FacebookTwitterYoutubeInstagramGoogle_plus

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

La salud no debe pre-ocuparnos...

pero hay que saber gestionarla. Tu cuerpo se resiente si lo alimentas mal, si no lo estimulas, si no le facilitas el descanso necesario y la motivación para vivir en positivo. Respétalo y practica el autocuidado.

¿Sabemos alimentarnos?

La ciencia ya conoce las cantidades y proporciones de la dieta humana ideal, pero nuestras comidas siguen provocando obesidad, inanición, diabetes, hipertensión, ansiedad, depresión, cáncer, etc. ¿Quieres revisar tus criterios?

Descansar no es perder el tiempo, es una buena forma de aprovecharlo para .....

restablecer el equilibrio físico/psíquico alterado. La actividad y el descanso marcan el ritmo vital de la salud. El cansancio precisa tregua y el deterioro restauración. Dyética te puede proporcionar técnicas sencillas y sorprendentes.

Sanos y fuertes

El organismo vigoroso supera mejor que el débil los entornos inestables, pero la vitalidad precisa nutrición, estímulos y una fuerte motivación para afrontar los retos del día a día. ¿Quieres diseñar tu plan de actividad?

Stop a la DIABETES

La mayoría de los diabéticos tipo 2 pueden curarse, si aprenden a comer con equilibrio, a relajarse, a mantenerse activos y a motivarse positivamente. La Escuela de Salud Dyética te explica cómo normalizar tu glucemia.

Stop a la HIPERTENSIÓN

Los HIPERTENSOS, en su mayoría, pueden normalizar sus cifras, si aprenden a comer, a relajarse, a mantenerse activos y a motivarse positivamente. La Escuela de Salud Dyética te proporciona las claves.

Stop a la OBESIDAD

Los OBESOS pueden controlar su peso a voluntad, si aprenden a comer, a relajarse, a mantenerse activos y a motivarse positivamente. La Escuela de Salud Dyética te facilita soluciones definitivas.

Stop a la DEPENDENCIA

¿Quieres ser libre e independiente? GESTIONA TU SALUD, como el principal negocio de tu vida. Dyética te ayudará a conseguirlo, enseñándote a comer, a relajarte, a mantenerte activo y a motivarte positivamente.

Mejora tu Salud en solo 10 días

Sigue con fidelidad nuestras pautas en Alimentación, Descanso, Actividad y Motivación durante 10 días consecutivos y te sorprenderán los beneficios en Salud. Nota: Si estas medicándote, deberás vigilar/adaptar tus dosis.

Hazte socio de DYÉTICA para …

-Disfrutar de tu Salud por medios naturales.
-Prevenir y curar las enfermedades crónicas.
-Alimentaros correctamente tú y tus allegados.
-Aprender a relajarte, descansar y rehabilitarte.
-Mantener una actividad física y mental saludable.
-Motivarte frente al estrés, ansiedad y depresión.
-Ahorrar en medicaciones y otros tratamientos.

Descubre
nuestros servicios
COMPENSA2
PERFIL DIETÉTICO  
MENÚ 24 HORAS
EQUILIBRADOR
EQUILIBRADOR_PLUS
RECETARIO GENERAL
DIETAS PERSONALIZADAS
Chequea
tus características físicas con los servicios de ANTROPOMETRÍA y NECESIDADES CALÓRICAS, en función de: tu edad, talla, complexión y actividad física. Consulta nuestra tabla de VALORES NUTRICIONALES.
Infórmate
de las NOVEDADES CIENTÍFICAS, sobre los TEMAS DE SALUD más candentes, que son actualizados periódicamente por el equipo médico de Dyética en la sección SALUD AL DÍA.
¿Asociarme?
Esta Escuela de Salud solo se financia con nuestras aportaciones. Tú también puedes ser socio y disfrutar de todos los servicios. Si te interesa,PULSA AQUÍ

El reto de Dyética

EL reto Dyética

"EL RETO DE DYÉTICA" (P.V.P. 20 euros) Distribuidor: LIBRERÍA EL PUERTO, Av. Camp de Morvedre, 151 (46.520) Puerto de Sagunto (Valencia) Tfno. 96 267 34 72

Este libro ofrece soluciones eficaces, naturales y sencillas para controlar las reservas de grasa y poder superar problemas de salud, como la obesidad, la hipertensión, la diabetes, etc.

mira y escucha

recetas dy

¿Cuál es mi peso ideal?

donde puedes encontrar enlaces, videos y tutoriales que despejarán tus dudas sobre salud.

MACARRONES CON ATUN

Dyética presenta a sus socios más de 1.000 PLATOS EQUILIBRADOS en sus RECETARIOS que podrán PERSONALIZAR a su conveniencia.

El entusiasmo es el gran recurso que tenemos a nuestra disposición, el que nos proporciona la energía, la fuerza, el dinamismo que nos impulsa a ir más allá, que nos proyecta hacia lo más elevado de nosotros mismos, hacia lo que realmente tiene valor.

Todos necesitamos tener confianza en nuestro potencial creativo y el entusiasmo es la cualidad que nos da fuerza, cuando somos capaces de creer en nosotros mismos y nos atrevernos a ir más allá de lo que creíamos que eran nuestros límites.

El verdadero entusiasmo se manifiesta tanto en los momentos favorables como frente a las dificultades, porque su base está en creer en nosotros mismos, en lo que deseamos y  en lo que hacemos, para ello es necesario tener un objetivo, una meta y una misión, que llevar a cabo en la vida.

La confianza que vayamos ganando en nosotros mismos hay que extrapolarla a los demás y debe basarse en la sinceridad y en los valores éticos, sin los cuales no puede alcanzarse un verdadero éxito.

Todos tenemos unos objetivos capitales en la vida, un proyecto que debemos descubrir, cultivar y conseguir, pero para perseverar y mantener activos nuestros sueños debemos atender el impulso interior, que nos hace seguir adelante en los momentos difíciles y nos da fuerzas, cuando nos invade el temor, la desidia o el conformismo.

Para que un determinado proyecto siga adelante necesita ir aportando satisfacciones, que de alguna forma vayan recompensando los esfuerzos requeridos para la puesta en marcha y sobre todo para su continuidad.

Con demasiada frecuencia nos olvidamos de valorar los resultados positivos que vamos obteniendo y nos fijamos en demasía en los esfuerzos que nos cuesta llevarlos a cabo. De igual manera es conveniente reconocer que el aplauso de los demás es una de las recompensas, que nos ayuda a mantener la continuidad del esfuerzo y muchas veces no lo valoramos adecuadamente.

Cuando un trabajo que te supone una dedicación intensa, te proporciona el placer de comprobar su aceptación por parte de los demás, que valoran su utilidad o su coherencia, produce una satisfacción personal e incrementa la confianza en tus capacidades, favoreciendo la continuidad del trabajo iniciado.

La emoción y el placer de saberse aceptado es un ingrediente básico para progresar en los programas que realizamos, sin ellos nuestro cerebro va perdiendo motivación y sin ella disminuye la atención y la dedicación, situándonos en una disyuntiva en la que van predominando los aspectos negativos que acaban por abortar el proyecto inicial.

Frente a la tendencia a dejarse llevar por la desgana, por la desidia y rendirse cuando las cosas no salen como desearíamos, hay que reaccionar y salir al encuentro de las dificultades para afrontarlas, con el mismo entusiasmo que actuamos frente al éxito.

Hasta los mejores competidores en cualquier faceta de la vida pierden en alguna ocasión, a pesar de lo cual siguen adelante y esto es lo que diferencia al que fracasa del que triunfa realmente.

Muchas veces darse por vencido es lo más sencillo y hasta puede suponer un consuelo ante la derrota, pero sobreponerse a la desilusión y al desaliento, exige valor, arrestos y confianza en las propias capacidades. Dicen que en lo más hondo del precipicio están los recursos para salir y volver a intentarlo, porque la vida es esfuerzo, voluntad y riesgo.

Como en los restaurantes frente a la carta de platos, cuando elegimos uno de ellos, rechazamos indirectamente los demás, así al elegir un proyecto desechamos otros y si poco a poco nos vamos apartando del camino elegido, que nos conducía a realizar nuestros sueños, cada vez será mucho más difícil alcanzarlo, pues cuanto más nos alejamos, más difícil será para nosotros parar y encontrar el valor para desandar lo andado.

Poco a poco iremos progresando en madurez ante la vida, que está relacionada con el autoconocimiento y, gracias a ella, vamos dejando de culpabilizar de los problemas que nos acontecen, a las circunstancias que tienen poca o ninguna culpa de ellos.

Es fácil ver en los demás defectos que sólo son un reflejo de los nuestros y tenemos tendencia a buscar fuera de nosotros la solución a los problemas que nos abruman.

A veces es cierto que personas o circunstancias ajenas a nosotros, pueden colaborar positiva o negativamente a que las cosas no salgan como lo habíamos previsto, pero no debemos olvidar que la mayor responsabilidad sobre lo que nos ocurre en la vida recae en nuestras acciones u omisiones.

Las dificultades, la pereza, la insatisfacción, los problemas económicos o profesionales, los conflictos de relación con las personas que tratamos a diario, etc., nos pueden estar indicando la necesidad de replantearnos nuestro propio camino, permitirnos efectuar un buen análisis y decidir, hasta cuando estamos dispuestos a soportarlo o si debemos tratar de cambiarlo.

Enlaces de interés