosos. A la serotonina se le conoce como la hormona de la serenidad y del equilibrio mental y su defecto nos puede conducir a depresión, ansiedad, irritabilidad y violencia. La serotonina es una hormona paracrina, que va de una célula nerviosa a la siguiente, actuando en las conexiones nerviosas (sinapsis). Su misión consiste en ordenar el “tráfico” de los impulsos nerviosos, que llegan al cerebro, para que estos mantengan un orden, respetando las prioridades establecidas. La dopamina, precursora de la norepinefrina, se genera en las glandulas suprarrenales y en el sistema nervioso, aumenta la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, afecta al comportamiento, al conocimiento, a la actividad motora y a la motivación ante la recompensa, también regula la producción de leche, el sueño, el humor y el aprendizaje. En la enfermedad de Parkinson se usa un precursor de la dopamina llamado “levodopa”. La norepinefrina (o noradrenalina) se sintetiza a partir de la dopamina en los depósitos de almacenamiento y cumple varias funciones: estimula la atención, interviene en las reacciones de ataque o huida, incrementa el ritmo cardiaco, libera glucosa a la sangre, aumenta el flujo sanguíneo y el suministro de oxígeno al cerebro. Sigue...

  • LA SEROTONINA Y EL ESTRÉS

    Recordemos que la serotonina Diccionario* es una hormona neurotransmisora que actúa en las sinapsis nerviosas, filtrando y canalizando el flujo de los impulsos nerviosos, merced a lo cual nuestro sistema nervioso recibe la información de forma ordenada y sistemática. El estrés psíquico provoca un incremento en la producción de la cortisona, que es capaz de reproducir los mismos deterioros atribuibles al estrés físico, provocando insomnio, ansiedad, depresión, etc., pero tanto su diagnostico como su tratamiento es más complejo y sutil que el anterior, aunque con gran frecuencia entreveran sus límites. La serotonina es sintetizada al 90 % en el tracto gastrointestinal y también en el hipotálamo Diccionario* durante el descanso nocturno, a partir de un aminoácido esencial Diccionario*, denominado triptófano Diccionario* componente habitual de las proteínas, que deben estar siempre presentes en nuestros alimentos. De ahí que el no dormir suficientemente y además no alimentarse correctamente pueden estar en la base de muchas de las depresiones, que afectan cada vez con mayor intensidad a las poblaciones del mundo moderno. Nuestras entrañas son capaces de experimentar emociones, porque existe una íntima comunicación entre mente y cuerpo mediante la serotonina. Este neurotransmisor se llama también "hormona del placer" y "hormona del humor", pues con él se manifiestan las sensaciones de ansiedad, hambre, anorexia, repugnancia, asco, nauseas, vómitos, movimientos digestivos placenteros o dolorosos, diarreas, estreñimiento, ganas de orinar o defecar, sudoración generalizada o selectiva, síntomas hipocondríacos y enfermedades psicosomáticas. Con la primavera y el verano la abundancia de luz estimula la producción de serotonina y aumenta el bienestar, la felicidad y hasta el estímulo sexual. Sigue...

  • ¿QUÉ ES LA HORMONA MELATONINA?

    La Melatonina es una hormona producida fundamentalmente por la glándula pineal Diccionario*, aunque también puede ser originada por otras glándulas y órganos, como el timo Diccionario*, las suprarrenales, el tiroides Diccionario*, los ovarios, el endometrio, el hígado, etc., pero siempre a partir de una transformación de la hormona serotonina Diccionario*. Se la conoce como la “hormona de la obscuridad”, puesto que aumenta con la falta de luz y disminuye con su presencia. Diríamos que actúa como un reloj biológico, que nos indica y nos prepara para el descanso y para la actividad de cada día e incluso para las variaciones estacionales. Su producción está comprometida en las personas deprimidas, deterioradas y envejecidas, entre otras razones porque también en esas circunstancias la hormona serotonina (su precursora) está  reducida. La melatonina ayuda al sistema inmunitario, es un potente antioxidante Diccionario*, aumenta la fertilidad, disminuye el envejecimiento, restablece el ritmo del sueño y mejora el descanso, que le permite al organismo reponer su equilibrio físico y psíquico. Se utiliza fundamentalmente para regular el sueño en las personas que sufre el “jet lag”, tras los viajes interoceánicos, para los que no toleran bien los cambios de turnos laborables y además para intentar frenar algunos síntomas y signos del envejecimiento. La melatonina sigue siendo una neurohormona íntimamente relacionada con todo el sistema hormonal, cuya presencia o ausencia, exceso o defecto deben ser regulados por profesionales expertos y no distribuidos sin el suficiente control en razón a su fácil administración por vía oral, máxime cuando la producción natural de la melatonina puede ser absolutamente inocua y tan simple para el ser humano, como garantizar al organismo una alimentación (Ver) suficiente y el descanso (Ver) adecuado, es decir, comer y dormir tan bien como lo haría un bebé.

  • EL ORIGEN DE LA VIDA

    Parece ser que hace unos 4.000 millones de años surgió el primer ser vivo que pobló la tierra, un ser unicelular, capaz de diferenciarse del medio, protegiéndose con una membrana semipermeable, a partir de cuyos poros podía relacionarse con el exterior. Desde la aparición de ese ser primitivo comienza entre los individuos y sus respectivas especies una evolución imparable de la cual formamos parte también los seres humanos.  Los organismos multicelulares sobreviven con muchos menos genes de los que en un principio se calculaba, porque se utilizan los mismos elementos genéticos para una gran variedad de funciones. Es como emplear únicamente las siete notas musicales y sus cinco intervalos para poder componer todas y cada una de las infinitas sinfonías posibles. Se calcula que hace setecientos millones de años algunas células optaron por agruparse en comunidades multicelulares, dando origen a animales y plantas, pero estas nuevas asociaciones siguieron utilizando las mismas moléculas señal coordinadoras que usaban los organismos unicelulares. Sigue...

  • LA VIDA NECESITA COMUNICACIÓN

      En los animales multicelulares, cada célula individualmente sigue percibiendo lo que es capaz de captar su propia membrana celular de su entorno local, pero posiblemente no sepa lo que ocurre en entornos más alejados. Conforme los organismos se volvieron más complejos, hubo necesidad de repartirse las funciones, formando células especializadas encargadas del trabajo de examinar y organizar el flujo de señales del que depende la respuesta y el comportamiento subsiguiente.   Estas células se constituyen y organizan en una red nerviosa y en una central para el procesamiento de la información, que llamamos Sistema Nervioso Central, cuya función es coordinar el diálogo de señales con el organismo global, debiendo cada célula individual acatar las decisiones de la autoridad que procesa las señales del medio, es decir, el cerebro. Existen discrepancias importantes entre los estudiosos sobre los mecanismos que iniciaron y siguen impulsando este imparable proceso evolutivo hacia formas orgánicas cada vez más complejas, entre las que se encuentra la especie humana. Recordemos que pertenecemos a una de los 50 millones de especies que en la actualidad poblamos la tierra. Los estudiosos afirman que continuamente se descubren nuevas especies, se notifica la desaparición de otras y se sabe que en la actualidad están en peligro de extinción unas 16.000 especies más. Para la mayoría de científicos el “Instinto de Supervivencia” (Ver) y la “Interacción con el Medio Ambiente” (Ver), que se expresa en los individuos en la búsqueda de recursos para vivir, reproducirse y perpetuarse, son los elementos que condicionan la lucha por la vida y trasmiten por medio de la herencia genética. Según la microbióloga Lynn Margulis el verdadero motor que posibilitó la evolución de las especies es lo que ella llama la Simbiogénesis es decir la cooperación entre dos seres vivos distintos, que se benefician mutuamente en su lucha por la supervivencia, hasta fundirse en un solo ser más complejo y mejor adaptado. Sigue...

  • LA LUCHA POR SOBREVIVIR

     Cada ser vivo cuenta con una información genética heredada, que, si las circunstancias le son propicias, le permite crecer, llegar a ser adulto y transmitir a los descendientes su carga genética, perfeccionada en el proceso de interacción con el medio ambiente. Las especies especializadas, si viven largo tiempo en nichos ecológicos estables, van dilapidando paulatinamente su capacidad de adaptación a nuevos cambios ambientales y quedan prisioneras de su bagaje genético.  Todos los individuos de todas las especies seguimos tratando de sobrevivir y de multiplicarnos, sirviéndonos los unos de los otros, adaptándonos y superando las condiciones, que nos proporciona el medio ambiente y de hecho el planeta tierra está plagado hasta rebosar de seres vivos microscópicos y macroscópicos (entre estos últimos nosotros), que pugnamos a muerte por sobrevivir y perpetuarnos a costa de todo lo que nos rodea.  La supervivencia de cada individuo esta necesariamente ligada a la utilización, con o sin la destrucción de otros seres vivos. Es la lucha por la vida y para que unos vivan, otros deben colaborar  y, o, morir.  El pez grande habitualmente se ha comido al pez chico o lo ha utilizado para su beneficio, puesto que en esta lucha por la subsistencia y en la interacción con el medio ambiente siempre ha valido todo. El uso de la fuerza bruta, la unión y colaboración entre los más débiles, el empleo de la astucia y la inteligencia para todo tipo de estrategias, el camuflaje, la huida, el ataque, la resistencia, el uso de instrumentos, y siempre en un continuo aprendizaje para adaptarnos mejor al medio. El secreto de la supervivencia de cualquier especie ha dependido de la abundancia y de la estabilidad del medio, junto a una relativa ausencia de competencia por el mismo nicho ecológico, pues la experiencia confirma que dos especies próximas no pueden convivir en el mismo ecosistema y una de ellas acaba desplazando a la menos dotada. El instinto de supervivencia de la especie, continuamente perfeccionado por las experiencias positivas y el aprendizaje de la comunidad han sido y deberán seguir siendo el estímulo base para educarnos en la comida, en el descanso  y en las actividades que llevemos a cabo, siempre a favor del individuo y de la especie. La evolución de las especies parte de la lucha de los individuos por su supervivencia, estimulada por la necesidad de obtener del medio ambiente los recursos necesarios para su desarrollo, renovación y reproducción. Esa capacidad para interaccionar con el medio, obteniendo de él todos los recursos precisos para su supervivencia, ha sido y sigue siendo imprescindible para la perpetuación del individuo y de su especie. Sigue...

  • EL MOVIMIENTO VITAL DE LAS PROTEÍNAS

    Nuestro cuerpo dispone de más de cien mil tipos diferentes de proteínas y cada una de ellas se organiza en cadenas lineales compuestas por moléculas de aminoácidos Diccionario*. Estos aminoácidos, enlazados, forman eslabones flexibles o enlaces peptídicos Diccionario * que permiten a las proteínas moverse y adoptar gran cantidad de formas y funciones diferentes. Dos son los factores que determinan la forma concreta que adopta una proteína. El primero, conocido como patrón físico o esqueleto en forma de collar de cuentas, está  definido por la secuencia de los aminoácidos que conforman la proteína y el segundo, el más cambiante, depende de las cargas electromagnéticas, que presenten los aminoácidos en cada momento. Estos cambios de forma, que adoptan las proteínas generan movimientos, que sirven para realizar trabajos y funciones tales como la respiración, la digestión, la contracción muscular, etc. y cuando la señal cesa, la proteína vuelve a adoptar su conformación original extendida.  Las células aprovechan todos los movimientos que estas máquinas proteicas generan, bien para obtener energía, utilizable en funciones metabólicas, o bien para otros trabajos  específicos, como los arriba indicados. Conviene tener presente que estos continuos cambios de forma, que adoptan las proteínas ocurren miles de veces por segundo y constituyen, en realidad, el movimiento básico que impulsa la vida. Sigue...

  • PROTEÍNAS INTEGRALES DE MEMBRANA (P.I.M)

    Todas las células del organismo disponen de una membrana propia, en la que residen las Proteínas Integrales de Membrana (P.I.M), encargadas del transporte de los nutrientes y de los materiales de desecho a través de la misma. Estas proteínas únicamente permiten el paso de aquellas moléculas que son necesarias para el funcionamiento correcto del citoplasma Diccionario* e impiden que cualquier molécula deteriorada se introduzca en la célula. Por ello a las proteínas anormales o “aberrantes” se les añade una marca, indicadora de que las células de la limpieza deben destruirlas, entonces el esqueleto de las células anormales se descompone y sus aminoácidos quedan libres para ser recicladas en una nueva síntesis de proteínas. En las Proteínas Integrales de Membrana (P.I.M), reconocemos dos tipos funcionales, las proteínas receptoras y las proteínas efectoras. Las proteínas receptoras son, en realidad, los órganos sensoriales de la célula, cuya misión es captar (ver, oír, oler, palpar y gustar) lo que ocurre en el medio extracelular. Equivalen  a nuestros sentidos y funcionan como antenas moleculares, que sintonizan con las señales específicas emitidas desde el exterior, aunque algunas de estas proteínas se extienden por la superficie interna de la membrana y captan el ambiente del citoplasma. Las proteínas receptoras cambian de una conformación activa a otra inactiva, alterando sus cargas eléctricas, así cuando se unen a una señal del medio extracelular se produce un cambio en su carga eléctrica que modifica la forma de su esqueleto proteico y adopta su conformación activa. Sigue...

  • ¿CÓMO SE COMUNICAN LAS (P.I.M)?

    Las células utilizan una única proteína receptora para cada señal medioambiental que interpretan y estas señales pueden ser también campos de energía ondulatoria, como la luz y las frecuencias de radio, frente a las que vibran como diapasones, alterando su carga eléctrica y ocasionando un cambio morfológico. Por ello el comportamiento biológico de los organismos puede ser afectado por fuerzas reales pero invisibles, como los pensamientos, al igual que por moléculas físicas como los medicamentos. Frente al sistema de recepción de las señales externas, las células deben responder, mediante las proteínas efectoras de la manera más adecuada para mantener el equilibrio vital. Ambas proteínas receptoras y efectoras responden con un mecanismo de estímulo-respuesta y forman el complejo receptor-efector, que actúa a modo de un conmutador, convirtiendo las señales extracelulares en reacciones celulares específicas. Los organismos vivos reciben e interpretan las señales ambientales, que les permiten la supervivencia, que está directamente relacionada con la velocidad de dicha transferencia y sabemos que la velocidad de las señales electromagnéticas ronda los trescientos mil kilómetros por segundo, mientras que la velocidad de difusión de una sustancia química es inferior a un centímetro por segundo. Sigue...

  • LA SIMBIOSIS DINÁMICA

    Cada uno de nosotros estamos rodeados de millones de seres macroscópicos y microscópicos (virus, bacterias, hongos, etc.) que mantienen una pugna constante por su supervivencia y tratan de expandirse e invadirnos, pero están frenados por nuestras defensas que se lo impiden, manteniéndolos a raya, en una especie de simbiosis Diccionario* dinámica. Con frecuencia estos invasores se adaptan a vivir entre nosotros y nos hacen un gran favor, impidiendo que otros seres desconocidos y posiblemente más agresivos nos puedan colonizar, no obstante los riesgos siempre están presentes, viven con nosotros y nos invadirán en cuanto bajemos la guardia y tengan la menor oportunidad.  Las situaciones de desnutrición, falta de higiene, hacinamiento, cansancio, estrés, etc. nos disminuyen o agotan las defensas y facilitan cualquier ataque infeccioso.   Si en el mundo microscópico estamos rodeados de invasores más o menos oportunistas con los que sobrevivimos en simbiosis dinámica, en el mundo macroscópico nos sucede algo parecido. Diariamente para asegurar nuestra supervivencia estamos sirviéndonos de múltiples seres vivos, tanto vegetales como animales, que también luchan por su desarrollo individual  y el de su especie con todas las armas a su alcance, pero sucumben ante nuestra mayor capacidad de depredación. En esta lucha hemos llegado a un alto grado de desarrollo, solo para una cuarta parte de la humanidad, mediante unos procedimientos sofisticados, a veces demasiado agresivos y muy poco respetuosos con el medio ambiente del que seguimos dependiendo.Sigue...

  • GESTIÓN RAZONABLE DE RECURSOS

    Se constata que estamos caminando hacia nuestra propia autodestrucción por el derroche de unos recursos finitos y el agotamiento del medio ambiente, sin el cual resulta inviable nuestra subsistencia. Estudiosos del tema afirman que, si toda la humanidad viviente utilizase los recursos del planeta en la proporción que lo hacemos los privilegiados del primer mundo, necesitaríamos tres planetas como el actual. Se impone un análisis serio de la situación de la humanidad que se ha multiplicado por cinco en los últimos 110 años y sigue creciendo, junto con el hambre, la enfermedad y la muerte como consecuencia inmediata de la falta de recursos para todos. Las soluciones no pueden aplazarse, puesto que cada día el problema del exceso de población se incrementa exponencialmente. Actualmente ya contamos con 7.000 millones de seres humanos y los expertos en proyecciones demoscópicas calculan que para mediados de este siglo habremos superado los 10.000 millones. El crecimiento demográfico de nuestra especie está siendo exponencial, aumentamos cada 13 años unos mil millones de habitantes más y, mientras una cuarta parte vivimos por encima de las posibilidades que permite nuestro planeta, las tres cuartas partes restantes lo hacen por debajo de las condiciones mínimas para la supervivencia.Sigue...

  • LA ESPECIE HOMO SAPIENS

    Los seres humanos somos mamíferos, pertenecemos al orden de los primates, clasificados en la tribu de los “hominini”, en el género de los “homo” y en la especie “sapiens”. En síntesis, pertenecemos a la última de las especies del genero “homo”. Los antropólogos no acaban de ponerse de acuerdo, si fueron solo 5 o hasta 9 las distintas especies del genero “Homo” y por lo tanto seres inteligentes, que poblaron la tierra en los últimos dos millones de años. Ellos reconocen la existencia de varias especies distintas dentro del género “homo” entre las que destacan: H. Habilis, H. Erectus, H. Eidelbergensis, H. Neanderthalensis y H. Sapiens. Otros incluyen además H. Antecesor, H. Rhodesiensis, H. Georgicus, H. Pekinensis y la posibilidad de ir descubriendo nuevas especies en virtud de los programas de investigación actualmente en marcha.   Nuestra especie parece que surgió del continente africano hace al menos 250.000 años, convivió con otras especies “homo” como los Neandertales de cuya inteligencia y fortaleza física nadie duda, pero se extinguieron al igual que otras especies de homínidos por causas todavía no descubiertas. De ellos se sabe que eran inteligentes, capaces de planificar, diseñar y construir herramientas de gran precisión, que eran físicamente más fuertes que nosotros y que tenían una capacidad craneal igual o superior a la nuestra y sin embargo desaparecieron. Una de las causas pudo ser la competencia con nuestra propia especie o también los profundos cambios climáticos, acontecidos en los últimos 50.000 años, como la última glaciación, a la que no habrían podido adaptarse. Parece ser que nuestra especie homo sapiens pobló el continente africano, Eurasia y luego se expandió por América, a través del estrecho de Behring.Sigue...

  • LOS CAMBIOS DEL ENTORNO

    Las causas que motivaron la evolución del género homo hasta nuestra especie sapiens debemos buscarlas en primer lugar en la necesidad de superar las condiciones medioambientales adversas, derivadas de los cambios climáticos, que les obligaron a dejar la protección del bosque, superar el frio de las glaciaciones, sustituir en parte los alimentos vegetales por alimentos animales, ante el hecho de la desaparición de los bosques. Durante las glaciaciones la acumulación de hielo y nieve hizo que el agua de los mares se retirara y descendiera el nivel del mar unos 150 metros, quedando así muchas islas actuales convertidas en penínsulas, que pudieron ser fácilmente accesibles para los seres humanos. Las especies fundamentalmente herbívoras y vegetarianas empiezan a sufrir de inanición y deben sobrevivir adaptándose a consumir otros alimentos de origen animal, haciéndose omnívoras por una imperiosa necesidad de supervivencia (Ver). La estabilidad medioambiental no ha sido la norma en el planeta tierra, más al contrario la variabilidad climatológica ha propiciado cambios climáticos extraordinarios en los que los habitantes de la superficie terrestre han tenido que adaptarse continuadamente y cambiar la selva por la tundra, el bosque por la sabana, la tierra firme por el lago, los humedales por desiertos, etc. Se calcula que el uso controlado del fuego se pudo llegar a emplear desde hace 1,5 millones de años, pero no hay duda alguna de que los Neandertales de hace medio millón de años y los individuos de nuestra especie también lo utilizaron intencionadamente y dominaron su tecnología.Sigue...

  • TRAS LA ÚLTIMA GLACIACIÓN

    Hace unos 10.000 – 15.000 años con el final de la última glaciación y la consiguiente mejora de las condiciones climatológicas se modificaron progresivamente los métodos de obtención de alimentos, reduciéndose la actividad de la caza, mientras se desarrollaba la domesticación de los animales gregarios. De forma paralela se reduce la actividad recolectora libre y se van experimentando los inicios de la agricultura de leguminosas y cereales.  Estos cambios permitieron un rápido crecimiento demográfico, la formación de núcleos importantes de poblaciones, el contacto entre los diferentes pueblos y la expansión de las culturas más desarrolladas. Todo debido a la socialización del conocimiento, el desarrollo de las tecnologías y de la cultura general que disfrutamos en la actualidad. Únicamente las especies mejor dotadas y las más flexibles han podido sobrevivir a unos cambios tan extremos.Sigue...

  • DIFERENCIAS MONO / HOMBRE

    Para situarnos en el terreno evolutivo podemos  empezar a reconocer que, entre el  genoma  Diccionario* de los chimpancés comunes,  de los que nos separan al menos 6 millones de años  de evolución constante, y el genoma del hombre  actual hay una identidad del 98,8%. La habilidad del  “homo sapiens” para andar erguido, no necesitar vivir en los árboles, disponer de las manos solo para la manipulación y sobre todo el haber desarrollado la  pinza de precisión en comparación a la pinza de  presión de los chimpancés, parece que está  directamente relacionada con el desarrollo de la  capacidad craneal y con la maestría para la fabricación de instrumentos.    La capacidad craneal del antepasado común “hominini”, de las especies del género “homo” debió alcanzar los 400 c.c., semejante a la capacidad actual de los chimpancés, que no la han desarrollado más en los últimos dos millones de años, sin embargo el desarrollo evolutivo de los chimpancés parece que está llegando ya a los umbrales de la fabricación de herramientas sencillas con palos, piedras y otros instrumentos y está desplegando una cultura más progresiva, aunque debido a las limitaciones de los hábitats en los que les permitimos desenvolverse, es muy posible que no lleguen a culminar su proceso evolutivo. El peso del cerebro humano supone solo un 2% del peso corporal, pero consume el 20% de la energía total del organismo.Sigue...

  • EL DESARROLLO CRANEAL

    La mayoría de los científicos están de acuerdo en que nuestra especie ha multiplicado por cuatro su desarrollo cerebral, mediante unas estrategias peculiares, dignas de analizar y tener en cuenta. Con la fabricación y el uso de las primeras herramientas de piedra los representantes del genero “homo” hace más de 2 millones de años, incrementaron su capacidad craneal hasta los 600 c.c. y siguió la evolución y el desarrollo del cerebro paralelamente al de la cultura, incubada en el seno de las comunidades y transmitida por sus ancianos. El descubrimiento y control del fuego permitió un gran perfeccionamiento de la cultura y una toma de conciencia de nuestras limitaciones frente a las fuerzas incontrolables de la Naturaleza y de ahí la búsqueda de dioses responsables de lo bueno y de lo malo, que fuimos diseñando a nuestra imagen y semejanza.   Se ha demostrado que los Neandertales, al menos desde hace medio millón de años, ya cuidaban de sus enfermos y enterraban a sus muertos, al mismo tiempo que eran capaces de desarrollar técnicas muy sofisticadas para la fabricación de sus instrumentos de caza, en base a los materiales disponibles como pieles, piedra, hueso y madera. La mente del “homo sapiens” merced a la tecnología que ha desarrollado, ha sufrido una rapidísima adaptación cultural, pero debemos reconocer que su evolución biológica se ha quedado anclada en el pasado, de manera que en lo más profundo de nuestro ser seguimos comportándonos como los primates culturales que somos, apoyados en una gran encefalización y en el manejo de una tecnología desbordante.Sigue...

  • ¿INFLUYÓ LA DIETA EN EL DESARROLLO?

    Un cambio dietético con un incremento sustancial de proteínas Diccionario.* y grasas Diccionario* de origen animal supone modificar el aparato digestivo, cuyo intestino ya no necesitaba ser tan largo, ni tan lentas las digestiones. Por otro lado la especie “homo” debía agudizar el ingenio para poder fabricar elementos y herramientas con los que protegerse del frío, defenderse de las agresiones e inventar estrategias de caza y pesca, que le permitieran alimentarse y sobrevivir. Todo este proceso requiere a su vez cambios biológicos y culturales con cerebros de mayor tamaño, que dirijan unas manos mucho más hábiles, dotadas de su pinza de precisión, junto a un aprendizaje comunitario que perfeccione los sistemas y las estrategias para interactuar adecuadamente con el medio.   Cuando la dieta está concentrada y es de fácil asimilación, se requiere un aparato digestivo más reducido. Este proceso evolutivo se acelera con los simios y llega a su pleno desarrollo con nuestra especie, que es omnívora, cocina los alimentos y proporciona una rápida absorción de los nutrientes, por eso nuestro tubo digestivo se está haciendo más corto, mientras el tamaño del cerebro es cada vez mayor. El haber optado por convivir en grupos suprafamiliares ha sido esencial para aprender estrategias de defensa, para la obtención de alimentos, para poder destinar miembros y recursos del grupo en favor de la prole y de los mayores de edad, únicos depositarios y transmisores del saber. Esta circunstancia posiblemente pueda ser una de las principales estrategias que han permitido desarrollar la capacidad cerebral del humano, que pasa de los 400 c.c., hasta los 1.600 c.c. en los dos millones de años de la historia del género Homo. Hay autores que relacionan también el desarrollo craneal con el aumento en el consumo de los ácidos grasos omega 3, presentes en la grasa de los salmónidos, en la de algunos crustáceos, en el tuétano de los huesos y sesos, obtenidos de las carroñas de animales, abatidos por otros depredadores más fuertes. Lógicamente para poder acceder a estos alimentos sería necesario desarrollar estrategias para hacerse con el botín, junto con las capacidades y conocimientos precisos para la fabricación de instrumentos con los que defenderse, ahuyentar a los competidores y romper los huesos de las carroñas. Sigue...

  • EL DESARROLLO NEURONAL

    Según los expertos el tamaño del cerebro de nuestros adultos corresponde a la evolución normal del cerebro de nuestros recién nacidos, al igual que ocurre con el de otros simios. El “homo sapiens” aunque ya nace con un cerebro que duplica ampliamente el tamaño de los bebés chimpancés y dispone de unos 100.000 millones de neuronas, sin embargo necesita todavía mucho más tiempo para culminar el desarrollo de las sinapsis Diccionario* o conexiones entre las neuronas de la masa cerebral.   Este desarrollo encefálico está limitado por la viabilidad del niño y de la madre en el proceso del parto e impone la necesidad de ampliar los tiempos destinados a la lactancia y a prolongar la infancia, la niñez y la adolescencia el tiempo suficiente para culminar el desarrollo cerebral pleno que actualmente disfruta nuestra especie.  El cerebro humano fue incrementándose en el seno materno hasta alcanzar su límite de crecimiento, marcado por las dimensiones del canal del parto. Entonces  se debió producir un cambio cultural y genético importante para poder continuar el desarrollo cerebral fuera del vientre materno. Así las conexiones neuronales, que ocupan buena parte del volumen craneal, se desarrollan fundamentalmente en los periodos de la lactancia, infancia y niñez, siguiendo un proceso evolutivo constante durante toda la vida del individuo, hasta llegar a los 100 billones de conexiones. Sigue...

  • ¿CÓMO CRECE EL CEREBRO HUMANO?

    El peso del cerebro humano crece en el seno materno, durante la gestación, superando en los recién nacidos los 200 gramos. A lo largo de los 5 primeros años de vida llega a conseguir desarrollos próximos a los 1.200 gramos, un incremento de la masa cerebral extraordinariamente elevado, que se irá ralentizando en los años de la infancia y de la pubertad, hasta alcanzar a los 20 - 30 años su máximo desarrollo, por encima de los 1.400 gramos. A partir de esa edad se puede producir una leve y lenta disminución en el peso cerebral, que en condiciones normales no debe llegar a ser inferior a los 1.300 gramos al final de la vida.   El cerebro no envejece inexorablemente como otras partes de nuestro cuerpo, lo hace parcialmente y en función del uso y de la estimulación a la que le sometamos durante los procesos vitales. Según el entrenamiento al que le expongamos, el cerebro puede recuperar muchas de las funciones primitivas o también perderlas definitivamente en relación a los modelos de vida en que perseveremos. Es muy esperanzador, a la vez que muy comprometido, saber que el desarrollo de las sinapsis Diccionario* neuronales y por lo tanto de la capacidad mental, esta dependiendo de la estimulación (Ver) que se reciba a lo largo del proceso de aprendizaje, de manera que, si este falla, se trunca el posible desarrollo de la inteligencia de los individuos. Las conexiones neuronales o sinapsis se desarrollan biológicamente sobre la marcha para cuando se necesitan y permanecen el tiempo suficiente para que puedan ser reutilizadas, reforzándose de nuevo si se vuelven a activar o, en caso contrario desapareciendo poco a poco sin dejar rastro. Una vez más se constata el hecho de que “lo que no se usa se pierde y lo que no se estimula se atrofia”. Todo este proceso no hubiera sido factible, si el “homo sapiens” no hubiera vivido en comunidades familiares, capaces de garantizar a todos sus componentes las condiciones de vida y la cobertura de los recursos necesarios para su pleno desarrollo, incluido el respeto y la veneración a los mayores de quienes aprendían las habilidades y las estrategias imprescindibles para la supervivencia. Sigue...

  • INTERACCIÓN CON EL ENTORNO

    Analizando la evolución de los homínidos y limitándonos a los descubrimientos más recientes se llega a la conclusión de que la especie humana a la que pertenecemos, es la única especie del género Homo, que ha sobrevivido frente a la adversidad medioambiental, merced a sus múltiples capacidades de adaptación, unas heredadas y otras adquiridas. Hemos heredado de los ancestros el ser “omnívoros”, que frente a ser exclusivamente herbívoros o carnívoros tiene una ventaja importante para la supervivencia al poder diversificar los recursos alimentarios y asimilar las proteínas, tanto de fuentes vegetales (hojas, brotes, algas, bayas, frutos, etc.) como de fuentes animales (insectos, moluscos, huevos, aves, peces, reptiles, carroña, etc.)  En los primates se ha producido una reducción del sistema digestivo en beneficio del aumento del cerebro para el desarrollo de las funciones mentales y sociales. A lo largo de los años el ser humano ha logrado mejorar su interacción (Ver) con el medio ambiente, defendiéndose de las condiciones climatológicas extremas, mitigando sus efectos y reconduciendo parcialmente su potencial hasta ponerlo al servicio de su propio desarrollo.   Estos extraordinarios resultados se han obtenido a base de trabajar en equipo, compartir y aprender de las experiencias positivas y negativas observadas en la vida comunitaria. No cabe duda de la capacidad de nuestra especie para adaptarse a cualquier zona terrestre, a superar las glaciaciones con todos los cambios e inclemencias climáticas, a sobreponerse a las variaciones y restricciones alimentarias, a vencer las agresiones de los grandes depredadores, a prevalecer frente a todo tipo de intoxicaciones, infecciones, además de sequías, hambrunas, pestes, guerras y cualquier otra suerte de calamidades. Las condiciones externas del medio que nos rodea han sufrido una profunda modificación, pero nuestra dependencia de él sigue siendo idéntica a la de nuestros antepasados del periodo Paleolítico. Es decir nuestro bienestar también radica actualmente en la Alimentación (Ver), en el Descanso (Ver), en la Actividad (Ver) física y psíquica que desarrollamos y en la Motivación (Ver) con la que enfrentamos los retos de la vida. Sigue...

  • REFLEXIONES PRÁCTICAS

    Si el volumen de la masa encefálica no ha variado, la verticalidad de la frente tampoco ha sufrido cambios importantes y en general tenemos las mismas capacidades que los individuos del Paleolítico, ¿por qué no hemos desarrollado nuestras potencialidades hasta hace relativamente pocos años? La respuesta sería la misma que pudiera explicar la coexistencia temporal de las tribus primitivas todavía presentes en las orillas del rio amazonas, con los grandes investigadores y técnicos que actualmente están desarrollando los avances espaciales.   La razón es que todas las innovaciones y descubrimientos se llevan a cabo solamente en ambientes propicios. Las experiencias, las tecnologías y las culturas en general necesitan asentarse, acumularse, enriquecerse y potenciarse para que puedan dar sus frutos, pero si la cadena del proceso se rompe, quedan truncadas las posibilidades del avance científico.  Esta reflexión también sería válida para explicar los retrocesos del saber humano tras las destrucciones de las culturas egipcias, griegas, romanas, árabes y los más recientes desastres llevados a cabo por los “fundamentalismos” imperantes en los últimos 1.000 años de nuestra era. Los seres humanos formamos parte de una especie eminentemente social, que necesita para su desarrollo la colaboración directa o indirecta de los demás. Sin un ambiente adecuado no es posible la creatividad ni el desarrollo de la inteligencia. ¿Qué influencia hubiese tenido el gran Albert Einstein, si hubiese nacido en el Paleolítico Inferior? Así mismo estamos desaprovechando cantidad de cerebros del tercer mundo por no facilitarles el acceso a una formación y desarrollo modernos. Ninguna de las mentes privilegiadas, humanistas, genios, inventores, músicos, artistas, científicos, etc., que han marcado nuestro progreso, hubieran podido salir del anonimato si sus circunstancias socioculturales no les hubieran sido propicias. Analizando nuestra historia en los últimos tres mil años podemos descubrir vaivenes con extraordinarios avances y dramáticos retrocesos, tanto en el entorno humanístico como en el científico, cuando las sinrazones del poder y del fundamentalismo han dominado los ambientes socioculturales.   La ciencia no se debe basar en dogmatismos ni en verdades absolutas, únicamente debe utilizar el “método científico” como herramienta para tratar de probar las hipótesis de trabajo, que se le planteen. Hoy podemos optar por las soluciones mejores y obtener la Salud (Ver) o bienestar  físico, mental y social, al que la humanidad sigue aspirando.

mira y escucha

recetas dy

¿Cuál es mi peso ideal?

donde puedes encontrar enlaces, videos y tutoriales que despejarán tus dudas sobre salud.

ENSALADILLA DE ENDIBIAS

Dyética presenta a sus socios más de 1.000 PLATOS EQUILIBRADOS en sus RECETARIOS que podrán PERSONALIZAR a su conveniencia.

El entusiasmo es el gran recurso que tenemos a nuestra disposición, el que nos proporciona la energía, la fuerza, el dinamismo que nos impulsa a ir más allá, que nos proyecta hacia lo más elevado de nosotros mismos, hacia lo que realmente tiene valor.

Todos necesitamos tener confianza en nuestro potencial creativo y el entusiasmo es la cualidad que nos da fuerza, cuando somos capaces de creer en nosotros mismos y nos atrevernos a ir más allá de lo que creíamos que eran nuestros límites.

El verdadero entusiasmo se manifiesta tanto en los momentos favorables como frente a las dificultades, porque su base está en creer en nosotros mismos, en lo que deseamos y  en lo que hacemos, para ello es necesario tener un objetivo, una meta y una misión, que llevar a cabo en la vida.

La confianza que vayamos ganando en nosotros mismos hay que extrapolarla a los demás y debe basarse en la sinceridad y en los valores éticos, sin los cuales no puede alcanzarse un verdadero éxito.

Todos tenemos unos objetivos capitales en la vida, un proyecto que debemos descubrir, cultivar y conseguir, pero para perseverar y mantener activos nuestros sueños debemos atender el impulso interior, que nos hace seguir adelante en los momentos difíciles y nos da fuerzas, cuando nos invade el temor, la desidia o el conformismo.

Para que un determinado proyecto siga adelante necesita ir aportando satisfacciones, que de alguna forma vayan recompensando los esfuerzos requeridos para la puesta en marcha y sobre todo para su continuidad.

Con demasiada frecuencia nos olvidamos de valorar los resultados positivos que vamos obteniendo y nos fijamos en demasía en los esfuerzos que nos cuesta llevarlos a cabo. De igual manera es conveniente reconocer que el aplauso de los demás es una de las recompensas, que nos ayuda a mantener la continuidad del esfuerzo y muchas veces no lo valoramos adecuadamente.

Cuando un trabajo que te supone una dedicación intensa, te proporciona el placer de comprobar su aceptación por parte de los demás, que valoran su utilidad o su coherencia, produce una satisfacción personal e incrementa la confianza en tus capacidades, favoreciendo la continuidad del trabajo iniciado.

La emoción y el placer de saberse aceptado es un ingrediente básico para progresar en los programas que realizamos, sin ellos nuestro cerebro va perdiendo motivación y sin ella disminuye la atención y la dedicación, situándonos en una disyuntiva en la que van predominando los aspectos negativos que acaban por abortar el proyecto inicial.

Frente a la tendencia a dejarse llevar por la desgana, por la desidia y rendirse cuando las cosas no salen como desearíamos, hay que reaccionar y salir al encuentro de las dificultades para afrontarlas, con el mismo entusiasmo que actuamos frente al éxito.

Hasta los mejores competidores en cualquier faceta de la vida pierden en alguna ocasión, a pesar de lo cual siguen adelante y esto es lo que diferencia al que fracasa del que triunfa realmente.

Muchas veces darse por vencido es lo más sencillo y hasta puede suponer un consuelo ante la derrota, pero sobreponerse a la desilusión y al desaliento, exige valor, arrestos y confianza en las propias capacidades. Dicen que en lo más hondo del precipicio están los recursos para salir y volver a intentarlo, porque la vida es esfuerzo, voluntad y riesgo.

Como en los restaurantes frente a la carta de platos, cuando elegimos uno de ellos, rechazamos indirectamente los demás, así al elegir un proyecto desechamos otros y si poco a poco nos vamos apartando del camino elegido, que nos conducía a realizar nuestros sueños, cada vez será mucho más difícil alcanzarlo, pues cuanto más nos alejamos, más difícil será para nosotros parar y encontrar el valor para desandar lo andado.

Poco a poco iremos progresando en madurez ante la vida, que está relacionada con el autoconocimiento y, gracias a ella, vamos dejando de culpabilizar de los problemas que nos acontecen, a las circunstancias que tienen poca o ninguna culpa de ellos.

Es fácil ver en los demás defectos que sólo son un reflejo de los nuestros y tenemos tendencia a buscar fuera de nosotros la solución a los problemas que nos abruman.

A veces es cierto que personas o circunstancias ajenas a nosotros, pueden colaborar positiva o negativamente a que las cosas no salgan como lo habíamos previsto, pero no debemos olvidar que la mayor responsabilidad sobre lo que nos ocurre en la vida recae en nuestras acciones u omisiones.

Las dificultades, la pereza, la insatisfacción, los problemas económicos o profesionales, los conflictos de relación con las personas que tratamos a diario, etc., nos pueden estar indicando la necesidad de replantearnos nuestro propio camino, permitirnos efectuar un buen análisis y decidir, hasta cuando estamos dispuestos a soportarlo o si debemos tratar de cambiarlo.

Enlaces de interés